Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1 5 2005 Los domingos 53 Otra idea de España La ideología de ZP bebe de la obra de Suso de Toro Otra idea de España según ha declarado el presidente. Estas son algunas citas de ese ensayo, formado por artículos publicados e inéditos del escritor gallego: AZNAR. ¿Cómo hemos llegado aquí? Seguramente todo empezó cuando el Gobierno del señor Aznar institucionalizó la mentira como forma de gobierno? Su furia ciega pone en cuestión la misma estructura y el carácter del Estado. Ha conseguido que volviese a sonar el himno de Riego. Un hombre cataclísmico NACIONALISMO. Estoy convencido de que urge crear un nuevo nacionalismo español. Alternativo a éste. Un nacionalismo democrático, que respete al individuo, a cada individuo; que reconozca a todos los individuos diversos como ciudadanos; que reconozca la evidencia de que los ciudadanos españoles tenemos lenguas y culturas nacionales diversas y de que eso es precisamente uno de nuestros rasgos connacionales Podremos ser, y estamos destinados a vivir dentro de naciones en intersección, de naciones interrelacionadas. Podremos ser nacionalmente gallegos, catalanes, vascos, lo que queramos, y españoles, y desde luego, europeos. Basta que aceptemos que la vida no cabe dentro de ninguna idea preexistente CIUDADANOS. Debemos crear un espacio cultural tolerante y diverso donde no haya un orden autoritario y jerárquico, donde no haya jefes y súbditos, céntricos y periféricos Donde ideas y obras hablen por ellas mismas Pero para que exista plenamente esa ciudadanía es preciso que cambie el paisaje de la comunicación. De esta etapa tan triste que hemos dejado atrás perduran profetas del odio que esparcen veneno cada día desde su tertulia, su periódico. Es decisivo que los medios de comunicación recuperen su centro en la profesión del periodismo verdadero, el que no confunde la propaganda con la información Republicanismo. El libro de Philip Pettit en el que se teoriza sobre la idea de la libertad como no dominación se convirtió en obra de referencia para el presidente del Gobierno. po de simpatía o comprensión hacia el plan Ibarretxe, y explica esa otra visión de España que ha deslumbrado al presidente del Gobierno: Las ideas de nación preexistentes, tanto la del nacionalismo español como las de los nacionalismos periféricos no son viables hoy. Fue en el siglo XIX cuando se fabricaron esas ideologías, de una forma totalmente artificial. La manipulación de textos de Menéndez Pidal, desde el punto de vista de la ética de su trabajo como historiador, es aún más inmoral que otros discursos nacionalistas. También hay en él, en Menéndez y Pelayo o en Donoso Cortés, como en Sabino Arana, afirmación racista Hay nación española- -comenta- -como la hay catalana, vasca o gallega y en lo que hay que ceder es en el reconocimiento del otro. Si el problema de los nacionalismos vasco o catalán fuera por pesetas, ya estaría resuelto. Pero no. Es la lucha por la identidad. La España que era un nación definida por la moneda, las fronteras y el Ejército ya no existe. Los vascos y catalanes lo que hacen es mantePOOL Otra idea de España. El ensayo de Suso de Toro ha afilado la percepción política de Zapatero, quien suscribe que hay que superar los nacionalismos preconcebidos. Cómo cambiar el mundo. David Bornstein glosa los logros de los emprendedores sociales y Zapatero ha considerado que eso puede inspirar la ejecutoria de todos sus ministros Suso de Toro no se siente intelectual de cabecera Dice que su relación con Zapatero es de amistad franca y empatía Los actos del cuarto centenario del Quijote ya eran obsesión de Zapatero en la oposición. ner en pie su demanda de democracia frente a resabios franquistas. Pero eso no significa asumir el plan Ibarretxe. Ya se lo dijo Zapatero al lendakari en el Congreso: No podemos aceptarlo porque esta democracia también es un logro suyo O sea, que practica la inclusión frente a la exclusión. Lo que existen son espacios nacionales, y hay que pactar un modo de convivencia. La primera y gran deslealtad tras la restauración de la democracia fue el café para todos autonómico que desdibujó el reconocimiento de quienes realmente pedían café, que eran los catalanes, los vascos y los gallegos en parte. ¿Por qué nunca oigo cantar en catalán o gallego en Madrid y sí en inglés? Por ahí se podría empezar. En el libro me planteé si utilizar el término España o Estado español Al final decidí España desde la convicción de que hay otra España posible, de ciudadanos, no basada en visiones parciales que sólo fomentan la separación, el abismo. Más cuando Europa es el nuevo e in (Pasa a la página siguiente)