Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid DOMINGO 1 5 2005 ABC PECADOS CAPITALES MAYTE ALCARAZ UNA RONDA DE ESTRATEGIA, POR FAVOR sto de las encuestas tiene su chispa: ¿Usted con quién iría de cañas? Y los madrileños contestan que irían con el mismo entusiasmo con Gallardón que con Zapatero. ¡Qué tendrá la cerveza en verano! A su vez miras los resultados de otra encuesta y ves que el PP sube en la Comunidad mientras que el PSOE baja. Y es que Aguirre no sufre ningún desgaste en el ejercicio del poder ni siquiera en plena crisis del caso Severo Ochoa, muy a disgusto de Simancas. El líder socialista quiere presentarla como si fuera la responsable de todos los males, temiendo que se cumpla lo que escucha en su entorno: Si lo del Hospital no acaba con Esperanza Aguirre, ya no hay quien tumbe a la presidenta de aquí a las elecciones, ni siquiera en noviembre, cuando tenga que demostrar que se reducen las listas de espera Y es que Zapatero va a tener que dar unas lecciones a Simancas de estrategia política o lo que es lo mismo, de cómo hacerse el distraido cuando conviene mirar hacia otro lado, como ha hecho el Gobierno cuando la Guardia Civil le ha ofrecido pruebas sólidas contra EHAK hasta que ¡oh, casualidad! unas listas inexistentes de unos inexistentes interventores de Batasuna, que sí apoderados, se convierten en la prueba del algodón. Lo dicho, una ronda de cerveza para Simancas; digo, de estrategia. Pero con mesura, no vaya a ser que Maragall le aplique también el cupo. Y así pasa que el Gobierno catalán quiere cobrar todos sus impuestos y dar al Estado como máximo el 50 por ciento de lo que recaude, a lo que Zapatero dice que prudencia; Solbes, divaga, y Bono: me remito a Solbes Ya se sabe que Bono, si breve... Y ya podía hacer algo Simancas por si algún día le toca a él celebrar el Día de la Comunidad en la Puerta del Sol. Porque a Esperanza Aguirre, Zapatero no sólo le recorta las inversiones sino las fiestas. Como el Gobierno ha tenido que pasar el 1 de mayo (fiesta en domingo) al lunes, la Comunidad ha tenido que pasar su fiesta del 2 de mayo al martes. Y eso que la presidenta se ha hinchado a invitar socialistas a dicha fiesta. Pues nada, te robo la fiesta. Podría invitar también a los simpapeles que se quedan fuera de ese 8,4 por ciento de extranjeros para que luego los puedan registrar presentando la foto con Aguirre. Zapatero se lo agradecería. E El Ayuntamiento está tratando de recuperar la afluencia de visitantes al Rastro, que ha descendido CHEMA BARROSO Más de 3.600 turistas visitaron la Oficina del Rastro desde su estreno en febrero Un 30 por ciento eran extranjeros en busca de información sobre ocio b Cada domingo que abre el tradi- El mercadillo más popular El Rastro es visitado cada fin de semana por alrededor de 200.000 personas. La Oficina de promoción abrió en la Ribera de Curtidores en febrero. Han pasado por ella 3.619 visitantes, de los que un 72 por ciento eran españoles, y un 27,5 por ciento, extranjeros. Por nacionalidades, procedían principalmente de Francia, Italia, Reino Unido, Japón y Brasil. Cada día que abre el Rastro- -todos los domingos y festivos- -visitan la Oficina 250 personas por término medio. El mes que más visitas se recibieron fue el de marzo, al coincidir con la Semana Santa. Peticiones. Las principales demandas de quienes fueron a la Oficina del Rastro se referían a planos de la ciudad, orientación para visitar el mercadillo o lugares de ocio y restauración en la zona. De ellas, aproximadamente el 70 por ciento eran españoles, y uno de cada tres procedía del extranjero, sobre todo de Francia, Italia e Inglaterra o Japón. Quienes se acercan a la Oficina son atendidos por chicos de amarillo idénticos en uniforme y en preparación a los que se encargan de facilitar información turística a los visitantes en toda la almendra central. Sobre todo, les piden planos de la ciudad, orientación para entrar o salir del Rastro, o informes precisos sobre qué se puede comprar en sus casi dos mil puestos. cional mercadillo madrileño, pasa por su oficina de información y promoción una media de 250 personas SARA MEDIALDEA MADRID. Potenciar el atractivo más popular de los mercadillos madrileños y conseguir que sea más conocido entre los que visitan Madrid es el objetivo con que se abrió, hace ahora tres meses, la Oficina del Rastro. Por ella han pasado 3.619 personas, y una de cada tres eran extranjeros. Sus principales intereses, a tenor de las preguntas realizadas allí, fueron obtener información sobre las especialidades de los 1.700 puestos que se reparten por la Ribera de Curtidores y sus alrededores. El Rastro tiene una media de visitantes que, según algunas fuentes, ronda las 200.000 personas cada jornada que se instala- -los domingos y festivos- Pero recientes informes encargados por el Ayuntamiento detectaron un descenso de entre el 30 por ciento y el 50 por ciento en las visitas, un dato que hizo saltar todas las alarmas. El gobierno municipal puso en marcha entonces un plan de revitalización que, entre otras medidas, proponía abrir una Oficina del Rastro en la que se informara sobre el mercadillo y su entorno. Dicho y hecho: el establecimiento, en plena Ribera de Curtidores, abrió el pasado mes de febrero, y desde entonces han pasado por allí 3.619 personas. Los esfuerzos de promoción del lugar se encaminaron también hacia los touroperadores y los establecimientos hoteleros cercanos, entre los que el gobierno local ha llevado a cabo una labor de promoción e impulso del Rastro, para hacerlo conocido de los visitantes e incluirlo en sus rutas por la ciudad. Sensación de inseguridad Para ello, primero ha sido necesario, reconocen, descargarle de la sensación de inseguridad que producía, según las encuestas efectuadas, y que, a juicio de los responsables municipales de este programa, es infundada: No es más inseguro que cualquier otra aglomeración humana Los informadores- -explica un responsable de la Oficina- -les explican a los turistas que el Rastro es un mercadillo espontáneo, que no hay rutas; que en cualquier esquina pueden encontrarse una sorpresa o el objeto valioso que buscan El Ayuntamiento ha repartido también folletos sobre el Rastro, con referencias a su historia. Por cierto, que éstos han despertado cierto malestar entre los vendedores, quejosos por las referencias que se hacía en ellos a la época en que allí se vendían objetos robados algo que ahora no ocurre, como insisten en dejar bien claro. Los planes municipales para modernizar y sacar del barbecho al Rastro tienen aún varias metas por cumplir: se han incrementado la seguridad y los servicios de emergencia, pero falta el logo que identifique al mercadillo.