Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 4 2005 Espectáculos 67 Manuel Alexandre, uno de los mejores y más entrañables actores del cine español, recibió ayer en el marco del Festival de Cine de Málaga, de manos de Pilar Bardem, el premio A toda una vida que entrega cada año Aisge Soy un hombre tímido, modesto, quizá demasiado soberbio TEXTO: JOSÉ EDUARDO ARENAS LA VOZ DE ALEXANDRE Y LAS PELEAS DE GALLOS E. R. M. MÁLAGA. No hace falta decir a estas alturas quién es Manuel Alexandre y su importancia en el mundo de la interpretación; simplemente que está entre los mejores del mundo. Un hombre tan humano como exigente; de fuerte cárácter soberbia dice él) algo que combina con la sabiduría. Pragmático y directo en las respuestas, no esquiva las preguntas pero dice, con buenas maneras, que no es su costumbre el dar nombres concretos sobre mi profesión, ni de mi vida Pero, quiera o no, tiene más de 200 películas en su filmografía; ha hecho teatro desde 1945 y muchísima televisión. A sus 87 años mantiene el aspecto de un hombre con 20 años menos y un físico tremendamente señorial. Tras una agradable rueda de prensa con Pilar Bardem (presidenta de Aisge, que le otorgó anoche el premio A toda una vida el actor habló para este periódico, no sin antes molestarse por programarle entrevistas después del encuentro general. ¡Mejor no diré lo que pienso! dijo a los responsables del certamen. Considera Alexandre que el Festival de Cine y Málaga son estupendos: tengo del certamen y de la ciudad una gran opinión. Si se me ocurre algo, lo diré en la gala, no ahora Le pregunto- -desde la admiración- cómo se siente una persona con su historial: Eso va en cada uno. Soy un hombre tímido, modesto, quizá demasiado soberbio. No creo tener una opinión muy concreta de las cosas, porque si dijera siempre todo lo que creo no habría nadie que me preguntara nada ¿Ni de su trabajo en general? le insisto: He hecho mucho cine y he conocido a gente muy importante, interesante, además, alguna, incluso me ha entretenido: Me ha divertido y satisfecho estar con esas personas y aprender, pero no hay en mi ninguna teoría sobre nada. Estoy en esta profesión para trabajar. No soy de los de ya eres un artista no me gustan las palabras con letras mayúsculas. Antes empecé seis o siete carreras Como dato cinematográfico, le pido que se acuerde de Carmen Sevilla en La venganza de Bardem. Se le avivan los ojos. Era una mujer de una belleza sensacional, extraordinaria, con un físico tan atrayente que hiciera lo que hiciera siempre salía a flote su personalidad y simpatía, ha puesto más en el trabajo de lo que cree mucha gente Y ya que estamos en Málaga, le hablo de Marisol, hoy Pepa Flores, con la que trabajó en Los días del pasado Era una criatura inexplicable, cariñosa, tierna, graciosa, y luego, como cantaba tan bien, embobaba a todos stá la voz de Sinatra. Está la voz de Pepe Isbert. Y está la voz de Manuel Alexandre. Cada una de ellas, con sus cosas. Dejemos a Sinatra. La voz de Pepe Isbert era aguardentosa y asmática. La de Manuel Alexandre es una voz con trino, como el repique de una bandurria o la tos de un jilguero. Siempre detrás del protagonista pero a su altura, su cara socarrona y su voz con trino le ponía campanilleo a la comedia: ¡Eso, eso... y un pollo asado! o lo de ...Y un billete de mil peseeetas! Siempre sus frases entre exclamaciones y esos gallos de pelea. Como cuñao y copiloto de Cassen en el motocarro de Plácido o como el infeliz Benítez en Atraco a las tres Manuel Alexandre encarnaba siempre la doblez típica del español, tan ingenuo como aprovechao tan buena gente como ruin. Y sin que fuera posible sacarlo ni a tirones de la comedia: con Manuel Alexandre dentro, la película sólo podía ser comedia, aunque también tuviera un deje dramático. Y así, en casi doscientas. La Academia del Cine Español le dio un Goya Honorífico, aunque tuvo el infortunio de que le tocara en el año 2003, cuando todo el mundo estaba allí no para honrarlo a él sino para darle caña a Aznar. Se diluyó su premio en la pócima, pero el hombre aguantó el plano como se lo había aguantado siempre a los mejores, a Berlanga, a Fernán Gómez, a Forqué, a Bardem. Que ahora, este homenaje en Málaga le haya traído los aromas de biznaga y la calidez y atención que se merece. E Manuel Alexandre, ayer en Málaga con Pilar Bardem EFE Semen. Una historia de amor con título raro J. E. A. MÁLAGA. Las directoras Daniela Fejerman e Inés París tienen en su haber una amplia carrera como guionistas. Luego saltaron al cortometraje y después al largo. Un proceso natural que les ha servido para no empezar la casa por el tejado, aunque en su última película, presentada ayer a competición en el Festival de Málaga, y titulada direc- tamente Semen (aunque se subtitule, con buen criterio, Una historia de amor comienzan la historia por la cola Se trata de una historia de amor en tono de comedia a la que no hay que juzgar por el título. En el cartel: Leticia Dolera en medio de Ernesto Alterio y Héctor Alterio. Hijo y padre coinciden ante la cámara componiendo el mismo personaje que en la vida. Es nuestro segundo largo- -declara Daniela- una película que creemos que va a gustar. En ella hay una peculiar historia de amor al revés y con la que, al igual que pasó con A mi madre le gustan las mujeres queremos que el publi- co tenga tema para hablar y discutir. En esta ocasión, de la posibilidad de encontrar la felicidad en la vida, del azar, de si uno puede o no controlar su existencia; si el mundo es un laboratorio o, por el contrario, somos unos seres arrojados sobre la superficie de la tierra y salvados, en general, por el amor, el máximo accidente de nuestras vidas y el menos controlable. También está la inseminación artificial en nuestro mundo moderno, peculiar... Humor más reflexión en su opinión, a lo que Inés añade: Otro tema importante es que la familia ya no es lo que era. Tenemos a un hombre prisionero de sus ideas preconcebidas sobre lo que debe de ser la paternidad. Finalmente, que la relación entre padres e hijos es algo que tiene poco que ver con lo biológico, con el gran proyecto de nuestra tiempo que es la genética, tiene más que ver con una relación emocional que se establece ente dos personas Por otra parte, Los nombres de de Alicia basada en hechos reales, es el primer filme de Pilar Ruiz Gutiérrez, en el que una bellísima y enigmática Ana Moreira entra en una familia como un elefante en una cacharrería. La acompañan Pep Molina, Gracia Olayo y Santiago Ramos, entre otros.