Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 MARTES 26 4 2005 ABC Internacional La presidencia de la UE se conjura contra un rechazo del pueblo francés a la Constitución Los ministros de Exteriores piden que continúe a toda costa el apoyo unánime al sí b Incluso el gobierno francés es partidario de que siga el proceso de ratificaciones aun en el caso de que los franceses digan no el próximo 29 de mayo ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL LUXEMBURGO. Los ministros de Asuntos Exteriores europeos y los más altos funcionarios de la Unión se pronunciaron ayer a favor de seguir luchando hasta el último momento a favor de un sí en el referéndum francés, a pesar de los inquietantes augurios de las encuestas. El Consejo de Ministros de ayer en Luxemburgo puso de manifiesto que todos los países están aguantando la respiración ante lo que puede suceder en Francia, pero que no hay duda de que en caso de un resultado negativo intentarán a toda costa que el proceso de ratificaciones no se detenga. Hasta el ministro francés de Exteriores, Michel Barnier, se atrevió por primera vez a mencionar abiertamente la posibilidad de que en Francia haya un resultado negativo, hablando implícitamente de un plan B Para Barnier, en caso de que Francia no aprobase la Constitución hay que ir hasta el final en el proceso de ratificaciones, sabiendo que cualquier país que no ratifique la Constitución se debilitaría y se pondría al margen del proceso europeo. Y eso sería particularmente cierto para un país fundador como Francia En todo caso, ni siquiera el gobierno francés contempla la posibilidad sugerida por Gran Bretaña de abandonar definitivamente el proyecto constitucional si triunfa el no para tratar de salvar las partes que se pueda. No se puede imaginar- -dijo Barnier- -que pueda haber cualquier tipo de lista de la compra para que los países se repartan los despojos del Tratado constitucional y se sirvan sólo los trozos que les gusten más, olvidándose de las partes que no les convengan. La renegociación se presenta como una opción imposible, completamente descartada. to pongan su atención en la pregunta que les están formulando porque hasta ahora estamos en un momento en el que los votantes están expresando no su posición frente al referéndum, sino frente a cosas que no tienen nada que ver Hay que luchar hasta el último momento en Francia y en Holanda dijo la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero- Waldner. En un día en el que las encuestas en Francia han rebajado un poco los porcentajes del voto negativo (pero siguen siendo a favor del rechazo al tratado Constitucional) en Holanda sucede lo contrario y este fin de semana dos estudios de opinión diferentes han dado vencedor al no por primera vez en lo que va de campaña. Los franceses acudirán a las urnas el 29 de mazo y los holandeses el primero de junio, de manera que todo parece indicar que los resultados en la primera votación pueden tener una influencia definitiva en la segunda. Según los expertos, las razones que están llevando a extender cierto perfume negativo alrededor de la idea europea parecen ser los mismos en Holanda que en Francia: los efectos negativos que se atribuyen a la ampliación al Este y el temor al inminente inicio de las negociaciones con Turquía. La firma ayer de los tratados de adhesión de Rumanía y Bulgaria se ha hecho con un grado de solemnidad que se podría considerar discreto sin duda para evitar que hubiera transferido Javier Solana y Simeón de Bulgaria, durante la foto de familia ayer en Luxemburgo El miedo a los posibles efectos negativos de la ampliación al Este y la entrada de Turquía nutren las filas del no Michel Barnier cree que cualquier país que rechace la Constitución quedará al margen de la futura Europa sentimientos de rechazo a la opinión pública francesa en estos momentos tan delicados. Y es más, desde el punto de vista legal, el proceso se ha tenido que rodear de todo tipo de salvaguardas y medidas preventivas, por si quedan recelos de que los que serán dos nuevos países miembros a partir del 1 de enero de 2007 van a ser una carga más para los presupuestos comunitarios- -que lo serán- -y un coladero de corrupción y malos manejos. Más optimista, el primer ministro luxemburgués y presidente en ejercicio, Jean Claude Juncker, piensa que Triste ceremonia para la adhesión de Bulgaria y Rumanía E. S. LUXEMBURGO. Le prohíbo que me estropee la fiesta. Hoy estamos festejando la adhesión de Rumanía y Bulgaria le dijo el primer ministro luxemburgués, Jean Claude Junker, a una periodista cuando le preguntó por el ambiente en la ceremonia en la que Bulgaria y Rumania firmaron su tratado de adhesión a la UE. Nada más evidente que este comentario hecho con la sorna habitual de Junker para poner de manifiesto que la pesa- Encuestas negativas en Holanda El responsable de la Política Exterior Común, Javier Solana, también se pronunció ayer en Luxemburgo sobre el tema y dijo que mantiene la esperanza de que los electores dirán sí en cuan- dumbre sobre el referéndum francés ha oscurecido un momento histórico que en otras circunstancias habría merecido mejores galas, aunque se trate de los dos países más pobres de la UE. A la vista del escaso lucimiento de la ceremonia- -sobria como una consulta en el dentista- nadie diría que se ponía fin al camino de dos países que hace ahora 16 años abandonaron sendas dictaduras comunistas y que hoy están ya en la autopista continental. Los dos ingresarán efectivamente en la UE el 1 de enero de 2007, pero en los meses que faltan se han comprometido a seguir rigurosamente el curso de las reformas económicas, políticas y judiciales exigidas por la UE, aunque para el presidente Barroso se trata de un proceso irreversible A partir de ahora, jurídica y políticamente los procesos ya no están vinculados y si un país se retrasa, eso ya no comprometerá al otro. La firma se celebró en la abadía luxemburguesa de Neumunster y Junker abrió la ceremonia anunciando que en ella se ponía fin a ese funesto decreto de la posguerra que dividió Europa El primer ministro Simeón de Bulgaria declaró que su país se centrará en las reformas pendientes con constancia y pragmatismo y que será un socio constructivo de la UE El primer ministro rumano, Traian Basescu, calificó el ingreso en la UE como el cumplimiento de un sueño