Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 27 4 2005 Nacional 21 El misterio de las vías de financiación Una de las principales incógnitas que surgen alrededor de los grupos neonazis es conocer cuáles son sus vías de financiación. En el caso de Sangre y Honor la Guardia Civil ha podido determinar que, al menos en parte, obtenían el dinero de la venta de armas de todo tipo entre sus seguidores y, sobre todo, del merchandising -comercio con libros, fancines, camisetas, hebillas, y cedés de grupos de música radicales de índole neonazi- que ofrecían en los conciertos que organizaban. Sin embargo, las fuentes consultadas por ABC consideran que el dinero que obtenían con estas actividades no era suficiente para financiarse, por lo que consideran que detrás hay alguien- -un particular, varios, o incluso empresas- que aportaban dinero a los neonazis. De hecho, la principal vía de investigación abierta ahora, no sólo en este caso descubierto por la Comandancia de Madrid sino también en todos aquellos en los que trabajan los agentes que se dedican a perseguir estas organizaciones, es llegar hasta quienes las financian. El ministro del Interior, José Antonio Alonso, mostró ayer su preocupación por este fenómeno delictivo y afirmó en Léon que la Policía y la Guardia Civil van a actuar con absoluta firmeza. Ni el Gobierno, ni las Fuerzas de Seguridad van a tolerar el surgimiento y la emergencia de estos delitos advirtió, informa Belén Molleda. El narcoabogado Pablo Vioque, condenado a 15 años de cárcel N. C. MADRID. La Audiencia Nacional ha condenado al narcoabogado Pablo Vioque a 15 años de cárcel y al pago de una multa de 115,6 millones de euros por la introducción en España de 1.800 kilos de cocaína. Junto a él, han sido condenados también los demás miembros de la trama- -desarticulada en la operación Más Madera a excepción de su madre y su suegra, que fueron utilizadas para blanquear el dinero. La sentencia cuenta con un voto particular. Según el Tribunal, Vioque acordó con Arinda Adalgiza (9 años de cárcel y 90 millones de multa) traer una partida de cocaína a España. Para ello, contactaron con María Antonia Gallego, que gestionó el almacenaje de la mercancía así como su transporte de Valencia a Madrid y, de ahí, a Barcelona. Para ello contrató a tres camioneros, que tendrán que cumplir 9 años de prisión cada uno y pagar 62 millones de multa. A Gallego, que padece ludopatía, le ha sido rebajada la pena a 8 años y 63 millones de multa al apreciar la Sala que su adicción al juego le impidió comprender la ilicitud de sus actos También ha sido condenado el ciudadano colombiano William Hernández (9 años y 63 millones de multa) Por la operación urdida por Vioque para blanquear el dinero, la Audiencia ha condenado al cuñado de éste, David Lage (4 años y un millón de multa) y a su compañera sentimental, Cristina García (1,6 años de cárcel y medio millón de multa) Material y armas intervenidas por la Guardia Civil a los neonazis fuentes judiciales, no se les ha probado, de momento, su participación en agresiones, violencia callejera u otros delitos similares, si bien es una línea de investigación aún abierta. ABC No salen de caza En el argot policial se dice que los Sangre y Honor -a diferencia del otro gran grupo neonazi español, los Hammer Skin desarbolados el año pasado- no salen de caza ni son futboleros, una etiqueta que ellos desprecian. Parece que el cimentado componente ideológico está en la base de ese comportamiento. Tampoco les delata su indumentaria, es habitual que vayan de casual ni suelen portar simbología nazi cuando participan en ac- tos públicos. Sangre y Honor había quedado como el referente del movimiento neonazi español tras la desarticulación, hace ahora un año de los Hammer Skin En la operación Puñal de la Guardia Civil, se detuvo a 14 individuos a los que se les intervino ocho armas de fuego y armas blancas. Las fuentes consultadas por ABC advierten que en los últimos meses se ha intensificado la actividad de estos grupos neonazis, coincidiendo con la polémica por la campaña de retirada de símbolos franquistas, el aumento de la inmigración y las tensiones separatistas. Un caso como el de Lucrecia Pérez- -joven dominicana asesinada por ultras en Madrid- -es perfectamente repetible afirman.