Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Espectáculos LUNES 25 4 2005 ABC DANZA Compañía Nacional de Danza RACIÓN DE TORTURA JULIO BRAVO No es que el programa que presentan estos días Nacho Duato y la CND en el Teatro Real sea el mejor imán para atraer a un público nuevo hacia el arte de la danza. Ni siquiera para dejar atado al que ocasionalmente se acerque... Y ni siquiera para convencer al que acude con frecuencia o con fidelidad. Aluminio y Herrumbre son dos coreografías muy diferentes en concepción e intenciones, pero comparten un tono apagado, sombrío; un pulso tenue e irregular que sólo por momentos consigue traspasar el foso para igualarse al del público. Aluminio es una creación realizada especialmente por el sueco Mats Ek (uno de los más extraordinarios coreógrafos de las últimas décadas) para la Compañía Nacional de Danza. En ella se observa el dibujo firme, la sabiduría y la maestría del artista sueco, su habilidad para llenar el escenario... Pero su trazo es frío y no logra despertar emociones ni sensaciones. Nacho Duato ha elegido la tortura co- mo motivo para su Herrumbre Espléndido dibujante, juega con el imaginario contemporáneo (Guantánamo, Irak, incluso el 11- M, en un evidentísimo homenaje) apoyado en una hábil escenografía de Jaffar Chalabi, para buscar la comunicación. Pero la coreografía, que arranca firme y brillante, se va hundiendo poco a poco hasta llegar a la grisura y al tedio. CLÁSICA Musicadhoy Arnold Schoenberg: Integral para coro a capella. Intérpretes: Coro del Proyecto Guerrero. Director: Guillermo Bautista. Lugar: Auditorio Nacional. Fecha: 21- IV Coreografías: Aluminio (Mats Ek John Adams) Herrumbre (Nacho Duato Pedro Alcalde, Sergio Caballero, David Darling) Escenografía: Peder Freiij y J. Chalabi. Iluminación: E. Berglund y B. Fields. Lugar: Madrid, Teatro Real PALABRAS SINCERAS ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE a última obra que Arnold Schoenberg escribió para coro a capella concluye con un grito. No es posible hallar ningún otro acento estentóreo en alguna de las demás obras que el vienés dejó para esta formación. El instante es lapidario. Schoenberg moriría pocos días después de escribirlo: definitivamente convertido al judaísmo, veterano emigrante en América y convencido de ser un espíritu líder de la verdadera música. Y él perdonará a Israel todos sus pecados Por eso hay, en ese momento, una cierta voluntad de supervivencia. También en muchos otros que se suceden en el resto de la integral para coro, pues es una colección elaborada metódicamente, a lo largo de toda una vida. Lo puramente especulativo, el divertimento musical, la rememoración de sonidos cercanos al folclore austriaco y aún lo religioso tienen su espacio ahí. Observarlo y comprenderlo ha sido una experiencia posible y de alta significación que se ha realizado gracias al concierto organizado por Musicadhoy en el que, es muy probable que por primera vez en nuestro país, se ha escuchado la integral, presentada, además, en estricto orden cronológico. También llegados a ese grito final el Coro del Proyecto Guerrero liberó tensiones. Hacía su presentación oficial en este concierto, dirigidos por Guillermo Bautista. En realidad es un conjunto vocal de doce miembros coloreado con la presencia de dos altos masculinos y en el que se percibe claramente la calidad individual de muchos de sus miembros. Lo han demostrado en este concierto obligados a desentrañar algunas partituras realmente complicadas y, aún así, capaces de conseguir un sonido conjunto muy esperanzador. Hay camino por recorrer hasta llegar a un más puro equilibrio, hasta acabar de precisar algunos encuentros y limar cierta acidez en los lugares donde es necesario más volumen. Pero son apenas detalles en una interpretación que se impuso por su serenidad, cautela y empaste. Bautista lo quiso de esta manera y guió el concierto dejando respirar, y, desde luego, logrando que el programa se impusiera por su propia naturaleza, íntima y muy personal. Schoenberg penetró en un público, bien colmado de amigos y cercanos, que no dudó en apoyar a quienes ahora nacen con la intención de dar voz a la más recóndita música cercana. L