Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1 5 2005 Espectáculos 65 CLÁSICA C. Musicales CAM Wagner: Viaje de Sigfrido por el Rhin Mahler: Lieder eines Fahrenden Gesellen Rueda: El viaje múltiple (estreno) Int. D. Hernschel, barítono. Orq. y Coro de la Comunidad de Madrid. Dir. José Ramón Encinar. Lugar: Auditorio Nacional. Fecha: 26- 04- 05 FLAMENCO F. Tío Luis de la Juliana Cante: Falo, L. Treviño, M. Cornejo y F. Terremoto. Baile: M. Liñán y M. Flores. Guitarras: F. de la Rúa, A. Marín, P. de Lorca y A. Higuero. Lugar: C. Mayor Universitario Isabel de España. 27, 28 y 29- 4. RECESO ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE TRADICIÓN Y CREATIVIDAD MANUEL RÍOS RUIZ stá a punto de la veintena, pero aún da la impresión de que por las venas de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid fluye cierto ardor juvenil. Lo delata el aparente desparpajo con el que se asumen repertorios de mayores Wagner y Mahler, por ejemplo, y lo confirma el pundonor con el que se entregan al descubrimiento de lo nuevo. En su último concierto ha sido el estreno de El viaje múltiple obra sinfónica de Jesús Rueda (1961) esperada con interés en el familiar círculo musical madrileño tras la seguridad demostrada en anteriores partituras orquestales. Son tantos y tan apasionantes los problemas estéticos que plantea el medio sinfónico que no es extraño sentir ante él aquella angustia de la influencia de la que se quejaban los sucesores de Beethoven. De ahí que una nueva obra hecha por alguien como Rueda pareciera que obligaba a avanzar otro paso. O, al menos, a proponer una sensata recapitulación como trampolín ante un futuro de más largo y decidido impulso. Por esta senda parece caminar El viaje múltiple en el que la amplia plantilla orquestal, con el añadido de órgano y coro, se ha demostrado una lujosa cobertura para insistir sobre una concentrada serie de procedimientos de probado éxito y eficacia. Fluye la obra en su primer movimiento, pues se amarra al latido de fondo para, sobre él, jugar a las superposiciones métricas o al ostinato considerando el siempre atractivo juego de la percusión, a veces de asemejado sabor caribeño. Entra el coro en el segundo tiempo superponiendo voces, produciendo algunos encuentros tímbricos de interés, bien con la percusión o con la orquesta. Quizá aquí se alargue en exceso lo estático incluso algún punto de tercer movimiento, a pesar de la solvente construcción del fornido final, matizado por la plástica ansia de los crescendos el vértigo de los motivos descendentes o el sucesivo añadido de elementos de abstracto significado. Pero todos quedaron sensatamente compensados por la claridad de la interpretación. Como Wagner y Mahler, dichos con materialidad y consistencia suficiente para envolver el dispar y apocado timbre de Dietrich Henschel, y aún disimular el misterioso zumbido que alegró todo el concierto. E EFE Incendio en la Deutsch Oper de Berlín Un centenar de bomberos extinguieron el viernes un incendio en la Ópera de Berlín. El suceso se produjo por razones que aún se desconocen en una de las dependencias de la berlinesa Deutsche Oper, provocando daños en el almacén de vestuario y accesorios. El fuego, que fue controlado y extinguido en poco tiempo, se expandió por una superficie de 300 metros cuadrados, informaron los bomberos. DANZA Gala del Día Internacional Intérpretes: Ballet Esquivel, L. Lezhnina, R. Coumes, N. Tapia, Y. Uzlenkov, N. Watt, P. Dennis, R. Taboada, L. Vetere, A. Zabala, A. González, C. Bos- Kroese, V. Kunes, R. l Alarcón, N. Paños, C. Casanova, C. Gelabert, A. Laguna, M. Ek. Lugar: Teatro Albéniz, Madrid. Fecha: 29- IV. AUSENCIAS Y HOMENAJES JULIO BRAVO H a llegado a su decimoséptima edición la Gala del Día Internacional de la Danza, que desde su origen ha servido como punto de encuentro para las gentes del mundo del baile. Dirigida artísticamente por un grupo de profesionales (Carlos Iturrioz, Natalia Menéndez, José Luis López Enamorado, Mónica Runde y Juan de Torres) la gala de este año tenía como hilo conductor a los grandes coreógrafos y combinaba la presencia de bailarines en vivo con grabaciones que, teóricamente, trataban de paliar ausencias y llenar huecos. Desde la danza barroca española hasta el más festivo Broadway de Bob Fosse, la gala ha sido un repaso por la historia de la danza: Petipa, Balanchine, José Limón, Béjart, Forsythe, Kylian, Ek, con Antonio Ruiz Soler, Alberto Lorca y Cesc Gelabert como representación hispana. Se echó de menos una presencia más explícita de Antonio Ga- des, figura imprescindible de la danza no sólo española, sino internacional, y a quien se rindió homenaje de soslayo con diversas imágenes. La todavía reciente pérdida del coreógrafo y bailarín hubiera merecido un homenaje más directo; si no era posible, según los organizadores, con alguna de sus coreografías, sí debería haberse tenido un recuerdo especial para con él. Hubo otro homenaje cojo, y es el que se rindió a Carlos Saura, receptor este año del Zapato Rojo, ausente porque a la misma hora de la gala estaba recibiendo otro homenaje en el Festival de Cine de Málaga. Tercera ausencia: el flamenco; algo absolutamente incomprensible en una gala celebrada en España, por razones más que obvias, y donde la danza española tuvo, por otra parte, una presencia demasiado escasa. Al margen de estos lunares, los responsables de la gala supieron darle el ritmo necesario, siempre que los problemas técnicos lo permitieron. En lo artístico, hubo unanimidad para premiar a dos figuras: Mats Ek y Ana Laguna- -todo un lujo verles bailar juntos, por lo raro y por lo entrañable que resultó- El coreógrafo sueco y la bailarina española fueron inundados por los aplausos, con acento admirativo. Brillaron también especialmente Nina Watt y Paul Dennis, bailarines de la compañía de José Limón, que bailaron con sensibilidad y categoría el paso a dos de There is a time Ander Zabala y Amancio González, procedentes de la Compañía de William Forsythe, y que encandilaron al público con su precioso dúo del ballet N. N. N. Fueron lo más destacado de una gala sencilla y agradable. l Festival Flamenco Tío Luis de la Juliana ha alcanzado su VII edición con tres funciones de sumo atractivo. En la primera, la tradición bailaora estuvo presente ligada a la capacidad creativa de dos jóvenes intérpretes con mucho futuro. Manuel Liñán y Marcos Flores interpretaron en pareja una coreografía por siguiriyas plena de originalidad. Luego, individualmente, el primero por soleá y el segundo por cantiñas, hicieron gala de sus valores artísticos. La segunda velada corrió a cargo de Mariana Cornejo, que contó con el acompañamiento a la guitarra de Pascual de Lorca, que fue digno de encomio, ejemplar, en una palabra. La cantaora gaditana desarrolló un brillante repertorio, sobresaliendo en las cantiñas y las bulerías de su lar nativo, con la particularidad de una amplia cantidad de variantes, entre ellas la de ajotar las chuflas, giro festero que está en desuso. Y el tercer programa ha tenido como protagonista al cantaor jerezano Fernando Terremoto, junto a la excelente sonanta de su paisano Antonio Higuero, en una admirable conjunción artística, interpretando tientos y tangos, soleá, malagueñas, bulerías, siguiriyas y fandangos. Toda una lección cantaora fundamentada en los estilos, pero con el injerto de la personalidad interpretativa. E