Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Deportes BALONMANO PARTIDO DE IDA DE LA FINAL DE LA LIGA DE CAMPEONES DOMINGO 1 5 2005 ABC IKER ROMERO, IMPARABLE ZUPO EQUISOAIN Entrenador del Portland Í Dujshebaev dispara a puerta ante la oposición de dos defensores barcelonistas, el más cercano Iker Romero EFE El Barça sale vivo de Ciudad Real y solo tendrá que remontar un gol Iker Romero (9 tantos) salva a los azulgrana cuando peor lo tenían CIUDAD REAL BARCELONA 28 27 únicamente en ataque. Y el resultado no pudo ser más eficaz, porque su equipo pasó del preocupante 17- 12 (máxima renta alcarreña) a un 23- 23 (m. 48) y a un 23- 24 tres minutos después. Los instantes finales se convirtieron en un correcalles, en el que el Ciudad Real sacó provecho de las inferioridades con las que se castigó al Barcelona. nadie sabe aún qué camiseta vestirá la temporada próxima, ya que se lo disputan ambos equipos. Con Zaky sobre él, Romero perdió su efectividad en los tres lanzamientos que realizó. Hasta ese momento el Barcelona había controlado el juego del Ciudad Real. Dio contundencia a su defensa, por lo que jugó prácticamente al límite de la legalidad. Maniató a los lanzadores locales- -Dzomba, Stefansson y Entrerríos acabaron con unas estadísticas lamentables- pero lo pagó muy caro con las nueve exclusiones que padeció y que fueron las que le dieron un poco de vida a los de Juan de Dios. El Ciudad Real optó por un 6- 0 defensivo inicial, que anuló totalmente a Sterbic en la línea de seis metros- -jugó su primer balón a los 28 minutos, Ciudad Real Hombrados, Dzomba (3, 2 p) Stefansson (3, 1 p) Pajovic, Dinart, A. Entrerríos (4) Zaki (5, 4 p) -equipo inicial- Kallman (4) M. Ortega (3) Dujshebaev (1) Uríos (3) y Jakobsen (2) Barcelona Peric, O Callagham (2) Fernández (3) Skrbic (2) Romero (9) Nagy (2) Hernández- equipo inicial- Barrufet (ps) Xepkin, Tomás (3, 2 p) Puig (1) Jeppesen (4) Zvicej (1) y Dominovik. Marcador cada cinco minutos 2- 2, 5- 5, 6- 7, 8- 9, 13- 10, 14- 11 (descanso) 17- 13, 19- 16, 20- 19, 23- 22, 25- 25 y 28- 27. ker Romero fue decisivo para el Barcelona en los últimos metros. Realmente es complicado frenar a un jugador capaz de hacerte tres goles en apoyo desde diez metros y que muchas veces se vale de su gran inteligencia para aprovechar la defensa abierta que planteada por el Ciudad Real en ese momento. Espar, que aprendió mucho de la lección que le dieron el martes, ha rotado mucho a sus hombres, ha formado un dúo impenetrable con Jeppesen y Jerome Fernández y ha cerrado mucho su defensa, con lo que no ha dejado maniobrar a los lanzadores del Ciudad Real. Me sorprende que a un jugador de la talla de Dzomba no le haya llegado ningún balón. Casi no ha habido transición entre defensa y ataque y se han marcado demasiado los tiempos, sin un juego continuo, rápido y capaz de desequilibrar al rival. También me ha sorprendido la tranquilidad de Juan de Dios en el banquillo. No esperaba esta actitud cuando el partido no iba como esperaba. Sus cambios defensivos de 6- 0 a 5- 1 no han tenido efectos prácticos. El ataque no ha funcionado y la efectividad de Hombrados ha sido baja en la segunda mitad. En el debe del Ciudad Real también hay que apuntar que no ha sabido aprovechar las múltiples superioridades que ha tenido. Demasiados desajustes. El resultado no aclara lo que puede suceder en el partido de vuelta. La eliminatoria y el título se resolverán en los últimos cinco minutos. Problemas en ataque para los locales Romero había marcado siete de los once goles de su equipo hasta ese momento, sin que Juan de Dios Román pudiera hacer algo para evitarlo. Lo intentó, primero, con Kallman como hombre adelantado de la defensa 5- 1; más tarde, con una línea compacta de 6- 0. Solo cuando ordenó una mixta con Zaky pudo parar el brazo de un jugador del que MANUEL FRÍAS CIUDAD REAL. No determinó el partido de ida el resultado de la final. Aunque todo parecía indicar que el Ciudad Real lo tenía todo a favor cuando Stefansson puso el 17- 12 (m. 32) en el marcador, surgió la figura emergente de Íker Romero, que se echó a la espalda a un Barcelona moribundo para sacarlo a flote. Naturalmente, todo el mérito de la remontada no fue suyo, ya que Espar, el técnico novato que se ha doctorado esta temporada, hizo un ajuste defensivo- -pasó de un 5- 1 a un 6- 0, con una zona central inexpugnable formada por Puig, Xepkin, Jeppesen y Dominikovic- -y dejó a Romero para jugar La Policía Nacional entró en la pista para frenar una pelea entre jugadores De injustificada fue calificada por parte de los dos técnicos la entrada a la pista de miembros de la Policía Nacional y de la seguridad privada del Ciudad Real para frenar la gresca que se formó a 16 segundos del final (28- 27 en el marcador. Ortega y Jeppesen se enzarzaron a empujones y Hombrados, que intentó separarlos, tocó a Sterbic, que se desplomó. Con los jugadores de ambos banquillos en la pista, Dinart dio una patada al caído Sterbic y los enfrentamientos se generalizaron. Recuperada la calma, expulsaron a Ortega y Jeppesen. Todo ha quedado entre nosotros, nos hemos dicho de todo, pero ya está olvidado. Son cosas que pasan en los partidos y que no van a más. No era necesario tanto apuntó Xesco Espar. cuando la defensa se abrió a 5- 1- pero que permitió jugar casi a placer en la primera mitad al trío Romero- Fernández- Nagy. Delante le faltó la frescura que se debe pedir a sus hombres, todos destacados ante el gol, pero que ayer no tuvieron su tarde. Cuando no hay ideas en el lanzamiento exterior, el recurso fácil es jugar al pívot. La táctica salió bien porque Uríos es experto en la lucha del uno contra todos y mantuvo a flote al equipo. Pero en la segunda parte se le cayó a Juan de Dios su esquema. El último ajuste defensivo azulgrana rompió la línea de penetración a Uríos y el ataque local quedó pendiente de los lanzamientos desde los siete metros (seis goles en esta segunda mitad) y desde el tiro exterior, donde Entrerríos salió a flote en los minutos finales con dos goles. El 28- 27 final es un fiel reflejo de lo sucedido en la pista. Nadie destacó y nadie mereció resolver la eliminatoria. Ahora será el Barcelona quien juegue con ventaja.