Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL TERRORISMO ISLAMISTA LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL MARTES 26 4 2005 ABC JUAN MORAL DE LA ROSA Fiscal de la Audiencia Nacional A día de hoy no me constan vinculaciones entre ETA y el terrorismo islamista ¿Qué aspectos nuevos aporta su trabajo a los estudios que se han hecho hasta ahora sobre el fenómeno terrorista? -El libro aporta una visión histórica de la evolución del terrorismo, tanto el representado por ETA (el momento en el que la banda terrorista se encuentra en estos momentos o la trascendencia de procedimientos como Jarrai o la financiación de ETA a través de las herriko tabernas como el islamista, un fenómeno absolutamente distinto al terrorismo tradicional nuestro. Mientras que ETA se basa en una organización piramidal, absolutamente estructurada, el islamista consta de grupos independientes entre sí. En un momento determinado alguien se erige en jefe de ese grupo, decide cometer un atentado, los demás lo llevan a cabo y después cada uno se disgrega y vuelve a su vida normal. -Hay otro apartado del libro en el que analiza los nuevos tipos penales relacionados con la delincuencia terrorista... -Así es. Se trata de un estudio doctrinal y jurisprudencial de actos como la kale borroka la colaboración con banda armada y, sobre todo, la conspiración, una de las fórmulas que más vamos a utilizar frente el terrorismo islamista, porque mientras ante el terrorismo de ETA hay una investigación inicial contrastada y con objetivos muy marcados, en el caso del islamista la actividad inicial para cometer un atentado prácticamente no existe, porque como decía antes se constituye un grupo y en cuatro días ya está cometiendo el atentado. La forma de atacarles no es por delitos consumados, sino en grado de conspiración, en un momento muy inicial. -Se ha acusado al anterior gobierno de imprevisión ante el 11- M. Precisamente por lo que usted dice parece que la forma de actuar de estos individuos no hace previsible la comisión de un atentado... -No voy a entrar a valorar si políticamente hubo o no falta de preparación ante posibles atentados. En lo que sí insisto es en que se trata de una forma de delincuencia distinta a la que hasta ese momento teníamos conocimiento. Tiene unas connotaciones especiales y, por tanto, la respuesta ha de ser diferente. ¿En la Audiencia Nacional se ha hecho también la autocrítica en el sentido de si falló algo para que esa amenaza no se detectara con la suficiente antelación? -A cualquier investigación que llega a un Juzgado de la Audiencia Nacional inmediatamente se le da la trascendencia que tiene, por muy indiciaria que El autor de Aspectos penales y criminológicos del terrorismo analiza en esta entrevista la evolución y los signos de identidad tanto de ETA como del nuevo fenómeno islamista TEXTO: N. VILLANUEVA D. MARTÍNEZ FOTO: JAIME GARCÍA De la Rosa asegura que trabaja con especial sensibilidad en materia terrorista Se trabaja a destajo para que, pese a la amenaza terrorista, España sea un lugar seguro Hoy, antes de formar ETA un comando, casi está desarticulado; la reacción contra ella ha sido muy contundente El terrorismo islamista es un tipo de delincuencia distinto; por eso la respuesta ha de ser diferente sea. Aquí se trabaja a partir del minuto uno, pues hay una especial sensibilidad con los temas del terrorismo. -Como conclusión de su estudio, ¿falla algo en el Estado de Derecho para que después de tantos años no se haya podido frenar las actividades de ETA y acabar de esta forma con ella? -Es cierto que ETA existe desde hace más de 30 años, pero creo que es interesante hacer referencia al momento en el que vivimos. Hoy, antes de constituirse un comando ya está prácticamente desarticulado, los órganos de dirección de la banda duran muy poco tiempo. Es evidente que mientras haya terroristas, existe la posibilidad de que se cometan atentados, pero la reacción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de los órganos judiciales y del Ministerio Fiscal está siendo muy contundente. En cinco meses que llevamos de año ya hay más de 50 detenidos en relación con ETA. ¿Qué aspectos destacaría de la evolución de ETA? -Estamos en un momento en el que los etarras se sienten muy perseguidos. Su bagaje ideológico es menos contundente. Antes era gente que empezaba en la violencia callejera y con los años iba ascendiendo hacia la cúpula, aunque no todos llegaran a ella. Hoy en día son chavales que prácticamente dejan la escuela y pasan a dirigir ETA. Se trata de gente menos preparada, con menos carga ideológica. ¿La vía de la negociación puede ser una salida a ETA? -Creo que la única vía a la salida de ETA es la estricta aplicación del Derecho. ¿Cree que en el 11- M pudo haber alguna relación entre ETA y los islamistas? -Es un procedimiento que yo no conozco en profundidad. Hay una fiscal que está trabajando en ese asunto prácticamente con carácter exclusivo. Al margen del 11- M, que no puedo entrar a valorar porque yo no lo investigo, sí puedo decir que tanto en los casos que he tenido que abordar como fiscal como en los que he estudiado para escribir este libro a día de hoy a mí no me consta una vinculación entre el terrorismo islamista y el de ETA. -Acabamos de saber que el grupo de paquistaníes desarticulado en Barcelona en septiembre tenía relaciones con al menos dos imputados en el 11- M. ¿Cómo es posible que todas las células estén relacionadas entre sí? -Es habitual que haya vinculaciones entre personas no ya de diferentes áreas geográficas, sino que incluso residen a miles de kilómetros. Hay una serie de hechos objetivos, como el que algunas de las personas de este causa tuvieran relación con imputados en el sumario del 11- M. Esos hechos se van a remitir al Juzgado Central de Instrucción número 6- -el del juez Juan del Olmo- -para que allí se valore si tienen o no trascendencia para esa investigación. ¿Se puede decir que España es un lugar seguro? -Tan seguro como el resto del mundo. Hay una amenaza latente, de grupos que pertenecen al entramado de Al Qaida y que por su forma de actuar pueden cometer un delito en muy poco tiempo. Eso es así. Pero las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los órganos judiciales están trabajando a destajo. A pesar de que, al igual que con ETA, la amenaza existe y es real, creo que en estos momentos estamos seguros.