Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 4 2005 49 Benedicto XVI estrena el español en su primera audiencia general y pone su pontificado al servicio de la paz Una maestra contagia la tuberculosis a 16 niños en una guardería de Barcelona Francisco de la Torre Alcalde de Málaga La negativa de un alcalde no atenta a la posibilidad de poder efectuar esas bodas en cualquier ciudad, donde la estructura judicial sí lo garantiza César Augusto Asencio Alcalde de Crevillente Hay mecanismos para que, si alguien por convicción muy propia no quiere casar, otros compañeros puedan hacerlo Alberto Fernández Díaz Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona Los concejales populares tendrán libertad para decidir si casan o no a homosexuales, pero hay que cumplir las leyes, aunque no nos gusten Ana Botella: Zapatero no actúa con talante La concejala de Empleo y Servicios a la Ciudadanía del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, también se pronunció ayer sobre el matrimonio homosexual, argumentando que Zapatero no ha actuado con talante en este asunto porque no ha llegado a un consenso ni ha consultado Ella no casará a parejas del mismo sexo porque no me vería en ese papel y porque nunca he celebrado ninguna boda En su opinión, no se debería haber utilizado la misma palabra para regular dos realidades distintas Botella también salió al paso de una entrevista publicada ayer en el diario italiano Il Giornale en la que se le atribuye el siguiente titular: Zapatero nos ha traicionado para complacer a un lobby poderoso La concejala dijo que son fruto de una traducción errónea y que esa frase no se corresponde con el resto de la información. Sin embargo, mantiene que la iniciativa de permitir el matrimonio homosexual en España marca una involución en las costumbres y que se trata de un cambio peligroso, que sobre todo lleva directamente a la ruptura del espíritu de la transición Además, añade que supone un ataque a los valores tradicionales mente las sanciones sólo se han impuesto por ausencias injustificadas y ante votaciones muy ajustadas. Desde la dirección del PP aseguran que vamos a cumplir la ley aunque a continuación recuerdan que la doctrina del partido al respecto es lo suficientemente clara El PP ha apostado por la ley de uniones civiles, que viene a equiparar en derechos a las parejas homosexuales con los matrimonios. Y así quedó de manifiesto en los dos últimos congresos populares, en el programa electoral y en el debate parlamentario. Todo el partido tiene que conocer de sobra lo que defendemos alegan miembros de la dirección nacional, que niegan que hubiera necesidad de transmitir ningún tipo de consigna- ni siquiera un argumentario -a sus ediles. Aun así, en Génova no dejaron de sonar durante el martes los teléfonos con llamadas de alcaldes que pedían consejo antes de responder a los medios de comunicación. Rita Barberá, ayer, durante la rueda de prensa en la que anunció que acatará la ley del matrimonio homosexual EFE Barberá propone que se incorpore la cláusula de conciencia en la ley Los alcaldes de Alicante, Mérida y Villaviciosa no oficiarán bodas gays regidores populares acatarán la ley que definitivamente apruebe el Parlamento para permitir la celebración del matrimonio homosexual L. DERQUI J. GUILL VALENCIA. El posicionamiento de los ediles de las ciudades españolas, respecto a si oficiarán o no las bodas entre homosexuales en sus consistorios, continuó ayer sembrando de dudas y polémica la reciente ley aprobada en el Congreso de los Diputados que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Fue la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá (PP) quien aportó una gran novedad a este intenso debate. Tras insistir en que su consistorio como institución cumplirá la normativa y prestará el servicio para casar homosexuales, recordó que la nueva ley tiene todavía por delante un largo recorrido en su tramitación en el Senado. Se trata de una oportunidad para mejorar el documento y llegar a un consenso con el fin de incluir una cláusula de conciencia, apuntó Barberá, pues la Constitución garantiza b La mayor parte de los que todos somos iguales y que nadie puede ser discriminado por razón de sexo pero tampoco por sus creencias Como ejemplo, sostuvo que cuando se aprobó el servicio militar obligatorio se respetó la objeción de conciencia, una opción que además existe en otros muchos ámbitos. La alcaldesa de Valencia no quiso comentar el hecho de que dos de sus concejales se hayan negado públicamente a celebrar estos matrimonios y sólo insistió en que es la institución la que presta el servicio. En cuanto a la posibilidad de que ella personalmente oficie las bodas, recordó que actualmente no celebra ninguna, ya que tiene esta función delegada. Diferentes posturas En la misma línea de cumplimiento con la legislación que entre en vigor se pronunciaron otros ediles populares de ciudades como Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Oviedo, Soria, Jaén, Calatayud (Zaragoza) o el Gobierno de Melilla. Algunos, además, como el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, mostraron su respeto a las diferencias de opinión que mantiene sus propios compañeros de partido, ya que se trata de un tema perso- nal Lo importante- -mantuvo De la Torre- -es que las aspiraciones, los deseos y los derechos que se puedan plantear tengan una respuesta y el Estado les garantice esa respuesta a través de los juzgados Otros esperan posibles modificaciones que se puedan incorporar en el Senado y decidieron no pronunciarse hasta que sea definitivamente aprobado el texto. Sin embargo, hay quienes ya adelantaron que se negarán a oficiar estas bodas en su consistorio. Así lo hicieron el portavoz del grupo de PP en el Ayuntamiento de Barcelona, el alcalde de Villaviciosa (Asturias) el de Mérida (Cáceres) y el de Alicante, Luis Díaz Alperi. Este último afirmó que no prohibirá las bodas entre homosexuales en el Ayuntamiento de la ciudad, aunque tampoco va a obligar a los concejales que no quieran casar a que casen e incluso confesó que él no está dispuesto a oficiar estas ceremonias a pesar de reconocer que tienen todos los derechos El alcalde de Caldes de Malavella (Barcelona) Miquel Casas, se convirtió ayer en el primer regidor de CiU que se niega públicamente a casar a homosexuales, según declaró a la prensa local.