Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Madrid LUNES 25 4 2005 ABC La mano derecha de Esperanza Aguirre, en el patio de la sede del Gobierno regional, en la Puerta del Sol IGNACIO GONZÁLEZ Vicepresidente primero y portavoz del Gobierno regional Simancas ve peligrar su puesto y por eso hace méritos con grandes polémicas MADRID. Ignacio González se mueve como pez en el agua cuando se trata de hacer oposición al Gobierno de Zapatero. Ahí se crece definitivamente. Porque cuando se trata de hablar de la crisis del hospital Severo Ochoa, que ha sacudido la política regional en las últimas semanas, se le nota incómodo y sólo se relaja cuando pone la proa hacia su adversario Simancas, secretario general de los socialistas de Madrid. Su despacho está repleto de fotos y entre ellas sorprende una fotocopia de un primer plano de Zapatero con un gesto muy alejado de lo que debe ser el buen talante. Pero la protagonista indiscutible de su colección de imágenes es, cómo no, su jefa, Esperanza Aguirre. ¿Ha pasado la página de la crisis del hospital Severo Ochoa? -Nosotros la pasamos hace mucho tiempo, quien no la pasa porque no le interesa y por su irresponsabilidad es la oposición y especialmente el señor Simancas, que lo único que quiere es instrumentalizar políticamente un tema tan delicado como éste. ¿Qué es lo que ha hecho mal el Gobierno regional en toda esta crisis? -El Gobierno regional ha administrado con responsabilidad una situación muy delicada, que otros, como por Sin ahorrar una sola crítica al PSOE y a su secretario general en Madrid por su actuación en la crisis del Severo Ochoa, defiende la gestión de su Gobierno desde el principio hasta el final TEXTO: MARIANO CALLEJA FOTO: CHEMA BARROSO ejemplo la ministra de Sanidad, no han querido ni han sabido administrar. La ministra conocía la denuncia con anterioridad, la guardó en un cajón y ante la situación que se produjo rápidamente se la mandó al fiscal y al consejero de Sanidad. ¿Por qué se la mandó si consideraba que no tenía ninguna trascendencia, que no había que investigar y que había que actuar con absoluta discreción? ¿Pero hace autocrítica o no? -Insisto: el Gobierno ha actuado en su ámbito, en la organización y funcionamiento del hospital. En lo que es la práctica médica y las responsabilidades que se puedan derivar de eso, le corresponde actuar a los expertos y a la judicatura. Es ahí donde nos encontramos desde hace tiempo, pero la oposición ha preferido buscar un elemento de desgaste para atacar al Gobierno regional, con argumentos tan peregrinos como que quere- mos atacar la sanidad pública y defender la privada. ¿Qué conclusiones saca de la manifestación del pasado martes? -Una vez más hay un intento claro de politización. Fue una manipulación orquestada por algunos profesionales de la sanidad, muy pocos en relación con lo que se decía, y teledirigida por el Partido Socialista, IU y los sindicatos regionales de UGT y CC. OO. ¿Cree que Simancas sale fortalecido de la crisis? -El señor Simancas es consciente de que no goza del apoyo de la dirección nacional de su partido y al ver que peligra su puesto intenta hacer méritos generando grandes polémicas y aspavientos en temas que no se ajustan a la realidad, sino que producen tensión, frustración y manipulación, en vez de defender los intereses de los madrileños. ¿A qué intereses se refiere? -Pues a mí me gustaría que se movili- zara para defender a los trabajadores de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones, que por una decisión política de su partido se han visto trasladados a Cataluña, donde sus propios compañeros van a exigir que sepan catalán para que puedan trabajar allí. ¿Qué va a hacer por ellos, les va a defender? ¿Por qué no defiende la financiación de la infraestructura de Metro y exige al Gobierno que defienda Mintra? ¿Por qué no le dice a la ministra de la Vivienda que lo que hay que hacer son viviendas dignas para los jóvenes y para los ciudadanos de Madrid? ¿Por qué no le exige al Gobierno que cumpla sus compromisos en materia de seguridad? -A estas alturas parece claro que la presidenta Aguirre no tiene ninguna intención de prescindir de su consejero de Sanidad. ¿Se prepara alguna crisis en el Gobierno, ahora que nos acercamos al ecuador de la legislatura? -El que tiene una auténtica crisis es el presidente del Gobierno, cuyos ministros están permanentemente dando bandazos. El señor Zapatero es el que se tendría que preocupar, porque le aseguro que nosotros no sólo no estamos preocupados, sino que estamos satisfechos por la marcha del Gobierno.