Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 2 5 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a las mismas. UN UNO DE MAYO TESTIMONIAL O tienen ustedes la sensación de que el movimiento sindical está descafeinándose a pasos agigantados? La simple contemplación de las imágenes que ofrecían anoche los informativos de televisión sobre la festividad del Primero de Mayo hacen pensar que la fortaleza y la capacidad de influencia en las decisiones políticas de las centrales sindicales ya no son lo que eran. Si esa pasividad viniera impuesta por el pleno empleo, la estaLUIS IGNACIO bilidad en el PARADA puesto de trabajo, el alto nivel de vida de los trabajadores, la conformidad con el sistema de pensiones y el entendimiento de los líderes sindicales con los gobiernos habría que dar la bienvenida a la paz social. Pero hay que suponer que ésas no son las auténticas razones. Los sindicatos mayoritarios Comisiones Obreras y Unión General de Trabajadores celebraron ayer conjuntamente 57 manifestaciones en toda España. Esta unidad es infrecuente. Como lo es la escasa asistencia de manifestantes. Incluso es blando el lema: Más empleo estable, mejor protección social. Puede que ocurra, por un lado, que los trabajadores jóvenes, presionados por la precariedad de sus contratos, no se sientan integrados en un sistema sindical excesivamente burocratizado. Y puede, por otro, que los que rozan la edad de jubilación anticipada, que ahora apenas supera los cincuenta años en algunos sectores, dependan más de sus negociaciones individuales con los directivos de sus empresas que del apoyo colectivo de los sindicatos. Si a ello se une que el moderno sindicalismo ha abandonado felizmente la reivindicación permanente para sustituirla por la negociación puntual y que, lamentablemente, sus líderes, cómodamente asentados en los privilegios que disfrutan, han dejado de ser agitadores sociales para convertirse en sumisos funcionarios políticos al mando de una especie de servicio de estudios, veremos que el sindicalismo del siglo XXI está convirtiéndose en testimonial y amenaza con desembocar en decorativo. Sin Francia no hay Europa El Congreso de los Diputados ha ratificado, por amplísima mayoría, el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa. Como ya demostró el referéndum, parece que los españoles tenemos claro que el futuro de la Unión pasa por la aprobación del texto constitucional. Sin embargo, nuestros vecinos del norte, que en el fondo son los padres de todo este movimiento europeizante, no están tan seguros. En las encuestas de opinión, la opción del no avanza con la misma rapidez con que nuestro presidente del Gobierno se apresuró a convocar nuestro referéndum... Si Francia no aprueba el texto, ¿de qué nos habrá servido nuestro esfuerzo- -político y económico- ¿seguirá adelante Europa sin el país galo? y, sobre todo, ¿eran realmente necesarias tantas prisas? Juan Luis Lara Vila. Sevilla. Agua e insolidaridad Se veía venir, y está a punto de llegar. Según anuncia el Servicio Nacional de Meteorología, se espera la mayor sequía de los últimos sesenta años y nos encontramos en una situación en la que nadie sabe cómo se va a solucionar este problema. En pleno siglo XXI y en un país que, se supone, social y democrático, tenemos una España en la que la mitad sur no tiene suficiente agua para cubrir sus necesidades, mientras la mitad norte prefiere verter sus sobras de agua al mar antes de ceder una sola gota de agua palabras de Maragall, al resto de la nación. ¿En qué nación vivimos? ¿Dónde está registrada la escritura de propiedad de los ríos, a favor de ciertas Comunidades Autónomas? Yo, pobre ignorante, creía que los recursos de un país eran para disfrutarlos solidariamente todos sus ciudadanos, y que en un país democrático no había ciudadanos de primera y otros de segunda categoría, pero está claro que no es así. El agua sobrante, al mar, y el resto de los españoles (Andalucía, Murcia, Castilla- La Mancha, Valencia, etcétera) que se las apañen como puedan. Yo no he visto, desde la instauración de la democracia, que en un año se organice mayor desastre a nivel nacional, y todo por mantener unos votos en el Congreso, que cada día le están exigiendo nuevas condiciones y que llegará un momento en el que va a ser insoportable, y entonces o revienta el Gobierno o reventaremos el resto de los españoles. Jesús Miquel. Algemesí (Valencia) ¿N Y, como español y contribuyente, tengo derecho a disponer de un buen aeropuerto en la capital de España para poder disfrutar de la hermosa España, y de la conservación del Museo del Prado, que es la primera pinacoteca de del mundo. Puigcercós, por favor, piense en sus comentarios, y lo mismo les recomendaría a otros políticos que sólo conocen este país pues pueden molestar a personas catalanas, que nos consideramos en primer lugar españoles, y hemos llorado por la bandera española. Francisco Xavier Mitjavila. Madrid. Derechos inexistentes El debate parlamentario sobre la adopción de niños y niñas por parejas homosexuales se plantea en estos días como la superación de una desigualdad en materia de derechos civiles. Entre otras novedades de esta futura ley, hay que destacar ésta. Nunca antes los hijos se habían concebido como un derecho de los padres, ni existía en el Código Civil un derecho a la adopción Los hijos no son nunca un objeto de los derechos de los padres. Frente a los hijos, los padres han de tener fundamentalmente obligaciones, establecidas por las leyes en protección de quienes se encuentran especialmente necesitados de ella. Extraña igualdad en derechos que nos retrotrae a épocas muy antiguas en que el paterfamilias romano gobernaba su prole con auténticos derechos sobre sus hijos. Conviene volver los ojos a la madre naturaleza, donde todos los hijos tienen padre y madre, hombre y mujer, insustituibles incluso por un raudal de buena voluntad de dos hombres o dos mujeres. No fabriquemos huérfanos de padre o madre para crear derechos que nunca existieron. Manuel Vélez Fraga. Madrid. Tarjetas denegadas Durante más de veinte años, a todos los veterinarios que hemos trabajado en la plaza de toros de Las Ventas, con nombramiento oficial de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento nos facilitaba una tarjeta para aparcar en la proximidad de la plaza. Dicha cuestión está justificada por desarrollar nuestro trabajo a lo largo del día, ya que nuestras funciones se realizan antes de la corrida (desembarque, pesaje y reconocimiento de los toros; reconocimiento de los caballos de picar... durante la lidia (asesoramiento a la presidencia) y al finalizar ésta (reconocimiento de las carnes, toma de muestras para el laboratorio, tramitación de desplazamiento de toros sobreros no lidiados... Durante la Feria de San Isidro el trabajo se multiplica y muchas veces coincidimos los cuatro equipos de veterinarios actuando en una misma jornada. Para complicar más las cosas, hace unos años apareció la enfermedad de las vacas locas que nos obligó a extremar los controles sanitarios, tanto desde el punto de vista ganadero como de salud pública. Y para complicarlas más, este año surge el problema de la lengua azul cuyas medidas de control requieren procedimientos muy complejos. El año pasado observamos con sorpresa la negativa del Ayuntamiento a facilitarnos las tarjetas de aparcamiento, argumentando como motivo la falta de sitio. Finalmente nos asignaron tres tarjetas, lo cual no solucionó el problema. Nuestro asombro fue grande al observar que muchas tarjetas habían sido asignadas a personas del público sin función alguna en el espectáculo. Dicha circunstancia se vuelve a repetir este año, como se repite la negativa a recibirnos, por parte de los responsables municipales, para poderles exponer nuestros argumentos. Esperamos que el hombre de confianza de un alcalde del siglo XXI se guíe por criterios objetivos y no caiga en otorgar privilegios, propios del caciquismo decimonónico. Rectificar es de sabios; todavía está a tiempo señor Conde. José Manuel Durán y el resto del Equipo Veterinario Oficial de la Plaza de toros de las Ventas. Madrid. Español y catalán Tengo 74 años, soy español, (catalán) y quiero muchísimo a mi querida España, que es lo más bonito del mundo. Por lo que se refiere a Juan Puigcercós, de ERC, cuando manifiesta que el resto de España chupa del bote, si él está libre de pecado que tire la primera piedra. Para hacer memoria, me permito recordarle todos los problemas que tiene Cataluña con la administración de los fondos públicos. AVISO A LOS LECTORES Como ya se ha anunciado, con motivo de las festividades del Primero de Mayo y de la Comunidad de Madrid, la promoción de las copas de Bohemia se reanudará el próximo miércoles.