Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional DOMINGO 1 5 2005 ABC Zapatero y yo coincidimos en la cuestión clave: la financiación, o se acuerda entre todos o no habrá nuevo sistema Ya no pienso que Cataluña y Andalucía se complementen. En estos momentos, ambos modelos son totalmente diferentes Si encuentro algo, sea de Cataluña, del País Vasco o del Gobierno que afecte a Andalucía, iré contra ello con todos los medios solidaridad y la unidad de España en su condición de presidente andaluz y federal del PSOE. ¿Garantiza que los pasos del PSOE y del Gobierno serán los de Chaves y no los de Maragall? -No soy el guardián, vamos a poner que soy defensor de los intereses de Andalucía, que son compatibles con los del PSOE. Quien marca los pasos de la solidaridad nacional es el presidente del Gobierno. Y su última declaración es muy tranquilizadora. Estoy seguro de que Zapatero y yo coincidimos en la cuestión clave: el sistema de financiación, o se acuerda entre todos o no habrá sistema nuevo. -El papel de Zapatero es más complicado, al depender de ERC en el Congreso. ¿Confía plenamente en la contundencia del presidente? -Tengo plena confianza porque cuando se plantea el debate de la financiación estamos entrando también en el terreno de los principios. Los principios tienen que estar siempre por encima de los pactos en el Parlamento catalán o en el Congreso. ¿Fue una deslealtad de Maragall filtrar su plan de financiación el día que usted presentaba el Estatuto que, según el PSOE- A, debe ser referente de todas las reformas? -No creo que haya habido deslealtad, quizás ha habido falta de coordinación. Cada uno escoge la fecha que considera oportuna. Ha habido una coincidencia que no ha sido lo mejor para la presentación de nuestra propuesta. ¿Está incumpliendo Maragall el compromiso de Santillana, que fijó la política autonómica del PSOE? -El sistema de financiación que propugna Cataluña no encaja en el documento de Santillana. ¿Se puede llegar a judicializar el proceso; es decir, que la Junta de Andalucía presente un contencioso al Gobierno catalán por la inconstitucionalidad de sus propuestas? -No quiero hablar de futuribles. Quiero hechos. Si encuentro algo en cualquier decisión, sea de Cataluña, del País Vasco, de Galicia o del Gobierno de la Nación, que afecte a los intereses de Andalucía y tenga, por tanto, una tacha de inconstitucionalidad, tengo la obligación política de ir contra ello con todos los medios. ¿Se presentará a las próximas elecciones autonómicas? -Espero que sí. No es posible que una Comunidad tenga una relación bilateral financiera con el Estado afirma Chaves MANUEL CHAVES Presidente de la Junta de Andalucía La propuesta de Maragall tiene roces importantes con la Constitución No quiere ser guardián de nada, pero tiene una misión: velar por la solidaridad del Estado frente a los egoísmos territoriales. Sus armas: su fidelidad a los principios del PSOE, su compromiso con los andaluces y un prestigio nacional. Anuncia que se presentará a las próximas elecciones TEXTO: INMACULADA NAVARRETE MAR CORREA FOTOS: MILLÁN HERCE -Ha cumplido un año de mayoría absoluta, pero esta legislatura, lejos de reflejar tranquilad, está convulsionada por el debate territorial y la agresividad de la oposición. ¿Añora el sosiego anterior? -No creo que este año haya sido más convulso que los de etapas anteriores. Respecto a la oposición, no veo que con la nueva dirección del PP el modelo sea diferente; es bastante disparatado, basado en el criterio de disparar a todo lo que se mueve, con un planteamiento negativo y catastrofista. Eso no les da credidibilidad ni a la oposición ni a sus líderes, y de ahí que encadene un fracaso electoral tras otro, único en la historia de cualquier comunidad autónoma. Sí tengo que reconocer que en lo que llevamos de legislatura hay un hecho singular respecto a la anterior: el debate sobre el modelo territorial. -Con el PP en el Gobierno, usted planteó un eje con Cataluña para resolver el tema autonómico; pero ahora, con el PSOE en los gobiernos estatal, catalán y andaluz, más que eje lo que hay es confrontación con Cataluña. ¿Ha fracasado el eje? -No. Cuando yo planteé el eje, estaba pensando en que había tres puntos de referencia en el modelo territorial: País Vasco, Cataluña y Andalucía. El plan Ibarretxe no era un modelo porque era claramente inconstitucional. Quedaban los dos puntos de referencia: Cataluña y Andalucía, que yo pensaba entonces que se complementaban. Ya hoy no lo pienso, porque hay derivas diferentes y en estos momentos el modelo catalán y el andaluz son totalmente distintos. No voy a decir enfrentados, pero sí diferentes. No voy a dramatizar esas diferencias. Los modelos tendrán que pasar por el Congreso de los Diputados y espero que cuando se hable del Estatuto catalán y del sistema de financiación ya hayan sido modificados y puedan entrar por el aro constitucional. -Maragall ya ha adelantado su propuesta: recaudar todo y ceder al Estado el 50 ¿Es eso inadmisible o hay aún margen de maniobra? -Lo de Cataluña es una propuesta con la que yo no estoy de acuerdo por cuestiones de formas y contenidos, y por- que hay roces importantes con la Constitución. El hecho de que una Comunidad asuma los impuestos estatales y asuma unilateralmente la capacidad normativa sobre esos impuestos no entra en el marco constitucional. Yo no estoy de acuerdo en que Cataluña lleve esa propuesta al Consejo de Política Fiscal, aunque esté legitimado para ello, porque con esa propuesta será imposible que haya un nuevo sistema de financiación autonómica. De ello saco una conclusión: no es posible que una Comunidad tenga una relación bilateral financiera con el Estado, excepto las previstas en la Constitución: País Vasco y Navarra. -No todo el Gobierno del PSOE piensa así. El ministro Montilla aboga por la relación bilateral con Cataluña y cuenta con el respaldo de todo el tripartito catalán... -No lo niego. Fijo mi posición, que coincide con la manifestada por el presidente del Gobierno: que el sistema de financiación se tiene que decidir entre todos. -Muchas miradas están depositadas en Chaves como guardián de la