Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 27 4 2005 ABC Nacional Rajoy reta a Zapatero a gobernar juntos en el País Vasco al ofrecer sus votos a Patxi López El líder del PP condiciona la propuesta a la defensa de la Constitución y el Estatuto b Durante su intervención en el Foro Hoy, celebrado en Mérida, el presidente de los populares dejó claro que no habrá acercamiento a los nacionalistas MANUELA MARTÍN MÉRIDA (BADAJOZ) El presidente del PP, Mariano Rajoy, cambió ayer el paso de la polémica sobre el pacto antiterrorista e irrumpió en el baile abierto por Ibarretxe en forma de ronda de consultas para tender la mano al PSOE con una oferta directa: constituir una alternativa al nacionalismo en el País Vasco con un apoyo explícito a la investidura de Patxi López. En pleno dilema del candidato socialista de si sentarse o no con la heredera batasuna, EHAK, cuando la semana que viene emprenda su propia senda de contactos, Rajoy se mostró dispuesto a agotar todas las posibilidades para evitar un más de lo mismo con el nacionalismo de Ibarretxe al frente del Gobierno vasco. El dirigente popular, que hizo estas afirmaciones ante las más de 300 personas que acudieron ayer, en Mérida, al Foro Hoy- -diario perteneciente a Vo- cento- no ahorró advertencias de que el PP no entregará al PSOE un cheque en blanco: Estamos dispuestos a hablar de este asunto y a intentar construir una alternativa y una acción conjunta insistió, pero aclaró acto seguido que dependerá de cuál sea su programa y precisó que nosotros no proponemos pseudonacionalismos ni planes especiales que a nadie interesan. Lo que defendemos es lo que han votado la mayoría de los vascos, que es la Constitución y el Estatuto La respuesta del PSOE fue nula, mientras que los socialistas vascos se limitaron a afirmar que no hablará de una posible composición de un gobierno alternativo al que pretende encabezar el lendakari hasta que concluya la ronda de contactos que está manteniendo Juan José Ibarretxe con los partidos representados en el nuevo Parlamento Vasco Fuentes de la ejecutiva de los socialistas vascos explicaron a Efe que no tenían intención de responder a las declaraciones de Rajoy y recalcaron que será la ejecutiva del PSE- EE la que decida si Patxi López abre una ronda propia de contactos con los partidos vascos. Una vez que se conozcan los apoyos Mariano Rajoy, en un momento de su intervención en el Foro Hoy, en Mérida El PSE, que medita si sentarse o no con EHAK la semana que viene, no contestará hasta hablar con todos los grupos de que dispone Ibarretxe, los socialistas estudiarán la posibilidad de reunirse con el resto de formaciones y comprobar los apoyos con los que podría contar Patxi López y, en tal caso, si presentará al final su candidatura a lehendakari. La reunión de la ejecutiva del PSE- EE aún no está convocada y se celebrará la semana próxima o la siguiente. Pero, en su comparecencia extremeña, el líder del PP aprovechó también para criticar el primer año de gestión de Rodríguez Zapatero. El Gobierno se ha convertido en rehén de sus socios parlamentarios y prisionero de su propia debilidad En su opinión, la actuación del Ejecutivo ha generado incertidumbres innecesarias sobre el futuro de España. Incertidumbre territorial Rajoy habló de dos tipos de incertidumbres: la que atañe a la unidad de España y la económica. Sus primeras críticas fueron para el debate abierto en torno a la reforma de los estatutos de autonomía y de la Constitución. España se pone en cuestión a sí misma siguiendo el guión de quienes siempre han tratado de ponerla en cuestión afirmó. El líder del PP calificó de inadmisible que se esté abriendo un debate que se daba por cerrado con la Constitución. Para Rajoy, la unidad de España forjada hace cinco siglos nunca ha sido discutida mayoritariamente por los españoles. Pero el consenso que se logró en la Transición se ha roto ahora cuando se plantean reformas de estatutos que no se sabe dónde acaban. La apertura del debate territorial me parece una gravísima irresponsabilidad, que se ha producido de manera intempestiva e irresponsable ironizó. El presidente popular estima que a la inmensa mayoría de los españoles les parece innecesario abrir la reforma del modelo de Estado. Es una pretensión absurda que tan solo puede nacer de quienes no se sienten a gusto con nuestra Constitución El PSOE ha pasado del espíritu de Ermua al de Perpignan J. L. L. MADRID. La vigencia del pacto antiterrorista fue ayer motivo de debate en el Congreso de los Diputados. Los dos grupos firmantes- -mayoritarios en la Cámara- -dejaron clara su apuesta por mantenerlo vivo, mientras las minorías trataron de pescar en río revuelto y lanzaron el mensaje de que el pacto ha muerto Pese a que PP y PSOE están de acuerdo en su posición de fondo, los portavoces de los dos principales grupos, Eduardo Zaplana y Alfredo Pérez Rubalcaba, se enzarzaron en un duro rifirrafe que pone en duda la buena salud del acuerdo antite- Alfredo Pérez Rubalcaba y Eduardo Zaplana rrorista. Zaplana acusó al Gobierno de Zapatero de cambiar el espíritu de Ermua por el de Perpignan en alusión a la reunión que Carod- Rovira mantuvo con ETA en esa ciudad francesa. A su juicio, permitir una legalización encubierta de los CH. BARROSO terroristas en el Parlamento vasco sí que supone una deslealtad al pacto y a la ley de partidos. Cuando se habla con ETA, lo que se hace es potenciar a la banda terrorista y hoy sus simpatizantes están felices y contentos porque ven posibili- dades de estar representados en el Parlamento vasco señaló el dirigente del Grupo Popular Por su parte, Rubalcaba sostuvo que el acuerdo antiterrorista se ha convertido ahora en un estorbo para los populares, ya que implica renunciar a hacer política con la lucha contra ETA. Mientras tanto, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, juzgó lamentable que PP y PSOE comuniquen sus discrepancias mediante un intercambio epistolar y el diputado de ERC Joan Tardá aseguró que el tiempo da la razón a quienes defienden que la única vía de pacificación es el diálogo.