Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 4 2005 25 Fraga afronta las elecciones con un PP unido, mientras el PSOE se moviliza para desbancarlo Los partidos patriotas buscan de nuevo la alianza en un Frente Nacional Las negociaciones han empezado y los más optimistas ven posible una plataforma en 2007 b Los informes policiales conside- ran menos peligrosa una opción política que dé la cara que la fragmentación actual en minipartidos, algunos muy radicales C. M. MADRID. El último intento de reagrupación de los partidos de extrema derecha fue el Frente Español, que aspiraba a convertirse en una plataforma electoral liderada por las distintas corrientes de Falange e inspirada en el Frente Nacional francés de Le Pen. La idea surgió tras el batacazo electoral de 2001. Las distintas organizaciones- -se sumaron a la idea otros partidos como España 2000, Fuerza Nueva, el SEU... -discutieron durante un año la base ideológica y la estructura orgánica, pero al final las diferencias personales más que políticas lo abocaron al fracaso y los partidos volvieron a concurrir a las elecciones de 2004 en un popurrí indescifrable para no iniciados. Ideológicamente el programa se basaba en la defensa de la unidad y la identidad nacional, la justicia social, la renegociación de la permanencia de España en la UE, el rechazo a la inmigración y la partitocracia y el derecho a la vida. Las viejas afrentas siguen muy presentes entre ellos y provocan diferencias insalvables explica un experto policial en estos grupos. Pero los últimos acontecimientos empiezan a quitarle peso al argumento. Pedro Pablo Peña, actual líder de la Alianza para la Unidad Nacional (AUN) tras la salida de Ricardo Sáenz de Ynestrillas, de corte neofascista- -ellos se definen como herederos de José Antonio por la pasión es- pañola admite que su grupo ve con enorme simpatía los cambios que se han producido en La Falange y eso después de que el resto de partidos del Frente Español rechazara a AUN por sus ideas xenófobas. Manuel Canduela, presidente de Democracia Nacional (DN) encuadrado en los llamados partidos nacionales y que se autodefine como nacionaldemocrático, asegura que en un futuro inmediato es poco probable una alianza aunque cree que de aquí a 2007 puede germinar un movimiento importante DN no se sumó al Frente Español, pero el pasado domingo aceptó la invitación de La Falange para acudir a su manifestación y ya han mantenido conversaciones. Su aspiración es que se consolide un movimiento nacional moderno como los que hay en Europa que pasa por abandonar los usos de 1936. A la reciente manifestación de La Falange en Madrid se unieron otros partidos EFE Las afiliaciones crecen El gran grupo actual del sector patriota La Falange, que se autoproclama nacionalsindicalista, reconoce sin tapujos que están trabajando para llegar a acuerdos con otros partidos. Se niegan a dar un número de militantes, pero aseguran que desde hace un año las afiliaciones crecen continuamente Ante este panorama, las fuentes policiales consultadas se muestran tajantes: Es menos peligrosa una opción política que dé la cara que la fragmentación actual en minipartidos, algunos muy radicales, difíciles de controlar. Esas ramificaciones tienen financiación poco transparente y eso sí que puede suponer una amenaza para el Estado De momento, no tienen vinculación orgánica pero el objetivo de la protesta los aglutina y eso no podemos obviarlo Protesta en Santander tras el anuncio de retirar la estatua de Franco EFE