Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 4 2005 Opinión 5 ESCENAS POLÍTICAS EL CIRIO EN EL CONGRESO E FRANCIA, SU REFERÉNDUM, EL AZAR E L votante francés es uno de los más difíciles del mundo. Desde el Paso de Calais hasta el Pirineo, en pocos lugares del mundo se vive como en Francia. Cocina, arte, música, teatro, inteligencia en la calle... Savoir- vivre no es un giro canadiense. Sin embargo los franceses atraviesan, no en sus clases dirigentes sino en sus gentes de a pie, un período de desasosiego. En no pocos casos el desasosiego se convierte en frustración, angustia. Atención: hay, digamos, dos millones de franceses en la clase dirigente. Un millón y medio votará a favor de la Constitución europea. Perdonen, quedan más de 40 millones de ciudadanos en el censo, la menor parte de ellos de renta baja: muchos dispuestos a no ceder, a pasar factura al gobierno. ¿Se han vuelto ustedes locos? ¿Qué tiene que ver la Constitución europea con la cobertura del desempleo? Da igual. El lío se ha formado ya, como una maraña inextricable de manipulaDARÍO ciones, medias verdades, mentiras... VALCÁRCEL Europa tiene la culpa de las deslocalizaciones, de la inmigración, de la desigualdad creciente, de los altísimos sueldos de ciertos empresarios... Muchos franceses están hartos. Añadamos algo sobre nuestros vecinos: la Asamblea Nacional va a debatir la pensión más baja del francés sin trabajo. ¿Se quedará en 535 euros mensuales o subirá a 580? ¿Pero no saben ustedes que hay 350 millones de chinos con ingresos inferiores a 25 euros al mes? ¿Que un obrero textil de Pakistán, India o Sri Lanka percibe menos de 50 euros por sus 52 horas semanales? Sí, contestan, pero Daniel Bernard, destituido presidente de Carrefour, acaba de cobrar una indemnización de 9,8 millones de euros... ¡Más madera! Chirac ha preferido jugarse la vida. Cree que no tiene derecho a incorporar una constitución si no es mediante referéndum. El canciller alemán se sorprende. Los ciudadanos ¿no han elegido a unos diputados? ¿Y por qué no pueden esos elegidos decidir? En todo caso, es lo que Alemania, Italia o Austria han hecho o van a hacer. España y Francia han optado por el referéndum. También Blair consultará al electorado el próximo año. No es imposible que Chirac pague con su vida política este gesto de valor. Un hombre muy superior a él, Charles de Gaulle, murió políticamente en 1969, tras una banal consulta referendaria sobre la regionalización (el final físico no tardaría en llegar; se desplomó, muerto, desde su escalera, 80 años, mientras colocaba unos libros en su biblioteca de Colombey, ruptura de aneurisma en la aorta) Estamos hartos, dicen los parisinos, bordeleses, marselleses... ¿Pero no dirán una cosa y harán otra? ¿No engañarán al encuestador? ¿Qué tiene que ver el futuro de Europa con la política del gobierno Raffarin? Nada, pero es una buena bofetada a Chirac y Giscard. ¿Y quién les comprará el vino de borgoña, los quesos, los Renault, los Airbus? A un mes del 29 de mayo, los grandes europeos, Kohl, Delors, están estupefactos. Vale más perder el referéndum y salvar la democracia, de acuerdo. Mejor un voto disparatado que mandar el sufragio universal al armario: pero hay soluciones intermedias. La historia de Estados Unidos se jugó a cara o cruz en 1863: ¿qué hubiera ocurrido si en Gettysburg la artillería confederada hubiera sido ligeramente superior a la de la Unión? Hitler perdió la guerra porque Jorge VI no encargó formar gobierno a Halifax sino a Churchill. Si Mao se despeña en la jornada de Xian el moderado Chu Enlai se hubiera impuesto. La historia, es sabido, se juega sobre el filo de una navaja. Creíamos que esto no iba con un país central de Europa, poseído, ahora lo vemos, por un espíritu suicidario (nos pueden suicidar) A pesar de todo, quizá se gane. Un ex ministro francés, buen conocedor del electorado: mis compatriotas chillan pero al final utilizan la cabeza. Sea como fuere, ni Francia, ni Gran Bretaña ni Alemania existirán si Europa no se hace. Pero Europa se construye desde hace 50 años. El cemento acabará por fraguar. L orgasmo de la democracia se produce muy de tarde en tarde, en el momento de depositar el voto en la urna. Pero el orgasmo de la democracia parlamentaria es mucho más frecuente porque se disfruta cuando se arma el cirio enel Parlamento, y los debates parlamentarios terminan fácilmente con escaramuzas desde los escaños. Ayer, en el Congreso de los Diputados, sus señorías estuvieron a punto de zurrarse el perrengue como si fueran japoneses, que parecen ser los padres de la patria más proclives a organizar el cristo o la zorrera. Las sesiones de control al Gobierno de Zapatero acaban muchas veces en trifulca, y es que el talante dialogador que se gasJAIME tan los señores ministros, CAMPMANY la señora vicepresidenta, tan espiritada como una figura de El Greco, y el mismísimo señor Zapatero, consiste en escuchar las preguntas de la oposición y salir por los cerros de Úbeda. Los socialistas que nos desgobiernan responden por el método Ollendorf. ¿Ha traído usted el paraguas? Sí, señor. A mí también me gusta la cerveza A la Shirley Temple gubernamental (Umbral dixit, Pixit y Dixit) le preguntó Acebes si los socialistas vascos andaban reuniéndose con batasunos en un caserío de por allí, y la señora vice se anduvo un rato por las ramas, gorjeando como los bulbules, que diría Rubén. Rajoy y Zapatero se habían enzarzado a propósito del Pacto Antiterrorista y la falta de aplicación de la ley de partidos a los comunistas de las Tierras Vascas. Se acusaron mutuamente, el uno al otro de no aplicar la ley y de ser condescendiente con los representantes de ETA en las elecciones, y el otro al uno de usar el terrorismo en el debate político partidista. Total, que empezó el meneo. Se organizó el bochinche parlamentario y la batalla de flores de escaño a escaño, y del coro al caño, pero equivocándose. No sé lo que diría el diputado don Federico Trillo, pero el presidente del Congreso, don Manuel Marín, le llamó dos veces al orden y le reprochó su actitud levantisca porque usted debería dar ejemplo aludiendo a su condición de ex presidente del Congreso. Manda huevos Ante el ofrecimiento del PP para formar en el País Vasco una coalición de alternativa al gobierno del PNV, el pícaro Guzmán Pérez Rubalcaba y de Alfarache ha manifestado que no se fía. Estos socialistas son chuscos. Si los populares no entran por uvas, lo reprochan y les lanzan acusaciones de no colaborar con el Gobierno en la lucha antiterrorista, y si los populares intentan colaborar no se fían. Y además entienden el tan cacareado diálogo como una elegante manera de hablar sólo ellos, de lo que quieren y cuando quieren. (artículo segundo del Reglamento del Talante) Si las sesiones parlamentarias fueran a más y los cirios menudearan, tal vez cayera en la tentación de recordar mis años de cronista parlamentario y pedir un sitio en la tribuna de prensa, tan prestigiada por otra parte de grandes nombres del periodismo literario, porque el orgasmo democrático se pone divertido. Ay.