Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MIÉRCOLES 27 4 2005 ABC La Guardia Civil detiene a 21 neonazis, núcleo duro de la rama española de Sangre y Honor Son individuos muy ideologizados, de todas las clases sociales y ocupaciones b La juez ha ordenado prisión para Los implicados En Sevilla, L. G. R. M. de 34 años, vecino de la barriada de la Huerta de la Salud y obrero de profesión. En Jaén, F. J. L. P. de 28 años, vecino de la plaza de los Huérfanos en cuya vivienda se hallaron las dos armas de fuego. Trabaja como portero de discoteca y es asiduo a gimnasios. En Burgos, J. G. M. de 29 años. En Zaragoza, S. R. D. de 28 años; D. M. M. de 26; F. J. B. P. de 29; J. M. A. B. de 24 y A. M. U. M. de 26. En Madrid, R. L. U. de 29 años; A. L. U. de 25; A. C. M. de 22; J. M. A. B. de la misma edad; D. A. R. de 24; J. P. L. de 21; T. B. L. de 25; D. B. G. de 21; S. F. P. de 27; J. V. C. de 25; G. A. C. de 27; I. M. B. de 29 y un menor de 17 años. levancia de sus fuentes de financiación, que ahora intentan desentrañar. Se cree que la autofinanciación es sólo una de las patas y que cuentan además con aportaciones externas de empresarios y grupos afines. La operación Espada comenzó después de que la Guardia Civil descubriera que las calladas actividades del Blood Honour español incluían la compra- venta de armas prohibidas. De hecho, en los 19 registros llevados a cabo por los agentes se ha intervenido un miniarsenal que abarca desde defensas extensibles y eléctricas, armas cinco de los arrestados, que traficaban con armas de fuego y blancas y además vendían libros nazis, fancines y música xenófoba C. MORCILLO P. MUÑOZ MADRID. La Comandancia de Madrid de la Guardia Civil ha desarticulado la rama española del grupo neonazi de origen inglés Blood Honour (Sangre y Honor) con la detención del núcleo duro de esta organización y de algunos de sus adeptos más allegados. En total han sido arrestadas 21 personas en Madrid, Sevilla, Jaén, Burgos y Zaragoza, acusadas de apología del genocidio, tenencia y tráfico de armas, asociación ilícita y delitos contra los derechos y libertades fundamentales. Los investigadores se muestran preocupados por la capacidad de convocatoria que habían logrado- -en sus conciertos y concentraciones se reunían hasta medio millar de skin- por la impunidad con que compraban y vendían armas prohibidas, cuyos beneficios iban a parar a la asociación; por la más que firme sospecha de que les ampara un grupo político de la misma tendencia- -a la mitad les ha asistido el abogado Pedro Pablo Peña, líder actual del partido fundado por Ricardo Sáenz de Ynestrillas, Alianza por la Unidad Nacional (AUN) y por la re- blancas, puños americanos, sprays paralizantes y dos pistolas, una del calibre 6,35 y una detonadora modificada. Las vigilancias confirmaron a los investigadores que la organización había aumentado su público en conciertos y reuniones en los que se llamaba a la xenofobia, al antisemitismo y a todo tipo de violencia que justificara sus fines. Con el pretexto de la música promovían tres o cuatro conciertos al año de grupos RAC (rock anticomunista) en puntos de toda la geografía española, cuyo objetivo es la fidelización de los miembros del grupo, previamente captados. Los hacían coincidir con los solsticios de invierno y verano o con los aniversarios de Adolf Hitler o Rudolf Hess. Mercadotecnia inquietante En estos conciertos, calcados de otros que se organizan en toda Europa, se desplegaba una perfecta mercadotecnia a base de camisetas, pasquines, libros, banderas y discos compactos de contenido neonazi y antisemita. Los beneficios de esas ventas también iban a parar a las arcas de la organización, que tenía su sede en la zona norte de la Comunidad de Madrid, San Sebastián de los Reyes y Alcobendas, básicamente. Otro aspecto relevante detectado es la estructura piramidal y jerárquica que sustentaba a la organización en la que cada miembro cumplía un cometi- do. El núcleo duro tomaba las decisiones y alrededor se movía una cantera de jóvenes a prueba. Esta es la forma habitual en la que se estructuran las facciones de Blood Honour a diferencia de otros grupos neonazis con menos ropaje ideológico y, por tanto, menos depurados. Los Sangre y Honor implantados en España desde 1995- 1996, aunque más visibles desde 1999, suelen organizarse en células de trabajo e información; tienen su vida personal y profesional estructurada- -entre los detenidos hay universitarios, mecánicos, obreros de la cosntrucción, porteros de discoteca, solteros, casados y emparejados- y no es habitual que creen problemas. En este sentido, según