Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid SÁBADO 30 4 2005 ABC (Viene de la página anterior) del Suelo pretende ser un texto muy corto que regula lo básico y que deja que sean los reglamentos los que establezcan una regulación pormenorizada. Esta falta de regulación- -apunta- -planteará problemas de interpretación a la hora de su aplicación, lo que generará confusión e inseguridad jurídica, problemas que no se resolverán más que ante los Tribunales La nueva ley, según el Consistorio, debería ser más completa y no dejar margen para la interpretación, definiendo y concretando las técnicas que se pretenden aplicar, lo que evitaría la aparición de conflictos jurisdiccionales Las tres plantas desmontadas del Windsor generan casi 4.000 toneladas de escombros Más del 30 por ciento de los desechos se utilizará para hacer carreteras b Una cuarta grúa móvil llegará pronto a Azca para ayudar en las labores de derrumbe del rascacielos; mientras, las pesquisas judiciales siguen su curso C. HIDALGO MADRID. El tremendo incendio del edificio Windsor, dos meses después, continúa arrojando cifras de infarto. Hasta ahora, tres han sido las plantas desmontadas por los operarios de la empresa Ortiz Construcciones, contratada por el Ayuntamiento de la capital. Y 3.800 toneladas de escombros las que han generado, indica Efe. Así lo detallaron ayer fuentes municipales, tras las tres primeras semanas de desmontaje real. Las obras en el solar habían comenzado antes; sin embargo, se trataba de trabajos preliminares y de seguridad. El proceso, según los cálculos del departamento de Control de Edificación, dependiente de Urbanismo, habrá de culminar entre diciembre y enero próximos. Por lo tanto, puede decirse que algo menos de un 10 por ciento de los restos que saldrán del Windsor ya están camino de la planta de tratamiento, puesto que, de las 100.000 toneladas del edificio, sólo 32.000 servirán para hacer carreteras, uso preferente que se les dará una vez terminado el proceso. El resto son forjados y otros materiales, que han de ser desechados. Para agilizar en esta parte del desmontaje, pronto llegará una cuarta grúa a la zona cero De ella, como del resto, penderá un robot ataviado con pinzas y demás herramientas destinadas a morder de fuera adentro, la débil estructura. Así, poco a poco, y sin el riesgo inicial para los 50 operarios, que hasta hace unas semanas trabajaban desde jaulas pendientes de los brazos móviles de las grúas, se irá llegando a la segunda planta técnica, la número 17. Una vez allí, tendrán que retomar la labor hasta el primer suelo de seguridad, sobre el piso cuarto. Aclarar los trámites Gallardón cree que la nueva ley del Suelo debería aclarar cuáles son los trámites necesarios para llevar a cabo una regulación más completa de las actuaciones, sin que sea necesario acudir constantemente a otras legislaciones para ver lo que se puede o no aplicar, y donde los plazos se adecuen a la realidad Una solución- -argumenta en el informe- -podría ser la de obligar a que toda la coordinación administrativa deba llevarse a cabo antes del inicio del expediente de aprobación del planeamiento, lo que requeriría incluir algún documento (avances de los planes generales) donde constara esta conformidad de las administraciones El Ayuntamiento, por último, solicita a Aguirre que la futura ley mantenga el actual sistema de Ejecución por Expropiación, y la ejecución de la edificación por sustitución del propietario, en aquellos casos en que el dueño del solar se retrase más de la cuenta en comenzar las obras. El equipo municipal considera que este punto es un buen instrumento jurídico que puede ayudar a la rehabilitación de los centros urbanos Mayor capacidad El Consistorio pretende, en definitiva, gozar de una mayor capacidad para actuar en sus calles y avenidas. Buscamos- -apunta Pilar Martínez, concejal de Urbanismo- -que la futura ley del Suelo se adapte de una mejor manera al urbanismo de la capital. No hay que olvidar- -apunta- -que el 70 por ciento de los madrileños reside en la capital y que son ellos los que van a disfrutar de los beneficios del nuevo texto No entendemos- -señala Martínez- -que si el Ayuntamiento quiere permitir un restaurante en la zona que se liberará como consecuencia de la remodelación de la M- 30, por qué debe contar previamente con el permiso de la Comunidad de Madrid si dicha medida no afecta a sus competencias ni invade el territorio de otro municipio colindante La edil de Urbanismo se mostró partidaria de resolver el problema a través del diálogo sin necesidad de acudir a la Justicia. Los trabajos en Azca continúan al ritmo previsto CHEMA BARROSO El importe de las obras Y será ahí, únicamente ahí- -en un punto en el que se cree que la altura de lo que puede quedar del rascacielos no implica riesgo para los viandantes- cuando el Ayuntamiento decida si pasa el testigo de las obras a la inmobiliaria Asón, propiedad de la familia Reyzábal, titular del edificio. Aunque Asón se opuso, en primer lugar, de manera contundente al presupuesto de 17,5 millones de euros presentado por Urbanismo, ha tenido que comulgar con la situación a regañadientes, puesto que es conocedora de que tarde o temprano tendrá que hacerse cargo del importe de las obras. El proceso de eliminación de lo que queda del rascacielos tras el pavoroso suceso, que mantuvo insomne a la capi- El proceso judicial tiene visos de dilatarse en el tiempo: hasta diez años para cobrar las indemnizaciones tal durante la noche del 12 al 13 de febrero de este año, está siendo seguido por lupa tanto por parte de la Administración como por la propia sociedad madrileña. No es para menos. El riesgo inicial de derrumbe, muy presente, se está viendo menguado conforme decrece el esqueleto de la torre, pero mantiene en vilo a vecinos de la zona y, sobre todo, a los comerciantes. Las pérdidas por las obras están siendo altísimas, millonarias; tanto, que 130 de los negocios se han visto obligados a asociarse para plantar cara y sacar pecho ante la reclamación de créditos blandos e indemnizaciones adelantadas. Los primeros han comenzado a llegar, pero los pagos anticipados se resisten. Todo un calvario para cientos de personas que ven cómo sus comercios languidecen- -persiste una media del 30 por ciento de pérdidas en la zona afectada de Azca- -e, incluso, muchos puestos de trabajo bailan en la cuerda floja. Continúan las pesquisas Además, el proceso judicial abierto tiene visos de dilatarse en el tiempo, y no, precisamente, de manera discreta: se prevé que tendrán que pasar entre cuatro y diez años antes de que los afectados vean un solo euro de indemnización. Ya han pasado ante el Juzgado número 28 y los representantes de los afectados- -un restaurante, Asón, Deloitte, Garrigues- Walker, El Corte Inglés y una cohorte de aseguradoras y reaseguradoras- -los vigilantes de seguridad que estaban en el interior del rascacielos la noche del colapso. Se han reafirmado en su primera declaración, ante la Policía Judicial. Según ha podido saber ABC, en la plaza de Castilla, sus interrogadores les pusieron contra las cuerdas.