Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA POLÉMICA TERRITORIAL JUEVES 28 4 2005 ABC Guerra se enfrenta al nuevo Estatuto de Maragall porque viola la Constitución El PP cree que tiene razón y ERC insta a Zapatero a poner orden en su partido b El ex vicepresidente del Gobierno advierte que el proyecto fragmenta la soberanía y plantea disolver y convocar elecciones si llega al Congreso como está MARÍA JESÚS CAÑIZARES EP BARCELONA MADRID. Decidido a dejar constancia de que no todo el mundo en el PSOE está dispuesto a respaldar las tesis reformistas de los socialistas catalanes, el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra se ha erigido en defensor del actual marco constitucional y, en una entrevista de doce páginas publicada en el último número de Temas advierte que el proyecto de reforma del Estatuto catalán viola la Constitución. Guerra denuncia que, detrás del interés de determinadas autonomías de blindar sus competencias, se esconde el propósito de que el Estado no pueda elaborar leyes de base. En realidad- -sostiene el dirigente socialista- -estarían haciendo una Loapa a la inversa Expresión esta última que coincide plenamente con la postura del PP en los trabajos de la ponencia encargada de redactar el nuevo Estatuto de Autonomía. A su juicio, la aprobación del texto reformado tal como se está planteando supondría una fragmentación de la soberanía, de forma que ésta ya no residiría en el conjunto del pueblo español, sino en cada territorio. Con el mecanismo de financiación que pretende Cataluña, avisó, se violan los principios de igualdad y de solidaridad interterritorial En referencia a la reforma catalana, pero también a la vasca, el dirigente socialista subraya que si los textos que llegan al Congreso no respetan el marco constitucional, entonces a lo mejor hay que disolver y convocar elecciones. En referencia a la postura del PSC, afirma que algunas de sus tesis no coinciden con la dirección del PSOE y hace un llamamiento al sentido común porque si no, no se va a aprobar nada Los populares sí aceptan que el texto incluya el deber de conocer el catalán b El tripartito y CiU acuerdan que Cataluña sea definida como una nación, aunque el PSC se niega a introducir con la reforma el derecho a la autodeterminación M. J. C. BARCELONA. El PP catalán defendió ayer en la ponencia parlamentaria encargada de redactar el nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña el deber de conocer el catalán, aunque precisó que esa obligación no puede exigirse a una persona que está de paso en la comunidad catalana. Los populares secundaron la inclusión de este precepto en el título preliminar del futuro texto estatutario, a instancias de PSC, ERC, CiU e ICV. Por contra, el partido presidido por Josep Piqué se opone a que Cataluña sea definida como una nación. El portavoz del PP en el Parlamento catalán, Francesc Vendrell, dijo que hasta que no haya una propuesta por escrito, no nos pronunciaremos aunque reiteró la voluntad de su partido de mantener el término nacionalidad del actual Estatuto de 1979. Moratinos y Guerra charlan ayer en el Congreso EFE Carod da un paso más y reclama pasar del Estatuto al Estado I. ANGUERA BARCELONA. Cataluña tiene que pasar del Estatuto al Estado, y estamos dispuestos a que, para empezar, este estado sea federado Josep Lluís Carod- Rovira, presidente de ERC, recuperaba ayer con estas palabras la bandera independentista en su relanzamiento como candidato a la presidencia de la Generalitat. En una conferen- Visión franquista La postura del PP fue criticada duramente por CiU, cuyo ponente, Quico Homs, dijo que negar la condición de nación a Cataluña no sólo es de ignorantes, sino que se corresponde con una visión franquista En su réplica, Vendrell aseguró que lo que es franquista es pensar que tu verdad es la auténtica El tripartito y CiU expresaron su satisfacción por el acuerdo alcanzado respecto al concepto de nación, aunque existen discrepancias respecto a si esa definición debe ir acompañada de una referencia a la Constitución, tal como sugiere el PSC. Los socialistas abogan por la expresión Cataluña es una nación que, en el ejercicio de su derecho de autogobierno, se constituye en comunidad autónoma, de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto Tanto ERC como CiU son reacios a introducir esta mención, aunque no están cerrados a debatirla en una segunda lectura. Otro de los aspectos polémicos fue el derecho a la autodeterminación. El PSC, según explicó su ponente, Miquel Iceta, se niega a introducir este derecho, mientras que ERC e ICV aceptan buscar una fórmula alternativa y plasmarla en el preámbulo para sacarla así del articulado. CiU insiste en que ese derecho debe estar incluido en el título preliminar. En el capítulo de competencias, que ayer concluyó, todos los grupos aceptan la competencia compartida de la Seguridad Social, aunque el PSC insiste en que no quiere romper el principio de caja única. cia títulada Un país, un futuro Carod insistió en que la presente legislatura, con la reforma del Estatuto catalán y del modelo de financiación autonómica es la última oportunidad que se dan los independentistas para entenderse con España, pero dedicó buena parte de su intervención a señalar la consecución de un Estado independiente como objetivo final. El líder de Esquerra responsabilizó además a PSC y CiU del éxito de esa reforma estatutaria, en su calidad de partidos mayoritarios en Cataluña, y advirtió tanto contra el derrotismo convergente como contra la tentación del PSC de rebajar las reformas para aprobar un Estatuto aceptable para el PSOE. Zapatero, cuestionado En Cataluña, las declaraciones del ex dirigente socialista han causado, cuanto menos, inquietud, al tratarse del presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, donde se debatirán los proyectos estatutarios. El portavoz parlamentario de ERC, Joan Ridao, instó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a poner orden en su partido, donde se ha instalado un filiguerrismo que ejerce de oposición El dirigente republicano considera que las palabras de Alfonso Guerra cuestionan el compromiso de Zapatero respecto a la aprobación del Estatuto catalán Por su parte, el viceprimer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, expresó su sorpresa ante unas de- claraciones que proceden de una persona que conoce perfectamente la Constitución y sabe que la reforma que se está llevando a cabo en Cataluña es perfectamente constitucional Incluso llegó a poner en duda la autoría de esas manifestaciones. Por el contrario, el portavoz parlamentario del PP catalán, Francesc Vendrell, fue El PSC elude la confrontación y dice que Guerra conoce perfectamente la Carta Magna y que la reforma se ajusta a ésta taxativo: Gustará o no, pero Guerra tiene razón En los últimos meses, Guerra se ha reunido con dirigentes de distintos partidos para negociar las reformas estatutarias. Primero lo hizo con dirigentes del PP, con quienes comparte su oposición a proyectos rupturistas. Asimismo, el ex vicepresidente del Gobierno ha mantenido contactos con representantes de CiU, formación que ya intuía la escasa vocación autonomista del presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, por lo que los nacionalistas han intentado explorar posibles acuerdos a través de Ramón Jáuregui, portavoz en la citada Comisión y ex secretario general del PSE, más sensible a la cuestión estatutaria.