Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional LX ANIVERSARIO DEL SUICIDIO DE HITLER SÁBADO 30 4 2005 ABC Hace 60 años, Hitler se dio un tiro que alivió a toda Europa. Pero los lúgubres avatares del mutis en su búnker objetan al común romanticismo del suicidio como gesto de valentía: Sólo fue la culminación de una vida excepcionalmente cobarde La muerte de un farsante RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Nadie oyó el tiro rememora el ayudante y escolta de Hitler, Rochus Misch (87 años) en su casa a las afueras de Berlín; pero finalmente su mayordomo, Linge, que estaba en el pasillo dijo: creo que ya está Y entonces un silencio pavoroso invadió el búnker del Führer del Reich de los Mil Años cuyo delirio sólo había durado 13, pero posiblemente ennegrezcan la historia de Europa para siempre. Berlín, la luminosa capital novecen- En sus últimos días de vida dentro del búnker, la salud física y psíquica del Führer empeoró drásticamente. Estas son algunas de las dolencias detectadas: Mareos Ojeras profundas Daños auditivos Síntomas paranoides (excesiva agresividad y reacciones obsesivas) Espina bífida Párkinson tista, se desmoronaba bajo el colosal avance de 2,5 millones de soldados soviéticos. El 16 de abril Stalin había decretado el castigo final al pueblo que llevó la guerra a todo el continente. Las tropas de asalto estaban a sólo cientos de metros de la Wilhelmstrasse. En el búnker, los oficiales de telecomunicaciones ocultaban al Führer que estaban recurriendo ya a la BBC y los boletines de Reuters para saber qué pasaba, reconoce el ex oficial Bernd Freytag von Loringhoven, último superviviente con Rochus Misch de la última hora de Hitler. Loringhoven (91 años) había llegado al búnker la semana antes: El batallón de comunicaciones había desertado en masa el día 23, cuando me trajo el general Krebs Teníamos que llamar aleatoriamente a amigos y a vecinos de barrios por saber si veían rusos y confeccionar los mapas para Hitler. Pero hacía días que apenas se hablaba de otra cosa en el búnker que de suicidarse: cianuro o bala en la sien, eran las opciones valoradas y regadas con las últimas botellas, entre accesos de pánico ante la inminente llegada de los rusos. La contemplación de Hitler dejó atónito a Loringhoven: en vez del líder enérgico y carismático encontró a un hombre prematuramente mayor que arrastraba el pie izquierdo, tenía debilidad en una mano y dañado el brazo derecho: tras el atentado: su cabeza se había hundido entre los hombros, sus ojos no transmitían nada El boletín de Reuters -recuerda Loringhoven- -indicando que Himmler- -jefe de las SS y el más leal- -había tanteado un acuerdo con los aliados fue devastador para Hitler allí se hundió. Los últimos testigos han relatado la agobiante y voluble vida bajo tierra, irascible, falsamente entusiasta, decadente, aunque Misch asegura que el búnker no era como el del reciente filme El hundimiento que confundiría el búnker superior de la cancillería con la cámara inferior, donde apenas cabíamos los cinco que vimos por última vez a Hitler Cuando en los últimos días, Loringhoven vio llegar a Magda Goebbels con sus seis hijos, atemorizados en sus abrigos, tal vez anticipando el sacrificio me entró una gran congoja Poco después eran Hacia la nueva Cancillería Afección pulmonar El último refugio de Hitler 2 1 2 2 4 2 3 3 5 Impotencia sexual Espasmos en la pierna izquierda 6 6 5 6 6 Los seis hijos, su mujer y el propio Goebbels fueron encontrados muertos en sus habitaciones. Habían matado a sus hijos y después se suicidaron 7 Temblores 1- Antecocina del mayordomo 2- Cocina 3- Trasteros 4- Comedor 5- Alojamientos del servicio 6- Habitaciones de la esposa de Goebbels 7- Sala de espera 8- Cuadro de luces 9- Cuarto de aseo 10- Cuarto de baño 11- Tocador de Eva Braun 12- Gabinete de Eva Braun 13- Despacho de Hitler 14- Dormitorio de Hitler 15- Antesala de Hitler 16- Sala de mapas 17- Generador eléctrico 18- Despacho de Martin Bormann 19- Centralita telefónica 20- Salón 21- Dormitorio de Goebbels 22- Enfermería 23- Sala de conferencias 24- Antesala y vestuario 25- Guardias y caseta del perro 26- Salida de emergencia Hacia el Ministerio de Asuntos Exteriores 1889 Nace el 20 de abril de 1889 en Braunau am Inn, cerca de Linz (Alta Austria) 1905 Abandona la escuela secundaria de Linz e ingresa en la Academia de Bellas Artes de Viena 1907 Su madre muere de cáncer. Hitler quedó muy afectado 1913 Se traslada a Munich para eludir el servicio militar 1914 Comienza la 1 guerra mundial. Se alista voluntario en el ejercito alemán en el servicio de mensajeros 1918 Alemania se rinde. Hitler nunca aceptó la rendición