Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Los domingos DOMINGO 1 5 2005 ABC DE DÓNDE SALEN LAS IDEAS DEL PRESIDENTE Los libros de ZP Los libros forman parte sustancial de la imagen pública de José Luis Rodríguez Zapatero. Son guarnición del talante. Ya en la oposición esgrimió el Quijote y ahora da otras pistas: en el último de su amigo Suso de Toro ve reflejado su andamiaje político. POR BLANCA TORQUEMADA mio Cervantes, su completa sintonía con las tesis del libro de Suso de Toro Otra idea de España (Península) recién alumbrado por las imprentas. Ahí está su hoja de ruta, en el escritor gallego, premio nacional de Narrativa en 2003, el que encabezó sonadas movilizaciones del Nunca mais cuando la catástrofe del Prestige. Electoralismo A De Toro lo localizamos en la cola del ambulatorio, guardando turno para conseguir su medicación contra el asma. En un primer momento, admite que algo tan prosaico como el cálculo electoral puede haber influido en las alusiones presidenciales, ahora que se aproximan los comicios de Galicia: Me resultó chocante, sí, porque al fin y al cabo soy un escritor de la periferia. Quizá el presidente pensó que con ello tenía acceso a unos sectores de la sociedad gallega con los que hasta ahora no ha conectado el Partido Socialista. Es posible, pero creo que básicamente quiso señalar una propuesta de una España posible y aceptable por todos. Tengo en alta estima sus cualidades personales y morales, que van contracorriente La declarada afinidad es real, tangible: Nuestro trato es el que él ha declarado. Hay una amistad sincera, hay empatía. Intercambiamos correos electrónicos. El diálogo es parte de su ideología, no es una impostura. Le define Considera el escritor que él ha visto al verdadero Zapatero entre una riada de interpretaciones miopes: Muchos se empeñaron y algunos aún se empeñan en hablar de un personaje de tránsito, arribista, sin peso, pero yo pienso que tiene la fuerza de un verdadero político capaz de dejar impronta, de buscar caminos no trillados. La lealtad es esencial para él y su ideología es muy simple: se basa en la confianza, en trabajar de frente y en hacer oposición de frente D e Borges, de Cervantes, Gonzalo Rojas, María Zambrano, Suso de Toro o Philip Pettit. Los regala, los cita, los acaricia, los venera, se retrata con ellos. Son sus libros. No los que ha escrito, porque como autor sigue inédito, sino los que llenan sus estanterías y su cabeza. El presidente del Gobierno exhibe un socialismo cívico de letra impresa con el que hace ver que se han marchitado la rosa reventona y el puño prieto de otros tiempos, junto con la cerrazón e intransigengia de la derecha Pero ¿de lo que lee se infiere lo que piensa o adónde puede llevar a España? Algunos adivinan en sus declarados referentes intelectuales limitaciones pasmosas, oquedad ideológica, ausencia de rumbo o mera pose, mientras otros lo consideran un político sin complejos, capaz de transitar por soluciones inexploradas. Piensan que la exégesis del personaje es una asignatura pendiente. A la adusta tormenta de ideas del think tank de FAES contrapone el jefe del Ejecutivo socialista el soft power de los libros compartidos, de las constructivas novedades editoriales al alcance de cualquiera con una modesta conciencia social y con tarjeta del Vips o la Fnac. Todo más asequible y también más oportunista. Así salieron los ministros el día de Sant Jordi de las dependencias de Moncloa, con el best- seller del norteamericano David Bornstein Cómo cambiar el mundo debajo del brazo y más contentos que unas pascuas. Era un regalo de Zapatero. No se sabe si le importaba más que se lo leyeran o puntuar ante el CIS. Siempre habrá interpretaciones enfrentadas. Pero en días de libro y rosas no todo iba a quedar ahí. La siguiente jornada la aprovechó Zapatero para revelar a un grupo de periodistas, durante la entrega del Pre- Inspiración compostelana Pese a la evidencia de la admiración mutua, no se considera el intelectual de cabecera, el embrión de una nueva bodeguiya de queimada y gaitas: Voy a mi aire. Me acaban de pedir que respalde a un candidato del PSOE en Galicia y he dicho que no. Quiero que gane una mayoría de progreso, eso sí Sin embargo, pidió el voto en los últimos comicios europeos para Galeusca, la coalición que sumó las fuerzas (por aquello de la circunscripción única) del BNG, CiU y el PNV: Lo hice por aprecio personal y político al candidato del BNG, Camilo Nogueira, a quien encuentro muy parecido a Zapatero, porque es muy europeísta Desmiente que ese apoyo colateral al PNV enlace con algún ti- Suso de Toro propone otra idea de España y eso gusta a ZP EFE