Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MARTES 26 4 2005 ABC BATASUNA CONFIRMA LA BURLA... OS cabecillas de la ilegal Batasuna se felicitan en un documento interno de haber completado con éxito la absorción del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) y de toda la estrategia elaborada para evitar la eliminación de esa candidatura electoral. Lo había advertido la Guardia Civil y ni el fiscal general del Estado ni el Gobierno tomaron en cuenta las pruebas indiciarias (adelantadas por ABC) que se habían recopilado en contra del PCTV para evitar que ETA volviese a sentarse en el Parlamento de Vitoria. Tras la reacción del comando político de la banda parece claro que el Ejecutivo erró y que su inacción ha sido un revés para el pacto antiterrorista y el acorralamiento de ETA. L PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil ESPAÑA SE DESFONDA EN EUROPA L Gobierno socialista ha llegado ya al meollo de la batalla por el dinero en la Unión Europea. Los primeros escarceos de esta contienda no son nada halagüeños para los intereses españoles, pues ayer mismo seis de los países ricos de la UE, encabezados por Alemania, se negaron a prorrogar los fondos de cohesión para España. En las próximas semanas, España se juega buena parte de lo que va a ser la evolución de su economía de aquí a seis años y en eso no hay manera de encontrar lecturas complacientes o explicaciones amables: son números y cualquier intento de explicar tan compleja cuestión de forma parcial se arriesga a chocar de frente con la realidad de las cifras. Estos presupuestos serán la ocasión perfecta para medir de forma matemática- -si se quiere llamar así- -los resultados del brusco cambio de la política europea que emprendió el presidente del Gobierno cuando comenzó su mandato hace ahora un año. Se verá de una forma concreta cuánto ha rendido la irreflexiva alianza con Alemania y Francia. Por el momento, en los escarceos preliminares ya ha quedado claro que una cosa son las fotos amables y otra muy diferente las negociaciones sobre los dineros, y que si hay una cosa que importa en Europa son precisamente los presupuestos. La postura de nuestra delegación trata de hacer relevante a ojos de los socios lo específico del caso español y la necesidad de evitar que los gastos de la ampliación se carguen, fundamentalmente, sobre un solo país. Parece justo que así sea. En la negociación de las perspectivas financieras que se agotarán el año que viene, España logró convertirse en el principal beneficiario de las ayudas europeas, tanto en fondos estructurales como en los de cohesión, sobre todo porque el entonces jefe del Ejecutivo, José María Aznar, y sus equipos económicos y diplomáticos optaron por confiar más en los efectos de la firmeza de su posición negociadora, que en la buena voluntad de sus socios dentro de la UE. Con aquel dinero, casi 49.000 millones de euros, España ha dado el salto más importante de su historia y ha alcanzado grados de desarrollo nunca vistos que nos han acercado E Y ZAPATERO NO SE DA POR ALUDIDO ESE a que ya no ofrece duda que Batasuna ha colonizado la lista del PCTV, el presidente del Gobierno sigue obcecado en que nada pudo hacer para evitar el regreso del entramado etarra a la Cámara de Vitoria. Zapatero ha de entender, y tras ello actuar en consecuencia, que el problema principal no lo debe tener con el PP, sino que su enemigo real son esos nueve diputados que ETA ha sentado en el Parlamento vasco. La diatriba epistolar con Rajoy carece de sentido y sería más juicioso que se afanase, porque ésa es su responsabilidad, en seguir debilitando al entramado etarra y en no dar un sólo paso atrás más en la lucha contra la banda. P por primera vez a la media de renta europea. Esta evolución nos llevaba directamente a la pérdida de los fondos, como un efecto natural y deseable porque no era más que la expresión de que las ayudas ya no nos serían necesarias. Sin embargo, durante este periodo se ha producido la ampliación a los países del Este, lo que ha provocado un efecto estadístico que ha acelerado dramáticamente la llegada de España a los confines de la renta europea, circunstancia que se conocía cuando se produjo el bloqueo del Tratado europeo. No se puede saber qué habría pasado si el nuevo Gobierno socialista hubiese mantenido la línea del anterior Ejecutivo en lugar de abandonar todo debate, pero sí que podremos saber cuál será el resultado de aquella opción, basada en una ingenua aplicación del famoso talante en un terreno en el que históricamente los mejores socios sonríen educadamente mientras se apuñalan sin piedad por debajo de la mesa. Esta claro que ningún gobierno debería ponerse como objetivo el seguir recibiendo eternamente las ayudas europeas, porque ésa no puede ser una aspiración digna de un país como España, pero tampoco se puede aceptar que los españoles tengan que financiar prácticamente en solitario los costes de la ampliación. Es necesario que en las próximas perspectivas financieras, España logre una transición suave que no interrumpa el impulso beneficioso que han logrado las ayudas europeas. Hasta ahora, el Gobierno ha estado pidiendo favores a sus socios para asuntos mucho menos importantes, como la cuestión de las lenguas autonómicas o el cambio de posición en las relaciones con Cuba, batallas en las que ha gastado gran parte de sus fuerzas. En estos momentos, lo sensato sería que Rodríguez Zapatero adoptase una posición de firmeza en la defensa de los intereses de España, porque tiene razones de sobra para ello. Pero dados los antecedentes políticos del Ejecutivo socialista, parece extremadamente difícil que llegue a exhibir una amenaza de bloqueo. Y además, viniendo de Zapatero, ese farol no se lo creería nadie. LA COHERENCIA DE TRUJILLO Zapatero, ayer, en 59 segundos EFE ENTENTE DE LAS DOS CASTILLAS E forma conjunta, los presidentes de Castilla y León y Castilla- La Mancha defendieron ayer en Toledo el pleno valor del modelo constitucional frente al programa de reformas estatutarias emprendido por diversos gobiernos autonómicos. José María Barreda, del PSOE, fue el anfitrión de una reunión que revela la inquietud generada- -también entre las filas de su partido- -por una serie de proyectos que amenazan con disolver el modelo que, con mayor o menor fortuna, ha servido para vertebrar España en las últimas décadas y hacer de la solidaridad entre regiones una de las claves del crecimiento económico y la estabilidad política. D A vivienda se ha convertido en una preocupación social y en una prioridad política del Gobierno socialista, aunque el Banco de España nos recuerde que el esfuerzo de las familias en términos de su renta disponible ha permanecido casi constante desde hace veinte años debido a la caída de los tipos de interés y a la mejora de las condiciones de financiación hipotecaria. Pero el Ejecutivo ha hecho bandera del acceso a la primera vivienda, probablemente para mantener movilizado a ese electorado joven que le dio su voto el 14 de marzo de 2004. Es legítimo, pero convierte esta política de vivienda en una cuestión extraeconómica, vinculada con la emancipación de la juventud y curiosamente ajena a la inserción laboral. María Antonia Trujillo, envuelta en una polémica a cuenta de las reformas emprendidas en una vivienda oficial que acababa de ser remodelada, ha caído víctima de su propia trampa. Quien ha convertido la política de vivienda en arma electoral y pura demagogia, despreciando la opinión de todos los expertos y renunciando a establecer un marco legal que permita la provisión de suelo a precios asequibles o a modificar el contrato de alquiler para que los propietarios ofrezcan sus pisos en el mercado, no puede ahora quejarse L de que la opinión pública descubra con interés e ironía la solución habitacional que se ha procurado a sí misma. La ministra tiene probablemente derecho a una residencia oficial, como todos los miembros del gabinete que proceden de fuera de Madrid. Pero la ciudadanía no entiende bien que sea precisamente la encargada de Vivienda, quien ofrece soluciones de 30 metros cuadrados, la que se haya asegurado más de 200 metros, de lujo, en uno de los barrios más caros de Madrid y gaste en reformas cantidades exageradas, sólo para adoptar ese aire descuidado de modernidad que tan caro está resultando al erario público. Porque en política las apariencias y la coherencia son todo y, en este sentido, el procedimiento elegido por Trujillo para dotarse de una vivienda no casa nada bien con el código de buen gobierno que se ha impuesto, y publicitado con profusión, el Ejecutivo socialista. Este Gobierno utiliza dos varas de medir. Imbuido de la verdad justiciera, los errores ajenos merecen ser castigados con ejemplaridad, pero los propios son sólo ocurrencias desafortunadas sin trascendencia. Es fácil imaginar cómo habría reaccionado el PSOE en la oposición ante un asunto tan desaseadamente ético como éste.