Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional DOMINGO 1 5 2005 ABC La Policía trató ayer de disolver una manifestación en protesta por los enfrentamientos habidos el viernes, que también acabó en un tiroteo REUTERS Herat estalla en una revuelta a pocos días de la llegada del contingente español Los enfrentamientos en la ciudad afgana han causado al menos ocho muertos b En la zona se encuentran ya 16 soldados españoles preparando la misión, que comienza el 15 de mayo. Ninguno sufrió daños en los enfrentamientos LAURA L. CARO MADRID. Ocho muertos y una decena de heridos, aunque informaciones no confirmadas hablan de una decena de víctimas más, es el resultado de una revuelta armada desatada en Herat (Afganistán) el pasado viernes, y que provocó una ola de pánico que continuó ayer. El suceso se produce cuando faltan sólo unos días para que comience el despliegue allí de un contingente español que el día 15 de mayo asumirá el mando de la Base Logística Avanzada integrada en el aeropuerto con entre 440 y 450 soldados. En la ciudad, situada en el oeste afgano fronterizo con Irán, se encuentra ya una delegación militar española de alrededor de dieciséis personas que- -según fuentes del Ministerio de Defensa- -no se vieron afectadas por el tumulto. De acuerdo con las mismas fuentes, los miembros de esta comisión se encuentran en perfecto estado y continúan adelante con los preparativos para la inminente llegada de los nuevos efectivos que se harán cargo de la Base Logística Avanzada situada en el aeropuerto de Herat, misión que España asumirá este mes junto al Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) de la ciudad vecina de Qal- i- Naw, y que supondrá el abandono por parte de las Zona de despliegue español España EE. UU. Italia España (sólo aeropuerto) BADGHIS TURKMENISTÁN UZBEKISTÁN Mazar- e Sharif HERAT TAJIKISTÁN Kunduz 80 militares españoles Qal- i- naw Herat GHOWR FARAH Ghazni Qalat españoles Farah NIMRUZ Chaghcharan 440 militares Kabul Jalalabad Islamabad IRÁN Zaranj PAKISTÁN Kandahar KANDAHAR 200 km EE. UU. Lituania tropas de los cometidos desarrollados en los últimos años en Kabul. El contingente destinado a Herat estará formado sobre la base de la Brigada de Cazadores de Montaña Aragón que el miércoles celebrará en jaca una ceremonia de despedida y, tras unos días de instrucción, empezará a desplegarse en distintas rotaciones en la zona. En ella, integrarán una Fuerza de Reacción rápida, y estarán complementados con un hospital del Ejército del Aire, un grupo del Escuadrón de Apoyo al despliegue aéreo, dos helicópteros Superpuma y tres Cougar. Aunque al cierre de esta edición los datos eran todavía muy contradictorios, al parecer, el conflicto en Herat se desencadenó el viernes por la tarde cuando un soldado afgano mató de un disparo a una mujer sospechosa de portar bombas, una acción que dio paso después a un choque entre algunos de sus compañeros militares y miembros de la Policía que derivó en una batalla de más de una hora, en la que las partes se enfrentaron con fusiles de asalto y granadas de mano. En el transcurso de la algarada, producida el día que se festejaba la caída del antiguo régimen comunista en Afganistán, resultaron muertos al menos tres militares y tres civiles, y heridas otras doce personas, según las informaciones facilitadas por las autoridades locales. Ante el clima de tensión, tanto Naciones Unidas como las organizaciones de ayuda presentes en la ciudad dieron órdenes a sus miembros de no salir a la calle, donde estaba convocada para la mañana de ayer, sábado, una manifestación en protesta por los sucesos del viernes que también desembocó en un tiroteo, en el que dos civiles perdieron la vida y otros ocho registraron heridos. La revuelta estalló, en este caso, cuando alrededor de 400 manifestantes se encontraban concentrados ante la casa del gobernador provincial, Sayed Mohammed Khaikhwa, para denunciar a los policías y militares involucrados en los hechos violentos del día anterior. Las informaciones apuntan a que miembros de la Policía afgana intentaron disolver a la multitud, que también profería gritos contra Estados Unidos, abriendo fuego directamente contra el gentío congregado. Considerada como un lugar en general seguro y tranquilo Herat vuelve con esta revuelta a reeditar los episodios de violencia que se repitieron dos veces en el último año, el más convulso en septiembre de 2004 con un sangriento enfrentamiento con el entonces Gobierno interino de Karzai, que se saldó con más de cien bajas.