Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Economía VIERNES 29 4 2005 ABC CÁNDIDO MÉNDEZ Secretario General de UGT El Estado de las Autonomías va de la mano del respeto a los principios de solidaridad y de igualdad El 20 de mayo cumplirá diez años al frente de UGT, periodo en el que ha logrado superar los problemas del sindicato y convertirse en una referencia en el movimiento sindical europeo TEXTO: MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO FOTOGRAFÍA: JAIME GARCÍA ¿Está cumpliendo el Gobierno las expectativas que tenía UGT? -Hasta el momento se puede afirmar categóricamente que se están cumpliendo, no sólo para UGT sino para el conjunto de los trabajadores, porque ya se han resuelto algunos problemas que afectan a sus derechos como la subida de las pensiones, del salario mínimo o la regularización de los inmigrantes. En general, el balance es positivo. ¿Suspendería a algún ministro? ¿Qué le parece la polémica que está surgiendo en torno a la vivienda? -No soy un examinador. Los que suspenden y aprueban en democracia son los ciudadanos. Sí se puede decir que en algunos aspectos hay una bienintencionada ansiedad mediática. La señora ministra de Vivienda tiene buenas iniciativas, como la creación de la Agencia Pública de Alquiler, y una idea que ni es del propio Gobierno sino de técnicos y arquitectos, como la de definir unos pisos para familias unipersonales para estudiantes sobre los que hay experiencia en otros países. Se han producido comparaciones groseras para descalificarla. Los buenos proyectos al final quedan emborronados y en tela de juicio por no respetar la lógica secuencia pública en la transmisión de ideas. Sinceramente sería un pecado venial. -Como líder sindical, ¿su labor es más fácil o difícil de desarrollar con este Gobierno? -En general el clima para el diálogo en este periodo tiene mejor calidad y eso no facilita ni deja de facilitar las cosas sino que hay un clima de mayor receptividad para el diálogo social, pero además hay una base de referencia muy importante que nunca hemos tenido, como el documento del 8 de julio. ¿Le preocupa el clima de crispación política que se está produciendo? -Hasta ciertos límites es consustancial al debate democrático. -Pero en esta legislatura ha empezado desde el primer día... -Creo que es porque el principal partido de la oposición no acaba de interio- UGT ha superado sus problemas y se ha convertido en una réplica de la sociedad ¿Habrá novedades en el Congreso que UGT celebrará el próximo junio? -El congreso tendrá novedades y habrá propuestas potentes. Espero que seamos capaces de reforzar nuestra capacidad para incorporar a los jóvenes, mujeres e inmigrantes a las tareas del sindicato. -Luego ¿sus propuestas se dirigirán a estos colectivos? -El congreso tiene un segundo lema que habla de movilizarse por los cambios. Como hemos sido protagonistas relevantes de los cambios que ha habido en los últimos años, queremos ser también protagonistas de los cambios que tienen que producirse, como contribuir a un nuevo modelo productivo, social... -Y hablando de cambios, ha anunciado que se presentará a la reelección, ¿cambiará a alguien de su ejecutiva? -Son temas que hay que verlos en el congreso. Lo que sí puedo decir es que el balance de esta ejecutiva es un buen balance. Además hemos avanzado en la paridad de género e imprimido un ritmo más acelerado en el resto de la organización. Esto es vital para el sindicato, aunque a veces no es posible porque la presencia de la mujer en algunos sectores es muy pequeña. ¿Cuál es su balance de este mandato al frente de UGT? -Ha sido un periodo muy intenso. Hemos vivido unas relaciones muy difíciles con el anterior Gobierno. Se nos utilizó tras la huelga general, pero la organización ha superado todos sus problemas y ahora somos una réplica de la sociedad. Me esfuerzo en trabajar y resolver los problemas del sindicato y los trabajadores. rizar su nuevo papel. Al final son estrategias políticas que juzgarán los electorales, y es más fácil que termine pagando los errores el partido de la oposición. Le pasó al PSOE desde su dulce derrota y su estrategia equivocada como partido de la oposición, lo que le dio la mayoría absoluta al PP. ¿Cree que se está dando excesivo protagonismo a los partidos nacionalistas? -Lo que ocurre es que hay una correlación de fuerzas muy plural en el Parlamento. Es un reflejo de la realidad democrática del país y hay que contemplarla con naturalidad democrática. ¿Naturalidad democrática son las peticiones, por ejemplo, de Cataluña con la financiación autonómica? -Los partidos y las instituciones autonómicas son libres de definir sus iniciativas. En el caso de la financiación autonómica, soy un firme partidario de mantener los rasgos de igualdad y solidaridad, que están respaldados por la Constitución. El Estado de las Autonomías va de la mano del respeto al principio de solidaridad y de igualdad. Cualquier planteamiento que se quiera hacer sobre este tema se debe discutir en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. No me parece conveniente que se pretenda pegar tirones desde una parte a través de propuestas de reformas estatutarias en materia de financiación autonómica, porque es un problema de todos, no unilateral. Creo que hay que marcar principios claros y sólidos en materia de financiación o en cuestiones como la caja única de la Seguridad Social, tanto en recaudación como en gestión. ¿Y sobre las pretensiones vascas? -Sinceramente, creo que del resultado de las elecciones en el País Vasco se puede deducir que la línea de diálogo abierto por el actual Gobierno quita tensión y argumentos a los partidos nacionalistas. En las anteriores elecciones vascas había una actitud del Gobierno de presión permanente y lo que ocurrió es que se reforzó el nacionalismo. Sin embargo, en la actualidad, el PNV y Eusko Alkartasuna han visto frustradas sus iniciativas y se han reforzado las posiciones de los partidos constitucionalistas en el País Vasco. -Entonces, ¿el camino emprendi- CRISPACIÓN POLÍTICA La crispación política es porque el principal partido de la oposición no acaba de interiorizar su nuevo papel do por el presidente del Gobierno es el adecuado para solucionar el problema vasco? -Es un camino de firmeza absoluta en la lucha contra el terrorismo y de rechazo a la interlocución con partidos que justifiquen el terrorismo y de diálogo con partidos que rechazan la violencia. La otra manera de entender este conflicto, que fue la del señor Aznar, ha fracasado. ¿Cuáles son los objetivos para este Primero de Mayo? -Tienen la doble dimensión de todos los años: La internacional, cuyo objetivo concreto es la promoción de la campaña contra el hambre a través de la presión a los gobiernos para reducir el hambre a la mitad de aquí al año 2015. Ante el relajamiento que se ha producido y al ritmo actual este objetivo tardaría en cumplirse cien años. Y en el ámbito nacional, el lema elegido ya indica por dónde van nuestros compromisos: más empleo de calidad y reforzar el bienestar social. Desde hace 15 años no se ha ampliado el Estado de Bienestar. El último derecho social que se definió fue el derecho a una pensión no contributiva. Ahora queremos que se sume otro derecho como es el de la atención