Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 4 2005 Nacional 15 LA POLÉMICA TERRITORIAL El PSOE discute cómo llevar a la cumbre autonómica su texto del déficit sanitario Zapatero emplaza al Senado a convocar el debate de las Comunidades en septiembre b El PP acusa al jefe del Ejecutivo de marginar y despreciar a la Cámara alta, y éste recuerda que Aznar nunca se sometió a su control y él lleva ya cinco sesiones MANUEL MARÍN MADRID. La quinta sesión de control a la que se sometió en el Senado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sirvió para que Ejecutivo y PP se volvieran a enzarzar en un debate parlamentario, esta vez a cuenta de la utilidad efectiva de esta institución. El portavoz del PP en la Cámara Alta, Pío García- Escudero, acudió cargado de datos para demostrar que el Gobierno ha relegado al Senado a interpretar un papel de actor de reparto sin mayor relevancia. Zapatero le respondió negando la mayor y con su deseo de que el Senado recupere el debate sobre del Estado de las Autonomías y lo celebre el próximo mes de septiembre si la Cámara así lo decide Antes, el portavoz del PP había acusado al Gobierno de marginar y despreciar al Senado- -donde este partido tiene mayoría- -porque nunca hasta ahora, después de un año de Gobierno, había llegado a esta institución un número tan reducido de leyes, doce; porque el PSOE ha anulado normas del PP por decreto porque se ha utilizado a esta Cámara para que el Gobierno suelte globos sonda o porque no hizo ningún caso al veto a los Presupuestos Generales del Estado, que fueron finalmente aprobados por el Congreso sin incluir rectificación alguna pese al mandato de la Cámara alta. Incluso, por haber eludido que el Senado opinara sobre el techo del gasto público o porque, siendo Zapatero líder de la oposición, se negó a que José María Aznar acudiera a la Cámara alta. Zapatero ironizó con las críticas del PP de que no respeta al Senado ERNESTO AGUDO El BNG arranca su precampaña en el Senado MADRID. Tanto se habla de las reformas de Estatutos de autonomía- -Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Canarias... aparte del País Vasco y su fenecido plan Ibarretxe- -que ayer el portavoz del Bloque Nacinalista Gallego en el Senado, Anxo Quintana, quiso erigirse en el promotor de la reforma estatutaria en Galicia. Y lo hizo en el Senado, durante su minuto de gloria ante Rodríguez Zapatero, reclamándole que respalde expresamente un mayor autogobierno para su Comunidad, como ha hecho ya con el Estatuto que salga del Parlamento de Cataluña. Anxo Quintana, casi en campaña, pidió que se reconozca el gallego como primera lengua, que el Tribunal Superior de Justicia sea última instancia jurisdiccional y que se blinde a su Comunidad con competencias exclusivas. Pero Zapatero, inamovible de su discurso habitual, le recordó que lo primero es el respeto a la Constitución y lo segundo, el famoso amplio consenso Hay voluntades más allá de la suya y la mía... le espetó. quien está impulsando la reforma de la Cámara alta. Aunque aún no hay fecha decidida para la próxima cumbre autonómica que tiene previsto convocar Zapatero, el PSOE está preparando el documento base con el que el jefe del Ejecutivo quiere acudir para presentar una solución a la financiación sanitaria, principal objetivo de la nueva Conferencia de presidentes. Cumbre socialista por la Sanidad Con este motivo, anteanoche se reunió una delegación socialista que sirvió para coordinar a los distintos estamentos que participan de este debate. A la reunión acudieron el titular de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, y el secretario de Estado de Economía, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, por parte del Gobierno; Alfonso Perales en representación de la Ejecutiva socialista; Francisco Fernández Marugán, número tres del Grupo Parlamentario en el Congreso; y los consejeros de Sanidad de las Comunidades gobernadas por el PSOE. La propuesta común que salga de este debate en el seno del PSOE será la que exponga Zapatero en la cumbre de presidentes al resto de Comunidades con el objetivo de alcanzar un texto consensuado que impulse las reformas legislativas necesarias para paliar el déficit autonómico que genera el desmesurado gasto sanitario. Zapatero irónico: Me divierten Zapatero respondió a García- Escudero con una ironía: Resulta divertido escuchar que ahora el presidente del Gobierno se somete al control del Senado gracias al señor Aznar Zapatero ha sido, por deseo propio, el primero en hacerlo y pidió al PP que al menos eso se lo reconozca. Lejos de aceptar las premisas de García- Escudero, el jefe del Ejecutivo dijo estar satisfecho del papel del Senado y se mostró sorprendido por que el PP critique a estas alturas que sea la mayoría del Congreso la que decida las leyes de este país En todo caso, negó que el Gobierno no otorgue relevancia al Senado y recordó que poco después de ser investido presidente compareció en la Cámara alta en un debate de política general y territorial; que el Senado ha sido la sede de la primera Conferencia de presidentes autonómicos; y que es él