Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 Deportes PRIMERA DIVISIÓN TRIGÉSIMA CUARTA JORNADA DOMINGO 1 5 2005 ABC El Atlético no supo rematar y el Athletic no supo sentenciar Los locales se toparon con Aranzubía y Colsa salvó los muebles TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Era un Atlético- Athletic que recordaba a los de otras épocas. Aquellos que jugaban Luis y Larrauri, Adelardo e Igartua, Gárate frente a Iríbar. Un partido atractivo, con las copas europeas como objetivo, cuya trascendencia volvió a ser mal entendida por esos ultras de cada equipo que aprovechan la relevancia de este deporte para hacer notar su violencia. Los radicales de ambos clubes tuvieron diversos enfrentamientos en los aledaños del Calderón, hubo algunos heridos y las fuerzas del orden decidieron que sesenta seguidores del once visitante no entraran al estadio, aunque tuvieran localidad, para evitar nuevos problemas en las gradas. Problemas tuvo el Athletic para aguantar la salida infernal del atlético en el Manzanares. Lo mejor que le pudo suceder al once de Valverde es que capeó el temporal y, superado el ecuador del encuentro, marcó el primero, gracias al fútbol de contragolpe de Ezquerro y Etxeberria. Un gol que fue suficiente para no perder, pero que no le valió para vencer. Los locales encontraron un mínimo premio a su presión ATLÉTICO DE MADRID ATHLETIC DE BILBAO 1 1 Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Velasco, García Calvo, Perea, Antonio López; Ibagaza, Sosa (Raúl Medina, m. 66) Colsa, Gronkjaer (Nano, m. 46) Salva (Braulio, m. 58) y Fernando Torres. Athletic (4- 2- 3- 1) Aranzubía; Murillo, Gurpegui, Lacruz, Casas; Orbaiz, Tiko; Ezquerro, Yeste (Prieto, m. 76) Del Horno (Iraola, m. 46) y Llorente (Etxeberria, m. 46) Árbitro Undiano Mallenco. Expulsó por doble amonestación a García Calvo (m. 90) Una tarjeta amarilla a Ibagaza y Tiko. Goles 0- 1, m. 66: Etxeberria. 1- 1, m. 78: Colsa. con el tanto de Colsa. Lo malo es que el resultado castigó a los dos. A unos, por no saber acertar tantas ocasiones. A otros, por desperdiciar medio partido defendiendo. El resultado de esas inoperancias es que estos dos grandes históricos, salvo debacle ajena, perdieron anoche el último vagón de Europa. Contragolpe mortal visitante Y eso que los caseros lucharon por subirse a él con una entrega absoluta. Los hombres de Ferrando volvieron a quejarse de su talón de Aquiles, la carencia de acierto en el remate. Rompieron, por fin, esa racha de cuatro encuentros sin marcar- -uno de Copa- pero el gol de Colsa fue un mero parche para una enfermedad preocupante. Ibagaza, aparecido en combate, generó las oportunidades que sus compañeros le rogaban, pero Torres no cazó ninguna y las que Salva remató, Aranzubía las paró, para lamento de cincuenta mil espectadores que vieron en el guardameta visitante el obstáculo a su sueño europeo. El once madrileño no supo aprovechar la creatividad de su director argentino. Anoche trazó dibujos preci- ASÍ JUGÓ EL ATLÉTICO Leo Franco: bien. Velasco: bien. García Calvo: regular. Perea: bien. Antonio López: regular. Ibagaza: bien. Sosa: mal. Colsa: regular. Gronkjaer: regular. Salva: regular. Torres: regular. Nano: mal. Braulio: regular. Medina: regular. El entrenador: Ferrando. Regular. El equipo funcionó, a los mandos de Ibagaza, hasta que Tiko le anuló. Después faltaron soluciones. Braulio debió salir antes, incluso de titular. Lo mejor: Los pases de Ibagaza en los primeros veinte minutos, que dieron balones de oro a Salva. Lo peor: La falta de acierto en el remate. La carencia de ideas, de intentos individuales, si Ibagaza no dirige. sos de gol durante los veinte minutos iniciales y fue el portero riojano quien apagó las ilusiones que su fútbol procrea. Veinte minutos que significaron el mejor juego fabricado por el Atlético en sus últimos cinco partidos. La reaparición de Ibagaza, ese Guadiana que aparece y desaparece al mismo ritmo que el equipo, regaló tres centros de gol al primer toque que el guardameta visitante, emulando a Iríbar, desinfló. Salva no podía comprender cómo despejó su bonita volea y un segundo remate desde cerca. Para colmo, despejó un centro- gol envenenado de Ibagaza con una inspiración y una velocidad de reflejos que presagió la noche de sufrimiento para los delanteros de Ferrando. Así sucedió. Lo peor para sus pupilos fue que volvieron a encontrar las oportunidades de marcar y las desperdiciaron. Salva, silbado injustamente cuando fue sustituido por Braulio, luchó en busca del gol y se topó con un portero de verdad. Otro remate fuera y dos cabezazos forzados cerraron sus intentos. Se auguraba lo que pasaría. El que perdona lo paga. Y el temor se hizo realidad. El Athletic se fue quitando de encima a su rival y el intermedio fue clave en su reacción. Pareció que Valverde había decidido un reparto de esfuerzos para dar entrada a la velocidad de Joseba Etxeberria en el momento justo. Así fue. Quitó a Del Horno y Llorente y colocó en punta a Etxeberria y Ezquerro, quien apareció por fin en el partido al abandonar la banda derecha, donde estuvo perdido, y jugar por la izquierda. El esquema de contragolpe ya tenía dos mimbres en su sitio y Joseba culminó en gol una contra preciosa del cuadro vizcaíno. La pelea madrileña encontró la gratificación del empate, pero el marcador fue una derrota para ambos equipos en la Liga. Ahora sólo les queda rememorar sus batallas históricas en la Copa. ASÍ JUGÓ EL ATHLETIC Aranzubia: notable. Murillo: regular. Gurpegui: regular. Lacruz: bien. Casas; regular. Orbaiz: regular. Tiko: bien. Ezquerro: bien. Yeste: muy bien. Del Horno: regular. Llorente: mal. Exeberria: notable. Iraola: regular. Prieto: bien. El entrenador: Valverde. Regular. El equipo se vio arrollado en los primeros veinte minutos y tardó en mandar que Tiko marcara al caño Después acertó al remozar el equipo para atacar bien a la contra. Lo mejor: Aranzubía. El mando de Yeste. La aparición de Ezquerro. La explosión de Etxeberria. Lo peor: El desbarajuste destructivo al principio, en el acoso del Atlético.