Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 4 2005 Cultura 63 JAVIER TOMEO Escritor FLAMENCO Quijote cantante y sonante Cante y dirección musical: Vicente Soto Sordera Músicos: J. María Molero, I. Palmero, S. Fuenzalida, C. Rodríguez, M. Soto, L. Soto y A. Soto. Lugar: Corral de Comedias de Alcalá de Henares. Son muchos los mercaderes que hoy se alojan en el templo de la literatura Ha reunido medio siglo de grandes y pequeños relatos, breves y precisos, en Los nuevos inquisidores libro editado por Alpha Decay TEXTO: ANTONIO ASTORGA FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO UN ORIGINAL HOMENAJE MANUEL RIOS RUIZ MADRID. Javier Tomeo es el autor teatral español más traducido hoy en Europa. Sus obras han sido vertidas a quince idiomas, adaptadas al cine y representadas en los principales teatros europeos. La crítica lo ha definido como una inesperada colisión entre Buñuel y Kafka ¿Está de acuerdo con esa unión? -Ojala fuese cierto, pero no hay que hacerse ilusiones. Vivimos en unos tiempos en los que se etiqueta todo lo que, de algun modo, se pone a la venta, aunque sea bajo le etiqueta genérica de cultura. ¿A qué nuevos inquisidores se enfrenta el ser humano? -Esos nuevos inquisidores se esfuerzan por atraer nuestros votos con sonrisas y promesas, pero una vez que llegan al poder se sirven de la manipulacion para llevarnos hasta donde a ellos les interesa. Nos conceden unicamente una ilusión de libertad. Tal vez sea eso, de todos modos, lo máximo que podemos conseguir incluso en estos tiempos de fervores democráticos. La libertad es un fantasma. Lo decía también Buñuel. -La obra rescata y presenta al lector más de medio siglo de sus cuentos, muchos de ellos inéditos y todos revisados. ¿Qué ha corregido? -Escribir es un proceso alquímico en busca de la piedra filosofal de la perfección. La correción no se acaba nunca. -Uno de los más maravillosos cuentos del mundo apenas frisa las dos líneas El dinosaurio del maestro Monterroso) ¿Cuáles son las claves del buen relato? -Por definición, brevedad. Precisión. Economía de lenguaje. Nada de oropeles estilísticos. La palabra iluminada desde el interior. Los cuentos no son novelas comprimidas... Tienen sus propios parámetros. Javier Tomeo En la pieza que da título al libro, Los nuevos inquisidores unos empedernidos fumadores y miembros de un Congreso Nacional de Heráldica Medieval convierten el castillo donde celebran una reunión en una inmensa pira funeraria. Los sirvientes (siguiendo las órdenes de sus amos) se apresuran a desconectar los teléfonos para que nadie pueda avisar a los bomberos. ¿Es ese relato una metáfora del mundo que vivimos, al que estamos destruyendo y del que hemos desconectado los teléfonos para que na- die pueda avisar a los bomberos? -Instinto de autodestrucción. Los ecologistas entienden mucho de eso. ¿En nuestra literatura sobran palabras y faltan hechos? -Somos víctimas de un márketing diabólico y vivimos tiempos de desconcierto, también en lo literario. Son muchos los mercaderes que hoy se alojan en el templo de la literatura. Pero no seré yo quien los señale. ¿Por qué atraen tanto al mundo del teatro sus creaciones? -Carecen de estructuras argumentales. Son, de hecho, situaciones dramáticas más o menos prolongadas. Pocos personajes, mucho diálogo. Mis personajes tratan de comunicarse y poco a poco van configurando en derredor una cierta atmósfera teatral, que brinda a los directores teatrales una visión anticipada del futuro comportamiento de mis personajes una vez situados en un escenario. -Armas Marcelo recomendó sus novelas a los sesudos escritores que luchan contra sí mismos las veinticinco horas que el día no tiene por mantener un prestigioque no poseen y que a Tomeo le sobra con creces ¿De dónde saca tiempo para escribir tanto y tan bien? -Trabajo cada día diez o doce horas. Escribir no sólo es un problema de inspiración, sino también de transpiración. Resumiendo: hay que sudar... -Muchísimos lectores nos hemos entusiasmado y divertido leyendo sus novelas esópicas. ¿Le hubiera gustado ser un fabulista griego del siglo VI a. C. como Esopo? -No me gusta la historia ficción. Prefiero vivir en mi época. No tengo otra elección. n la conmemoración del Centenario del Quijote, las celebraciones son de diversa entidad literaria y cultural. Y no podía faltar la más española, la aportación de la música flamenca. Y ha sido el cantaor jerezano Vicente Soto Sordera quien, con el lógico atrevimiento y la necesaria capacidad, la ha puesto en escena con tanta sencillez como originalidad. Quijote Cantante y Sonante es un espectáculo eminentemente flamenco, sin aditamentos de otras músicas, sin vestuario rebuscado, sin escenografía surrealista. Se trata de un concierto de cante para exaltar al personaje cervantino y a su creador. Desde estas mínimas premisas, Vicente Soto Sordera y su compañía llevan a cabo la interpretación de una serie de estilos manteniendo la más estricta ortodoxia del género. La adaptación de los textos a la cuadratura de los estilos, misión difícil por descontado, ha sido salvada con la precisa ayuda de coletillas acertadas. Vicente Soto Sordera que atraviesa una etapa de consolidación artística y luce unas excelentes facultades, dejó claro cómo se debe ajondar en todo lo posible a la milonga, la bambera y la colombiana, a sus ritmos, gracias a su indiscutible maestría. Igualmente personaliza los romances o engrandece los fandangos, sin olvidar las soleares estremecidas. El colofón llegaría por bulerías. Vicente Sordera ajusta a compases tan festeros el soneto autorretrato de Cervantes. El público, puesto en pie, rompió en una ovación larga y clamorosa, merecidísima. E