Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional VIERNES 29 4 2005 ABC El Gobierno confía en el apoyo de Berlín y París para mantener los fondos de la UE b El jefe del Ejecutivo achaca el El Congreso ratifica el tratado de la UE y termina con una bronca Zapatero- Rajoy El presidente aconseja al PP que se preocupe más por el País Vasco y Galicia que por el no en Francia DANIEL G. LÓPEZ rechazo de seis países a la propuesta de la Presidencia luxemburguesa a que estamos en la fase inicial de la negociación L. AYLLÓN MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, manifestó ayer su plena confianza en que Francia y Alemania acabarán aceptando la demanda de España de que, si nuestro país tiene que dejar de percibir fondos de cohesión, lo haga de manera gradual a lo largo de los próximos años. Zapatero, que compareció en rueda de prensa conjunta con el primer ministro irlandés, Bertie Ahern, restó importancia al rechazo expresado el pasado lunes por seis países, entre ellos Alemania, a la propuesta de la presidencia luxemburguesa de la UE de que durante dos años más España pueda seguir beneficiándose del Fondo de Cohesión. El jefe del Ejecutivo considera que esa reunión fue una primera toma de temperatura y pidió que no se tomen como definitivas esas posturas. Tengo plena confianza- -enfatizó Zapatero- -en la posición que vayan a mantener tanto el Gobierno de Francia como el de Alemania Además, piensa que en el conjunto de la UE el problema español es entendido y compartido, y está convencido de que, al final del proceso negociador, se acabará alcanzando un acuerdo razonable y satisfactorio para la mayoría de los países b La guinda del debate vino en el Marín responde a Trillo: Intentaré partirme de risa El presidente del Congreso, Manuel Marín, acogió con irónica receptividad la carta que el miércoles le dirigió Federico Trillo, en la que su antecesor le aconseja que aplicaque más humor en las sesiones plenarias. Creo que el señor Trillo lleva razón y probablemente yo me tomo las cosas demasiado en serio- -comentó en los pasillos del Congreso- Así que, de aquí en adelante, procuraré algún día que otro partirme yo solo de risa. Me parece bien Por su parte, José Luis Rodríguez Zapatero dijo que su Gobierno tiene un comportamiento impecable en las sesiones de control parlamentario. Ante el acalorado debate del miércoles. Zapatero indicó que la mayoría de las sesiones se han desarrollado con absoluta tranquilidad aunque admitió que alguna vez ocurren momentos como el vivido hace dos días. turno de réplica, cuando el jefe del Ejecutivo aprovechó la sesión para criticar al líder de la oposición por cuestiones domésticas J. L. LORENTE MADRID. El Congreso de los Diputados aprobó ayer por una amplia mayoría- -311 votos a favor y sólo 19 en contra- -el proyecto de ley orgánica por el que se ratifica la Constitución europea, texto al que ya dieron su apoyo los ciudadanos en el referéndum del pasado 20 de febrero. El debate sobre el tratado constitucional de la UE que ayer celebró la Cámara no pasará a la historia del parlamentarismo español. Los principales líderes políticos del país repitieron los mismos argumentos que emplearon durante la campaña del referéndum. Básicamente, la sesión giró alrededor de dos ejes. El primero, la posible negativa de los franceses a respaldar el Tratado, un temor que evidenció el líder de la oposición, Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, replicó que hay que trabajar por la construcción europea y no pensar todavía en un plan B El segundo elemento esencial del debate fue el rechazo a la Constitución de los socios parlamentarios del Ejecutivo so- cialista, un hecho que sirvió de argumento tanto al PP como a CiU para criticar al Gobierno. Lo más sabroso llegó en el turno de réplica, cuando el jefe del Ejecutivo aprovechó su segunda intervención ante el Pleno para criticar al líder de la oposición por cuestiones domésticas. Hasta ese momento, la sesión era de guante blanco Durante sus discursos iniciales, los portavoces de todos los grupos se centraron en el debate sobre la Constitución europea, quizá con la pretensión de rebajar la bronca originada la víspera. Pero Zapatero se salió del guión previsto y señaló: En fin, a tenor de las circunstancias quizás valdría más que algunos que están preocupados por lo que pueda pasar en el referéndum en Francia se preocuparan por lo que ha pasado en Euskadi o por lo que pueda pasar en Galicia. Seguramente, tendrían una tarea más comprometida con su tiempo y con sus responsabilidades La ilegalización de EHAK En su réplica, Rajoy no eludió el cuerpo a cuerpo con Zapatero. Estoy preocupado por lo que ha sucedido en el País Vasco y de eso he tenido muchas oportunidades de debatir con el señor presidente del Gobierno a lo largo de las últimas fechas. Aprovecho para pedirle una vez más que interponga un recurso ante los tribunales para que se aplique la ley de partidos con EHAK. El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida- -nada dado a aliarse con Rajoy en la presente legislatura- reprochó al jefe del Ejecutivo su actitud. Lo siento, señor Zapatero, pero no me ha gustado parte de su segunda intervención, entrando en cuestiones de política interior y confrontación, como ha puesto en evidencia el discurso del presidente portavoz del Grupo Popular afirmó el dirigente nacionalista. Pese a los reproches, Zapatero dio marcha atrás a medias. Empezó diciendo que su intención era contestar con una broma a algunas de las críticas o juegos incisivos que el líder de la oposición hizo durante el debate. Pero, a renglón seguido, volvió a arremeter contra Rajoy, a quien aconsejó que haga una reflexión sobre los resultados en Euskadi, que han consistido, en su opinión, en un descenso notable, muy notable, del PP y el ascenso notable, muy notable, del PSOE Dicho esto, echó en cara al líder de la oposición que mantenga una política que va a acabar compitiendo con algún otro líder político en ese famoso erre que erre sobre la propuesta que acaba de reiterarme ayer (por el miércoles) y la semana pasada en referencia a la ilegalización de EHAK. Apoyo irlandés Por su parte, Ahern, cuyo país, Irlanda, ha sido uno de los principales beneficiarios de los fondos de cohesión y que ha conseguido unos resultados económicos espectaculares, expresó su apoyo a las pretensiones españolas, aseguró que existe un acuerdo casi total entre Madrid y Dublin sobre la orientación de las próximas perspectivas financieras de la UE y coincidió con Zapatero en que una cosa son los planteamientos iniciales en la negociación y otra los resultados finales. La negociación sobre el presupueso comunitario fue uno de loa asuntos que Zapatero y Ahern abordaron en su reunión, en la que también estuvo presente el proceso de ratificación de la Constitución Europea. La vista de ambos estuvo puesta en la incertidumbre sobre el resultado del referéndum en Francia y también en el que se celebrará en Irlanda, un país que ya rechazó una vez el Tratado de Niza, aunque posteriormente lo aprobó en una nueva consulta. Los dos jefes de Gobierno se mostraron convencidos de que el sí triunfará.