Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 4 2005 Cultura 59 Laura Mañá presenta en Málaga una reflexión sobre la vida y la muerte En Morir en San Hilario la directora se mueve entre la comedia y el realismo mágico se proyectó la versión cinematográfica de Diario de un skin en la que Tristán Ulloa se convierte en un topo en el mundo neonazi JOSÉ EDUARDO ARENAS MÁLAGA. Morir en San Hilario es una cinta que se pudo rodar en cualquier parte, porque la magia está en cualquier sitio. La historia se emplaza en un pueblo inexistente, que no está en mapa alguno, en el que los habitantes, personajes fantásticos como todos los que compone su directora, Laura Mañá Palabras encadenadas y Sexo por compasión cuando ella es también la autora del guión. Moviéndose entre lo irreal, ha recuperado una historia que empezó a escribir cuando dirigía Sexo por compasión en la que descubriremos toda una reflexión sobre la vida y la muerte. No en balde San Hilario no es otra cosa que un cementerio muy especial, al que acuden aquéllos que detestan los métodos actuales: las incineraciones y las reuniones de tanatorio. En San Hilario viven de su cementerio, aunque últimamente no hay demasiado trabajo. Cada lugareño simboliza una actitud ante la muerte y sus comunes habilidades para organizar entierros hermosos no tienen más límites que el dinero que se puedan gastar y que vendrá, por supuesto, acompañado del que está a puntito de ver la luz al fondo. Un día aparece un nuevo cliente, El Piernas (Lluís Homar) prófugo de la justicia que se tira de un tren y da con los huesos en San Hilario, donde es confundido con otra persona... Así empieza esta historia. b En el apartado TV Movie, creíble como todo lo que hace delante de una cámara. Él es Antonio Salas, pseudónimo tras el que se oculta un periodista que desea descubrir a los autores de un asesinato. Ana Fernández y Laura Mañá, ayer en Málaga ABC Movimiento neonazi español Para no estremecer a nadie, llegado es el momento de aclarar que la película está dentro del género de la comedia, de una poesía enorme, y goza del toque Mañá con su realismo mágico. Enganchó desde las primeras imágenes debidas a Javier Salmones. Tanto Homar, como Ana Fernández, magnífica y camaleónica- -ha hecho doblete en el festival con Pasos de Luppi- al igual que los estupendos Ferrán Rañé o Juan Echanove, componen un reparto bárbaro. No extrañaría que el trabajo de Laura Mañá fuera recompensado en los premios del Festival de Málaga. En el apartado TV Movie se presentó Diario de un skin donde nos encontramos con una producción inspirada en hechos reales, basada en el libro Diario de un skin, un topo en el movimiento neonazi español Tristán Ulloa realiza una interpretación