Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 4 2005 Internacional 29 La Comisión del 11- S sigue leyendo la cartilla al gobierno de Estados Unidos Bush se refugia en el búnker de la Casa Blanca por una falsa alarma aérea b El Departamento de Estado omitirá en su próxima edición del informe sobre terrorismo internacional el triplicado número de atentados durante el año pasado PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Frente al penoso espectáculo de las pesquisas parlamentarias del 11- M en España, la comisión bipartidista encargada de investigar el 11- S en Estados Unidos continúa leyendo la cartilla al gobierno federal, tanto a la Administración Bush como al Congreso. El panel oficial que el pasado verano publicó un informe final de 567 páginas, que contra todo pronóstico se convirtió rápidamente en un best- seller nacional, tiene previsto volver a la carga este verano calibrando los progresos realizados para prevenir una nueva ofensiva terrorista contra objetivos estadounidenses. Según han confirmado los dos responsables de la comisión del 11- S, el republicano Thomas Kean y el demócrata Lee Hamilton, en los próximos meses van a realizar media docena de audiencias públicas y una serie de pesquisas adicionales, con el objetivo de publicar una especie de calificaciones o notas en julio sobre el cumplimiento de las recomendaciones formuladas hace un año. En declaraciones al diario USA Today, Kean y Hamilton han indicado que todavía quedan importantes asignaturas pendientes, como un mayor control del Congreso federal sobre las fuerzas de seguridad y servicios de Inteligencia de Estados Unidos. Según Thomas Kean, ex gobernador republicano de Nueva Jersey, sabemos que estas recomendaciones van a ser cumplidas. La cuestión es si van a ser cumplidas antes del siguiente ataque terrorista o después A juicio de Kean y Hamilton, ex diputado por Indiana, entre la lista de cuestiones pendientes figura la asignación de más y mejores frecuencias de radio para policías, bomberos y socorristas, el nombramiento de un consejo que vigile el respeto a los derechos civiles en la lucha contra el terrorismo y un mayor esfuerzo para explicar en el mundo musulmán los puntos de vista de EE. UU. Burda maniobra En este contexto, la penúltima polémica en Washington se centra en la inminente publicación del informe sobre terrorismo internacional elaborado anualmente por el Departamento de Estado. En la edición que se remitirá al Congreso la semana que viene, la Administración Bush ha decidido obviar una desagradable realidad estadística: el año pasado el número de incidentes significativos de terrorismo internacional se ha triplicado. Al eliminar estas cifras, la oposición demócrata ha denunciado una burda Moussaoui, en una foto del álbum familiar de su madre tomada en 1998, es juzgado en los Estados Unidos por su presunta relación con los atentados del 11- S maniobra para blindar la Casa Blanca ante preguntas legítimas sobre el éxito de su guerra contra el terrorismo y su insistencia de un progreso sustancial en Irak. El año pasado, el Departamento de Estado ya tuvo que reconocer que había subestimado el número de atentados en su estudio oficial. Ahora, argumenta que la aplicación de una metodología más exhaustiva no permite realizar comparaciones fiables. AP En este ambiente, Bush fue evacuado ayer unos minutos al búnker subterráneo de la Casa Blanca por lo que resultó una falsa alarma de un avión no identificado dentro del espacio aéreo restringido sobre la capital. El vicepresidente Cheney también fue trasladado a un lugar secreto, conforme a los protocolos de continuidad gubernamental establecidos tras los ataques a las Torres Gemelas y el Pentágono.