Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 30 4 2005 ABC Nacional El socialista Eguiguren eludió dos citas acordadas con Batasuna al sentirse vigilado Ha transmitido a Otegi su voluntad de reanudar los contactos tras la investidura del lendakari b El dirigente de los socialistas vascos ha utilizado su relación de amistad con una militante de la coalición ilegalizada para introducirse en la trama etarra D. MARTÍNEZ J. PAGOLA BILBAO. El presidente del PSE- EE, Jesús Eguiguren, no acudió entre febrero y marzo a dos citas, al menos, que había acordado previamente con representantes de Batasuna, ya que se sentía vigilado por las Fuerzas de Seguridad del Estado, incluida la Ertzaintza, según han informado a ABC fuentes socialistas conocedoras de los contactos que mantienen ambas formaciones. Los encuentros entre el dirigente socialista y representantes de Batasuna, entre ellos su portavoz, Arnaldo Otegi, comenzaron al poco tiempo de la llegada del PSOE al Gobierno, y tuvieron como escenario preliminar sus correspondientes despachos en la sede del propio Parlamento de Vitoria. Eguiguren transmitió a los proetarras que con la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero al Gobierno se abría un nuevo escenario favorable a tender cauces de diálogo. Así, hacía ver a Otegi y sus interlocutores la necesidad de que ETA anunciara una tregua o el cese definitivo del terrorismo, lo que facilitaría por parte del Ejecutivo gestos de distensión como la derogación de la ley de Partidos o, en todo caso, una flexibilización para garantizar la continuidad de Batasuna en las instituciones. En el contexto de estos encuentros, el presidente del PSE llegó a pedir públicamente un cambio de la política antiterrorista e incluso el fin de la ilegalización de Batasuna, al detectar movimientos en la izquierda abertzale favorables al fin del terrorismo. Por su parte, Otegi llegó a declarar que se sentía más identificado con las tesis de Eguiguren que con el PNV. Eguiguren con Atutxa, cuando el Pleno del Parlamento vasco votó el plan Ibarretxe cios antiterroristas y echaba un jarro de agua fría sobre las pretensiones negociadoras de Eguiguren y su entorno. Pese a comprobar que el horizonte de una hipotética tregua estaba lejano, el presidente del PSE ha mantenido su marco estable de conversaciones con Arnaldo Otegi. Sin embargo, según las fuentes consultadas por ABC, el dirigente de los socialistas vascos no ha acudido, al menos, a dos citas acordadas previamente con los representantes de Batasuna, previstas entre febrero y marzo. El motivo de su plantón IOSU ONAINDIA Excesivamente optimistas Los interlocutores de Batasuna no cerraron la posibilidad de que ETA anunciara una tregua, y así lo transmitió el sector de Eguiguren al presidente del Gobierno. Sin embargo, estos mensajes excesivamente optimistas contrastaban con las informaciones que aportaban las Fuerzas de Seguridad del Estado a partir de los datos obtenidos en cada operación antiterrorista, que revelaban los planes de la banda de seguir cometiendo atentados. La detención, el pasado 30 de octubre, de Miguel Albizu Iriarte, Mikel Antza y Soledad Iparragirre, Anboto confirmó los análisis de los servi- Otegi desmiente contactos con el Gobierno e insta a que se aplique el arte de saber callar ABC PAMPLONA. El portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi negó ayer que hasta ahora se hayan producido contactos de su formación con el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Así, declaró con absoluta claridad que Batasuna no ha mantenido ningún contacto con representantes del Gobierno español o del PSOE y subrayó que, si un día se produjeran, no estarían encaminados a resolver los problemas par- tidistas de Batasuna sino a la superación del conflicto político Otegi, que resaltó que con quien Batasuna se reunió oficialmente fue con una delegación del Gobierno español enviada expresamente por el señor José María Aznar hizo un llamamiento a los especuladores de las fuerzas políticas para que tengan también el arte de saber callar Recientemente, sin embargo, Otegi reconoció la existencia de contactos no oficiales con el PSE. según han reconocido fuentes del propio PSE- EE, no ha sido otro que el de sentirse vigilado por las Fuerzas de Seguridad, incluida la Ertzaintza. Se da la circunstancia de que el consejero del Interior del Gobierno vasco, Javier Balza, fue uno de los primeros en revelar la existencia de estos contactos. Así, el pasado mayo, afirmó que el PSOE tiene líneas de diálogo abiertas con Batasuna y que eso explicaría las coincidencias de los mensajes de Jesús Eguiguren y Arnaldo Otegi Los contactos a título personal del presidente del PSE- EE con dirigentes de Batasuna son mal vistos por un sector significativo de los socialistas vascos, que consideran que constituyen una ofensa a las víctimas de ETA, muchas de ellas socialistas La propia concejala del PSE en Guecho Gotzone Mora ha denunciado la aproximación a la coalición ilegal y ha desvelado otras supuestas vías de diálogo entre proetarras y ediles socialistas. Pese a este malestar interno, Eguiguren parece decidido a continuar sus contactos con el brazo político de ETA. De hecho, ha transmitido a Batasuna su predisposición a reanudar las conversaciones una vez pase el efecto