Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 4 2005 Madrid 39 MADRID AL DÍA PROGRAMA LUIS PRADOS DE LA PLAZA Estado actual del Velódromo de Carabanchel, que será desmantelado y trasladado a La Peineta IGNACIO GIL El velódromo se desmontará en junio para trasladarlo al Anillo Olímpico Durante cuatro meses, se dividirá en piezas y se llevarán a La Peineta b Los trabajos de reciclaje de la Ciclismo en pista cubierta El proyecto. El velódromo se reconstruirá, tras su traslado, junto al Estadio Olímpico de Madrid. Tendrá una pista de ciclismo de 250 metros de longitud por siete de anchura, y una entalladura que recorrerá el cuerpo de la instalación, creando una calle perimetral de cuatro metros de anchura. Capacidad. Cuando se construyó, el velódromo tenía una capacidad para 6.650 espectadores sentados. Se construyó con madera de Afzelia, de origen africano, un material de gran dureza y resistencia. Uso. Si Madrid es sede de los Juegos Olímpicos de 2012, el velódromo, ya en el Anillo Olímpico, se utilizará para realizar las pruebas de ciclismo en pista cubierta. perficie total de planta es de 5.800 metros cuadrados. Está formada por 374 cerchas- -piezas de madera- -de origen africano, de gran dureza y densidad, que están apoyadas sobre una base rígida de hormigón, en cuyo diseño y construcción se incorporó la posibilidad de su desmontaje. pista, que coordinará la empresa Madrid Infraestructuras Deportivas 2012, tienen un presupuesto previsto de 259.000 euros S. M. MADRID. El próximo mes de junio, el velódromo de Carabanchel- -abandonado desde hace años- -comenzará a desmontarse para ser trasladado, pieza a pieza, hasta las proximidades del Estadio Olímpico. El Consejo de Administración de la empresa Madrid Infraestructuras Deportivas 2012 ha adjudicado este trabajo- -del que informó ABC (1- X- 04) -a la empresa Obras y Servicios Públicos S. A. que contará para ello con un presupuesto de 259.000 euros. El velódromo lleva sin uso deportivo varios años; en el último invierno fue utilizado provisionalmente como albergue para personas sin techo, lo que provocó fuertes protestas vecinales. Antes, llevaba tiempo okupado por colectivos de inmigrantes que lo utilizaban como improvisado hogar. Las autoridades municipales prometieron darle un uso deportivo a la instalación, una vez finalizada su función como lugar de acogida durante los meses más fríos. Esa promesa se concretó ayer en la decisión del Consejo de la empresa Madrid Infraestructuras Deportivas 2012. En el interior del velódromo existe una pista de ciclismo de 250 metros de longitud y 7 de ancho, por lo que la su- Madera de gran calidad La gran calidad de estas piezas hacen posible desmontarlas y recuperar la instalación en otro lugar: concretamente, en el Anillo Olímpico, muy cerca del Estadio de Madrid, donde se incorporará a las instalaciones deportivas que Madrid ha incluido en su oferta como organizadora de los Juegos. Los responsables municipales han explicado sus planes para esa instalación: cada una de las cerchas, los listones y los postes que ahora forman el velódromo serán numerados, desmontados y trasladados al Estadio de Madrid, hasta su futura recolocación. Ésta se hará atendiendo a esa numeración previa, que permitirá colocarlos en el orden preestablecido y con la misma orientación que ahora tienen. La obra cuenta con un presupuesto de 259.000 euros. Está previsto que los trabajos de desmontaje y traslado se prolongará durante un plazo de cuatro meses. La reconstrucción de este equipamiento sólo se producirá una vez que el Comité Olímpico Internacional decida si Madrid es o no la sede de los Juegos de 2012. El Velódromo de Carabanchel fue construido a comienzos de la década de los 90 sobre los terrenos de lo que fue el canódromo. El proyecto fue de Manuel Canalda, el arquitecto que se encargará ahora de dirigir los trabajos de desmontaje. Se encuentra situado en el distrito de Carabanchel, entre las calles Vía Carpetana y Zaída. Ésta será una de las tres instalaciones temporales que está previsto construir en el Anillo Olímpico, junto con las pistas de calentamiento- -anexas al remozado Estadio- -y el espacio destinado a helisuperficie, para emergencias. Si Madrid es finalmente elegida como sede olímpica, una vez finalizados los Juegos se estudiará el futuro de este Velódromo, que podría mantenerse como instalación si se llega a acuerdo con la federación de este deporte. ería necesario restablecer un programa de actuaciones que fueran de la mano y en sintonía para que unos proyectos no se dieran topetazos con otros, estorbándose en la cola de espera, en lugar de buscar fórmulas para la coordinación tan imprescindible. La llamada legalización de inmigrantes que tanto tiempo estuvo desatendida ha tenido que buscar los caminos más complicados para solucionar sólo una parte de las expectativas despertadas en el momento de presentar la decisión de ponerse al día Cuando se hace preciso legalizar cualquier cosa es porque antes se han venido permitiendo situaciones de hecho o, lo que es lo mismo, se han incumplido elementales obligaciones legislativas. En este asunto tan fundamental, como en otros, marchamos por detrás de los acontecimientos y, encima, a la hora de los remedios las trabas parecen dirigidas a demostrar todo lo contrario al deseo de legalizar. Cerca del plazo inicialmente acordado para el movimiento de papeles- y en medio de excesivas insatisfacciones- se palpan noticias confusas sobre el desenlace burocrático en que anda liado medio Madrid. Es casi como la restricción del tráfico rodado de la carrera de San Jerónimo y Atocha (con el cierre por el Prado y el conducto Benavante- Canalejas) del que se sabe prácticamente todo lo que corresponde a la tramitación de las sanciones y sus cuantías, a los controladores automáticos, a los accesos y a los cambios de sentido... Ya digo, todo, menos si el laberinto se llevará bien con lo establecido en Sol y con la apresurada necesidad de cambiar la dirección del tráfico rodado en la calle de Sevilla... Eso, sí: tenemos en marcha la feliz idea de cámaras ocultas en la Plaza Mayor, que recoge las escenas precisas para que algún día se le caiga el pelo a alguien. Con lo cual hemos vuelto a desempolvar las discusiones sobre el derecho a la intimidad y el modo de interpretarlo. El programa de ideas y de obras inunda el casco central y la periferia, lo mismo que la actualidad a plazos de las viviendas inestables afectadas por el circo estable. Y hasta el borrador sobre el que se podría arreglar alguno de los males que pesan sobre Lavapiés. S