Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 4 2005 Sociedad 55 China arresta a siete sacerdotes católicos tras acudir a un retiro espiritual Pekín prohibió celebrar actos por la muerte del Papa y el nombramiento de Benedicto XVI b El Gobierno chino únicamente permite el culto a la Iglesia Católica Patriótica, que depende del Partido Comunista, mientras que persigue a los fieles a Roma J. BASTANTE MADRID. Siete sacerdotes de la Iglesia católica clandestina (fiel a Roma) considerada ilegal en China, fueron detenidos en la provincia de Hebei por asistir a un retiro espiritual no autorizado tras la elección del nuevo Papa, según confirmó ayer el Ministerio chino de Exteriores tras una denuncia de la Fundación Cardenal Kung. El 27 de abril se produjeron arrestos de miembros de la Iglesia clandestina. China es un país bajo el imperio de la ley y protege la libertad de religión de acuerdo con la ley informó un portavoz del Ministerio, quien reconoció que las detenciones se produjeron en un retiro dirigido por el obispo Julius Jia Zhiguo, en la ciudad de Jinzhou. China permite el culto católico a la Iglesia Católica Patriótica, que depende del Partido Comunista y rechaza la autoridad del Vaticano, mientras que los líderes de la clandestina, leales al Papa de Roma, son perseguidos por Pekín. Ruptura de relaciones Los lazos diplomáticos entre China y el Vaticano se rompieron en 1951, tras la excomunión de dos obispos nombrados por Pekín. A su vez, el Vaticano reconoció como legítimo el gobierno de Taiwán. Según la Fundación Kung, es evidente que el deseo expresado por el Gobierno chino de mejorar las relaciones con el Vaticano es menos que sincero señaló. El obispo Jia ya ha sido arrestado en varias ocasiones, tras rechazar la petición del Gobierno de afiliarse a la Iglesia Católica Patriótica. Hace unas semanas, fue advertido de que no celebrara ninguna actividad religiosa por la muerte del Papa ni por el nombramiento de su sucesor. AP El Golf del Papa, a subasta en internet Un Golf de segunda mano que perteneció al Papa Benedicto XVI será puesto a la venta en una casa de subastas por internet, informó ayer el actual propietario del automóvil. Benjamin Halbe, un ciudadano del estado alemán del Sarre de 21 años, se enteró por casualidad, al revisar los papeles de su vehículo, que el Golf que se compró en enero pasado perteneció al Santo Padre.