Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional SÁBADO 30 4 2005 ABC Un juez ordena hacer la autopsia a un gallo para averiguar si fue asesinado ABC GERONA. El juzgado de Figueras (Gerona) ha ordenado que un veterinario haga las pruebas equivalentes a una autopsia al cadáver de un gallo, hallado muerto en su gallinero de una casa de Pont de Molins, ante la sospecha de que pudiera haber sido asesinado Matildo- -así se llama el gallo- -pertenece a una raza de gallina de la comarca del Empordá, recuperada en 1987 y que está en peligro de extinción. Fue hallado muerto el pasado 16 de marzo. Su propietaria, Mercè Catalán, decidió denunciar el caso ante los Mossos d Esquadra señalando como sospechosas a una vecina suya y a la hija de ésta. El juzgado que se ocupó del caso convocó un juicio rápido por una falta de daños y citó a la denunciada, que no llegó a ser juzgada porque el representante legal de Catalán aportó los citados informes sobre la excepcionalidad del gallo. A la vista de esta documentación, el juez, Jesús Ros, atendió la petición del abogado de Catalán de investigar el caso no como una falta sino como un delito contra la flora y la fauna, castigado con penas de prisión. Ahora, y también atendiendo a una petición del abogado, el juzgado ha ordenado que se designe un perito para hacer las pruebas que demuestren las causas de la muerte de Matildo, que desde su fallecimiento ha estado congelado ante la sospecha de su propietaria de que fue estrangulado. En coma desde hace 20 días por una paliza en una zona de ocio de Cornellá Uno de los detenidos es hermano de un condenado por el crimen del Maremágnum b La agresión se desencadenó cuando un amigo del joven que se encuentra grave, ambos de San Adrián del Besós, se negó a dar dinero a un grupo de Hospitalet M. J. F. BARCELONA. Un chico de 20 años se debate entre la vida y la muerte desde hace veinte días en el Hospital de Bellvitge, en Hospitalet de Llobregat. La paliza que recibió a la salida de una discoteca de Cornellá le dejó en coma. Los Mossos d Esquadra han detenido ahora a seis personas de Hospitalet por un delito de homicidio en grado de tentativa. Uno de ellos, Michael Joe Anglada, de 20 años, es hermano de James Anglada, condenado por el homicidio del ecuatoriano Wilson Pacheco en la zona del Maremagnum de Barcelona, ocurrido el 27 de enero de 2002. tonces este grupo era también bastante más numeroso. Al verlos, estos últimos comenzaron una persecución de la que los primeros, a excepción de uno, se pudieron zafar. El joven alcanzado por sus perseguidores, que no es el mismo al que habían pegado anteriormente, fue víctima de una paliza brutal: patadas y golpes por todos los sitios, con especial saña en la cabeza. Cuando llegaron los Mossos d Esquadra, el chico estaba ya inconsciente, con el cuerpo lleno de contusiones y la cara y la cabeza ensangrentadas, según informó ayer la Policía autonómica, que descarta que se trate de una pelea entre bandas de cualquier tipo. El joven herido fue trasladado al cercano hospital de Bellvitge, donde veinte días después continúa en estado de coma. Portavoces del centro manifesta- ron ayer a este diario que se encuentra muy grave. Pese a que su situación es estable y a que su juventud juega en su favor, el fuerte traumatismo craneoencefálico que sufre preocupa al personal que le atiende. El relato de algunos testigos ha permitido detener a los presuntos agresores. Agentes de la comisaría de los Mossos en Hospitalet arrestaron a cinco de ellos anteayer y al sexto, ayer por la mañana. Además de Anglada, los otros detenidos son Salvador José P. B. de 20 años; Carlos R. G. de 21; Alejandro C. G. de 20, Miguel M. E. de 21, y Joaquín G. L. de 30. Este último quedó en libertad tras prestar declaración, puesto que se considera que no participó en la paliza. Los cinco restantes pasarán hoy a disposición judicial. Michael Joe Anglada, Salvador José P. B. y Miguel M. E. tienen antecedentes. Persecución La paliza que hirió gravemente al joven de 20 años se produjo en la madrugada del pasado día 10. Ese domingo, un grupo de amigos de San Adrián del Besós decidió acudir a una zona de discotecas de Cornellá muy próxima a Hospitalet. Tras pasar la noche en uno de estos locales, uno de los chicos fue agredido al negarse a dar dinero a un grupo con el que se topó en la calle. Este joven explicó lo ocurrido al resto de amigos que se encontraban por la zona y todos fueron en busca de los agresores. Los encontraron en la rambla Marina de Hospitalet, pero para en- Dos hermanos, dos zonas de ocio Dos hermanos y dos lugares de ocio. La detención de Michael Joe Anglada por su presunta participación, tras una noche de juerga, en la paliza que ha dejado en coma al joven de San Adrián se suma a la de su hermano James, de 32 años. Éste fue condenado a trece años de prisión en octubre de 2003 por el homicidio de Wilson Pacheco, el ecuatoriano de 27 años arrojado a las aguas del puerto de Barcelona tras una pelea en la zona de ocio del Maremágnum. Otros dos jóvenes más recibieron la misma condena. Cuando ocurrió el homicidio de Pacheco, James Anglada era portero de un bar del Maremágnum. Los otros dos condenados por el delito de homicio consumado con la agravante de abuso de superioridad, fueron Mariano Romero, de 31 años y portero de otro bar de la zona, y Antonio Quincoces, de 31 años y vigilante de seguridad del recinto barcelonés.