Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 4 2005 Nacional GALICIA, EN PRECAMPAÑA 31 Zapatero y Blanco se volcarán en Galicia para que ningún socialista se despiste; para que los descontentos con Fraga castiguen al PP; y para aprovechar la descomposición interna del BNG El PSOE recarga las pilas de la movilización para jubilar al presidente TEXTO: MANUEL MARÍN MADRID. Galicia es al PP lo que para nosotros es Andalucía. Un fracaso del PP en Galicia o del PSOE en Andalucía sería señal de que la cosa va muy mal porque tendría muy serias repercusiones a nivel nacional. Las gallegas no son unas autonómicas más Éste es parte del análisis que fuentes de la Ejecutiva del PSOE hacen del adelanto electoral en Galicia para incidir en que más allá de un caduco Manuel Fraga, quien se juega buena parte de su futuro político es Mariano Rajoy. No en vano, Galicia, además de ser un feudo inexpugnable del PP, es la tierra del actual presidente de ese partido. Pero si según el análisis de los socialistas estas elecciones son trascendentales para Rajoy, el PSOE las percibe como el cierre del círculo para la consolidación del proyecto de cambio de José Luis Rodríguez Zapatero. Los socialistas, además del Gobierno central, manejan el poder en Cataluña, se muestran seguros de jugar en primera división en el País Vasco para que no vuelva a repetirse un plan Ibarretxe y la pata de Galicia sería de apoteosis. Hasta ahora la política de aislamiento del PP no les ha ido mal y tumbar a Fraga jubilándole demostraría que la estrella de Zapatero no ha perdido brillo. ¿El adelanto electoral ha cogido al PSOE desprevenido? Los socialistas niegan la mayor. Trabajan desde octubre manejando el doble escenario posible. Incluso, recuerdan que Zapatero ya acudió ese mes a Santiago de Compostela para arropar personalmente a Emilio Pérez Touriño en su proclamación oficial como candidato. Para el PSOE, es el PP quien ha improvisado porque está en la encrucijada: si ganan, les viene de lujo, sería un respiro para ellos; si pierden, se van a casa en verano cerrando el periodo político sin la hipoteca de lo que pudiese pasar en otoño, y con tiempo para reflexionar en serio sobre su futuro Para el PSOE, hablar de cambio de líder nacional si pierden Galicia es prematuro ahora, pero disfrutan sólo con la idea de que la tormenta interna tendría para Rajoy los efectos devastadores de un diluvio. cerebro electoral del PSOE, José Blanco, gallego, y el propio Zapatero, que viajará este jueves a Santiago, se van a volcar para que ningún socialista se despiste dándolo todo por perdido de antema- no; para que los descontentos con Fraga castiguen al PP; y para aprovechar con su bandera de reformador de Estatutos de autonomía la descomposición interna del BNG. El PSOE sabe que al PP sólo le vale la mayoría absoluta. Otra cosa, no. Perdería el poder. Y un dato más: el PSOE ya tiene prevista una estrategia de respuesta por si se complican las cosas en el juicio del caso AVE que hoy abre el telón, y en el que Touriño está citado como testigo toda vez que fue un alto directivo del Ministerio de Transportes y de Renfe cuando desde 1989 se hicieron las primeras adjudicaciones para el tren de alta velocidad Madrid- Sevilla. Una de las acusaciones particulares en este Filesa II corre a cargo del PP y una foto de Touriño en el banquillo, aunque sea como testigo, es un caramelo. Pero esto no intranquiliza al PSOE, consciente de que difícilmente Touriño será citado en plena campaña. La amenaza del caso AVE prevista La campaña del PSOE girará en torno a tres ejes: movilización ciudadana por cada rincón de Galicia- -y de las casas de gallegos en Iberoamérica- -para demostrar que si Aznar es el pasado, Fraga es el pre- pasado elogiar el impulso que Zapatero dice haber dado al plan Galicia de infraestructuras, que Fraga censura como una mentira y que la propia ministra Magdalena Álvarez parece boicotear desde dentro; y una vuelta de tuerca a la mágica palabra del PSOE: cambio para mantener vigente el efecto ZP Por eso el número dos y