Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Deportes BALONMANO HOY, PARTIDO DE IDA DE LA FINAL DE LA LIGA DE CAMPEONES SÁBADO 30 4 2005 ABC Ciudad Real y Barcelona se juegan el número uno en el año de España Ambos coinciden en la importancia de la defensa y que el título se decidirá en la vuelta MANUEL FRÍAS MADRID. El Ciudad Real y el Barcelona mantendrán la hegemonía del balonmano español también a nivel de clubes, apenas tres meses después de que la selección se proclamase campeona del mundo. Los dos equipos protagonizan a partir de hoy la tercera final española en la historia de la máxima competición continental. Y las tres ha tenido al equipo azulgrana como uno de los contendientes. El dominio nacional puede completarlo el Ademar León, protagonista de la final de la Recopa junto al Zagreb (el partido de ida se juega mañana domingo) en el que ha sido el año del balonmano español. A priori, el Ciudad Real tiene la etiqueta de favorito. La victoria en Barcelona el martes en partido de Liga (25- 27) ha influido decisivamente en el sentimiento de euforia que vive la ciudad con su equipo. Hace dos años jugábamos en un pabellón de dos mil personas y ahora lo hacemos en uno de 5.200, y el lunes se vendieron en 35 minutos todas las entradas. Este partido es un acontecimiento social y tener una entrada te otorga como prestigio. Ni mis jugadores ni yo podemos coger el teléfono porque todos nos piden entradas y ya no tenemos apunta el técnico Juan de Dios Román, que no se fía de que el Barcelona haya llegado a Ciudad Real con la piel de cordero puesta. Historiales diferentes El palmarés de uno y otro difiere considerablemente. Para el Ciudad Real es su primera final de la Liga de Campeones y ha completado una plantilla de ensueño para lograrla, en la que Dzomba puede ser decisivo, aunque tiene muchos lugartenientes (Uríos, Dujshebaev, Entrerríos... para ayudarle. Para el Barça será la novena, de las que ha ganado seis, aunque ya queda poco de aquel dream team invencible. Retirado por las lesiones Carlos Ortega y con muy pocos minutos para un renqueante Xepkin, sólo quedan en pie O Callagham y Barrufet. Las claves del partido son las mismas para ambos técnicos, que confían en la capacidad goleadora de sus hombres, que inciden en el trabajo defensivo y que insisten en que la eliminatoria se resolverá en la vuelta. Dujshebaev se marcha de Jerome Fernández en un Ciudad Real- Barcelona pero también hemos recibido muchos. La baja de Sterbik en la puerta ha sido también importante para nosotros. Ahora considero que el equipo está más equilibrado. Para mí fue muy importante dejar el martes al Barcelona en 25 goles y en la segunda parte solo en 10. Seguimos insistiendo estos días en el trabajo defensivo. ¿Lo que más teme del Barcelona? -Es un equipo muy fuerte, muy equilibrado. Tiene una portería sólida, es muy seguro en el ataque y posee un contraataque muy efectivo. Cuando coge la distancia es demoledor. Íker Romero está en un gran momento de forma, pero tiene muchos más hombres con a los que habrá que estar atentos, como Nagy, Jerome Fernández... ¿Cómo llega su equipo? -Cansado, lo que es importante porque otra de las claves de este doble enfrentamiento va a ser la condición física. Muchos de mis jugadores llevan más de 60 partidos oficiales esta temporada. Hemos programado unos entrenamientos sensibles a valorar lo que supone la fatiga mental y física. Podemos mejorar aún más en defensa y en algunas situaciones puntuales de superioridad e inferioridad numérica. ¿La euforia que existe en Ciudad Real juega en su contra? -Yo no puedo frenar que en 35 minutos se vendieran el lunes todas las entradas. Lo intento con los jugadores, porque aún no hemos hecho nada. JUAN DE DIOS ROMÁN Entrenador del BM Ciudad Real Más de medio título se decidirá en la defensa Su nombre representa la experiencia, muchos años de banquillo en el Atlético y en la selección española. Ésta será su última temporada y quiere despedirse a lo grande TEXTO M. F. MADRID. Veinte años después de que disputase su primera y única final de la Copa de Europa con el Atlético de Madrid ante la Metaloplastika (Yugoslavia) se le presenta la última oportunidad de ganar el máximo título continental, porque a partir de la temporada que viene será el director deportivo del BM Ciudad Real. -Esta final es muy distinta de aquella con el Atlético. -Aquel equipo de 1985 estaba en plena madurez deportiva, se había formado en casa, el club vivía una situación interna inestable y, sinceramente, el objetivo era inalcanzable. El plantea- miento de esta final es totalmente diferente. -El técnico rival, Espar, sólo lleva una temporada en la elite. ¿La experiencia juega a su favor? -La experiencia siempre es importante en todos los órdenes de la vida. ¿Se considera favorito? -Para nada. Va a ser una final igualada que se decidirá en los últimos minutos del segundo encuentro. Por eso no me gustó el orden de los partidos. ¿Sería un fracaso no ser campeón con este equipo hecho para ganar? -El equipo se hizo para estar lo más alto posible en Europa y lo hemos con- seguido ya. Los plazos que nos marcamos en su día se han cumplido. ¿Influirá en la final el partido del martes? -Me gustaría decir que sí, porque ganamos. Pero no tiene nada que ver porque estamos hablando de dos partidos, de un orden, de dos arbitrajes europeos y de un historial distinto. El Barcelona lleva muchos años jugando este tipo de partidos y nosotros no. ¿Dónde estará la clave? -En la defensa, aunque sin olvidar nuestras opciones de gol. Más de medio título se decidirá en nuestro trabajo defensivo. Marcamos muchos goles,