Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 30 4 2005 85 Deportes Ciudad Real- Barcelona, hoy primer asalto de la final española de la Liga de Campeones de balonmano VIVE DEL FÍSICO, DENTRO Y FUERA ENRIQUE ORTEGO DAVID BECKHAM Futbolista del Real Madrid y de la selección inglesa Vuelvo a sentirme jugador La pasión por su profesión le ha mantenido acorazado ante los comentarios que destacaban su imagen por encima de su rendimiento. Y ahora que le vienen bien dadas reivindica su condición de futbolista por encima de todo y su deseo: ganar un título con el Real Madrid. TEXTO JULIÁN ÁVILA FOTOS IGNACIO GIL eckham vive de su físico. Dentro y fuera del campo. Sobre el césped, posiblemente está en su mejor momento, sin olvidar sus tres primeros meses de blanco, en los que también destacó por su despliegue y su presencia activa en tres cuartas partes del campo. Es un jugador con más músculo que talento. Sobresale cuando su físico- -fondo y resistencia más que potencia- -responde y cuando los partidos son abiertos, desbocados, poco tácticos y encorsetados. Cuando los dos equipos corren de área a área a un ritmo superior al normal. Por eso fue de los mejores contra el Barça y el Villarreal. Le va mejor jugar a la contra, como ahora lo hace el Madrid. Con pocos espacios, Becks tiene problemas para pensar rápido, jugar en corto. Pero si tiene tiempo para levantar la cabeza y armar la pierna derecha su pase o cambio de orientación hace mucho daño. En cuanto a su posición, ha quedado probado que no es un medido centro al uso. Puede salir del paso por su experiencia y porque le gusta, pero no tiene los recursos técnicos propios del canalizador de juego. Ahora Luxemburgo le ha encontrado una posición ambigua, pero que se adapta a sus cualidades. Juega a caballo entre el puesto de medio centro y la banda derecha. Se cierra cuando el equipo defiende y se abre cuando ataca. Y como ahora no se tropieza con Figo, tiene ocasión de entrar y sacar sus pases laterales. Lo mejor que ha tenido, tiene y tendrá. B MADRID. Es la primera entrevista que concede a ABC. Y llega a la cita con un llamativo gorro rojo, pese al azote del calor. Se lo quita porque ya ha cumplido con la sesión fotográfica. Está más tranquilo que cuando sube al púlpito de la sala de prensa y no pone traba ni cortapisa a ningún asunto. -Hay muchos rumores que anuncian su marcha un día de estos... -He dicho muchas veces que estoy contento en el Real Madrid. Mi vida es plena. Quiero seguir aquí hasta que acabe mi carrera. Sería lo máximo jubilarme en este club. -De momento, pasado mañana cumple 30 años. -La verdad es que no me gusta el hecho de hacerme mayor. Mi consuelo es que Victoria, mi mujer, que tiene 31, me dice que sigo siendo su jovencito. -Lo cierto es que atraviesa por su mejor momento desde que llegó. -Y me quedan dos años para seguir corriendo y trabajando a tope. ¿Puede dar más de sí o ha llegado al límite? -Siempre intento mejorar mi trabajo y mi carrera. Ahora mismo deseo ganar algo en España. Siempre lo he dicho y voy a hacerlo. ¿Hay similitudes entre este momento y el que vivió con el Manchester cuando ganó tres títulos? -Posiblemente. Estoy muy contento con mi estado de forma y por como estoy jugando, especialmente el día que nos enfrentamos al Barcelona en el Bernabéu. Cuando logré el trébol con el Manchester fue uno de los mejores momentos de mi vida. ¿Cómo vive este instante luminoso? -Con una felicidad inmensa. Cuando a un futbolista le salen las cosas bien dentro del campo todo es más fácil. Es- toy contento con todo, con mi fútbol, con mi vida, con el Real Madrid. ¿Es decisivo que haya regresado a la posición de interior derecho? -El cambio no ha afectado a mi juego porque antes he jugado en una formación en diamante en el centro del campo con Gravesen, y con Figo y Zidane en las bandas. ¿Qué ha aprendido en ese puesto? -Mucho, y he disfrutado. Es una posición en la que me ha gustado jugar. Siempre se está en contacto con el balón y se tiene una visión más amplia del juego. Hay que atacar y defender constantemente y he aprendido mucho y he mejorado mucho mi juego. -Tampoco era desconocido para usted jugar ahí. -En el Manchester también jugaba en la banda derecha y no me afectó el traslado al centro. La primera vez fue en la final de la Champions frente al Ba- yern Múnich en el Camp Nou, porque Ferguson tuvo confianza en mí para llevar el peso del equipo. -Entonces, ¿dónde se halla la clave para su transformación? -En la parcela física. En Inglaterra los partidos eran más físicos y se trabajaba más ese aspecto entre semana. Ahora, desde que ha llegado Luxemburgo, se está incidiendo mucho más en ello. Y eso para mí es bueno. ¿Le faltaba preparación física? -En mi posición hay que poner mucho empeño para rendir bien y se precisa una buena preparación física. Ahora me encuentro a tope y tengo la confianza de mis compañeros y del entrenador. Y un jugador necesita sentirse arropado permanentemente. ¿También ha ayudado que Figo ahora sea fijo en el banquillo? -Mi rendimiento no tiene nada que pasa a la pagína siguiente