Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 30 4 2005 Sociedad 53 Religión Ricardo Blázquez Presidente del Episcopado El obispo de Bilbao nació el 13 de abril de 1942 en Villanueva del Campillo (Ávila) Ordenado sacerdote en 1967, es doctor en Teología y fue decano de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, de la que ahora es gran canciller. En 1988 fue nombrado obispo auxiliar de Santiago (el diocesano era Rouco) y, en 1992, obispo de Palencia. Desde 1995 preside la Iglesia de Bilbao. Entre los años 1993 y 2001 presidió la Comisión para la Doctrina de la Fe, manteniendo estrecho contacto con Ratzinger, hoy Benedicto XVI. Antonio Cañizares Vicepresidente del Episcopado El arzobispo de Toledo nació en Utiel (Valencia) el 15 de octubre de 1945. Obispo de Ávila y Granada, en 2002 accedió a la sede primada. Miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe desde 1995, es considerado el hombre de Ratzinger en España. Su trabajo en la diócesis toledana, sumado a su labor como interlocutor con el Gobierno en materia educativa y su sintonía con Benedicto XVI le convierten en un claro candidato al cardenalato en el próximo Consistorio. Algunas fuentes incluso ven su futuro en Roma, como asesor directo del Pontífice. Juan Antonio Martínez Camino Secretario general del Episcopado El secretario general y portavoz del Episcopado (su mandato expira en 2008) nació en Marcenado- Siero (Asturias) el 9 de enero de 1953. Religioso jesuita, fue director del Secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe entre 1993 y 2001 (período en que el presidente era Ricardo Blázquez) lo que le convirtió en uno de los principales colaboradores del actual Papa, cuando detentaba el cargo de prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Su nombre suena, cada vez con más fuerza, en las quinielas de nuevos prelados. Carlos Amigo Cardenal Arzobispo de Sevilla El cardenal de Sevilla nació en Medina de Rioseco (Valladolid) el 23 de agosto de 1934. Religioso franciscano, en 1973 se convirtió en el arzobispo más joven de España, siendo destinado a Tánger. Desde 1982 preside la diócesis de Sevilla. Fue nombrado cardenal por Juan Pablo II en el Consistorio de 2003, lo que le permitió participar en el Cónclave que eligió a Benedicto XVI. Durante su última estancia en Roma, los principales analistas han alabado su perfil. Su figura ha ganado enteros en la Santa Sede, quien ve en él un hombre de futuro. Dos meses después de su nombramiento, la cúpula de la Conferencia Episcopal ha tomado las riendas de la Iglesia española. Sus dirigentes (Blázquez, Cañizares, Martínez Camino y Amigo) mantienen excelentes relaciones con Benedicto XVI La nueva vida de la Iglesia en España TEXTO: JESÚS BASTANTE MADRID. El 8 de marzo de 2005, contra todo pronóstico, Ricardo Blázquez fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal española. En la primera votación tras el descarte del cardenal Rouco, el obispo de Bilbao logró 40 votos frente a 37 del arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, quien a la postre se convertiría en vicepresidente del Episcopado. Por su parte, el cardenal de Sevilla, Carlos Amigo, quien estuvo en la pugna por la presidencia, fue el más votado entre los miembros del Comité Ejecutivo. Los tres, junto al portavoz episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, único cargo que no fue objeto de votación en la Asamblea Plenaria del Episcopado, forman la columna vertebral de la Iglesia española para el próximo trienio. Después de seis años de mandato del cardenal de Madrid, Antonio María Rouco, se abre una nueva etapa, en la que habrán de afrontarse desafíos de toda índole, desde el descenso vocacional y la defensa de la doctrina moral al conflicto con el Gobierno por la clase de Religión o la financiación de la Iglesia. Todo ello en un momento de cambios profundos en la Iglesia universal, tras el fallecimiento de Juan Pablo II y la designación de Joseph Ratzinger como sucesor de Pedro. trabajos para presentar un amplio programa de trabajo, en el que se tendrá muy en cuenta la actual situación política y el impulso evangelizador con los jóvenes y los más alejados de la fe. Contactos con el nuevo Pontífice Pautas que, por otro lado, son las mismas que las apuntadas en sus primeros discursos por Benedicto XVI. Y es que, casualidad o no, lo cierto es que los cuatro máximos dirigentes de la Iglesia española mantienen un estrecho contacto con el nuevo Pontífice. Así, el vicepresidente del Episcopado, Antonio Cañizares, es miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe desde 1995, y es considerado el hombre de confianza del Pontífice en España. Entre 1985 y 1992 fue el presidente de su homóloga en la Conferencia Episcopal, cargo en el que fue sustituido por el actual presidente de la Iglesia española, Ricardo Blázquez, quien dirigió Doctrina de la Fe entre 1993 y 2001. En ese período, el secretario de la citada comisión no fue otro que Juan Antonio Martínez Camino, hoy portavoz de la Conferencia. Finalmente, el cardenal de Sevilla, Carlos Amigo, quien (Pasa a la página siguiente) Blázquez y Rodríguez Zapatero se reunieron en la Moncloa el 5 de abril Después de dos meses en los que tanto Blázquez como Cañizares han reconocido el terreno y se han dejado aconsejar por Rouco como confirma a ABC un cercano colaborador de ambos, y tras el relevo en el gobierno de la Iglesia universal, los principales mandatarios de la Iglesia española han co- JAIME GARCÍA menzado a tomar el mando El próximo jueves, 5 de mayo, se celebrará el primer Comité Ejecutivo de la nueva cúpula (el que tuvo lugar a comienzos de abril, en el momento de la muerte del Papa, no se puede tomar como punto de partida válido) y en las próximas semanas se espera que comiencen los