Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 LUNES 25 4 2005 ABC Gente Revelan que Alberto de Mónaco tiene una hija secreta Jazmin Grace Grimaldi, de 13 años, sería fruto de una relación que el Soberano monegasco mantuvo con una camarera americana en 1991 TEXTO: CARMEN VILLAR MIR, CORRESPONSAL FOTO: REUTERS La princesa Beatriz es disléxica. La mayor de las hijas de los duques de York sufre dislexia, según reveló Sarah Ferguson durante una visita a una escuela de Londres. La ex mujer de Andrés de Inglaterra dijo que su hija, de 16 años, es consciente de su problema desde los 7, cuando notó que apenas podía reconocer las letras. amilia Grimaldi sigue siendo protagonista de la noticia. La prensa escandinava, que dedicó páginas enteras a la agonía y muerte de Rainiero de Mónaco, lanzó ayer en portada la sensacional noticia de que el Príncipe Alberto II, actual jefe de Estado del Principado, podría tener una hija natural. Se trata de una niña de 13 años, con ojos risueños, cabello castaño y cierto parecido con Carolina de Hannover, que se llama Jazmin Grace Grimaldi. Vive con su madre, Tamara Rotolo, en California y podía haber sido el fruto de una apasionada relación que Alberto mantuvo en 1991 con la citada Tamara. De ser cierta esta información, la joven Jazmin tiene grandes posibilidades de heredar el Trono del Principado. Según escribían ayer los prestigiosos diarios de Suecia y Dinamarca Expressen y B. T. respectivamente, Alberto ya reconoció anteriormente haber pasado varios días y noches en su yate, atracado en la bahía de Montecarlo, con una camarera americana conocida como Tamara Rotolo durante un campeonato de tenis en 1991. Cuando aquella mujer, de vuelta a casa, escribió al Príncipe para comunicarle que estaba encinta, éste le contestó que no se preocupara porque correría con todos los gastos y haría las gestiones necesarias para que ese niño estuviera bien. Pero, al paso de los meses, y tras haber hablado sobre la cuestión con su augusto padre, Alberto, Laf además de cambiar de opinión, prometió a su progenitor que mantendría su paternidad en secreto. La pequeña nació en noviembre de 1992. ¿La historia se repite? Según escriben los citados rotativos, esa decisión no agradó a Tamara, quién llevó el caso a los tribunales; pero ante la imposibilidad de conseguir una prueba de paternidad del Príncipe, desistió de su idea. No obstante, Alberto mantuvo contacto con la joven camarera, a quién visitó en Wyoming en 1993 para conocer a su hija Jazmin Grace. Hoy, la americana quiere llevar el candente tema de la paternidad del Príncipe Alberto a sus más extremas consecuencias. Tal vez veamos como la historia se repite y una nieta natural de Rainiero y Gracia de Monaco se ciña un día la Corona del Principado como sucedió cuando, para evitar que Mónaco pasara a manos galas, se legitimó a una hija natural de la amante del padre de Rainiero. Por otro lado, se encuentran en Suecia desde hace un par de días dos sabuesos enviados por Alberto II con la misión de encontrar a una joven sana, bella y fértil. Los espías visitan a las familias nobles con hijas casaderas, con la promesa de 6 millones de euros y una vida repleta de lujos con la condicion de que dé un heredero al Principado. La joven no necesitaría siquiera compartir el lecho con el Príncipe ya que se procedería a su inseminación. Alberto de Mónaco se encontraba ayer en Roma (en la imagen, delante de Felipe de Bélgica) mientras la prensa escandinava revelaba que el Soberano monegasco podría tener una hija natural