Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 25 4 2005 ABC El Papado de Benedicto XVI El Papa anuncia que mi programa de gobierno ya no es seguir mis ideas El empeño por la unidad de los cristianos marca el inicio del Pontificado b Cuatrocientas mil personas esta- llaron en un aplauso cuando el Papa, al concluir la misa, se subió al jeep y fue arropado y envuelto en cariño por los fieles J. VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. La sonrisa radiante de Benedicto XVI afloró por fin libre al cabo de tres horas cuando el nuevo Papa recorrió en jeep descubierto la plaza de San Pedro bendiciendo a los fieles al término de la misa de Inicio del Pontificado. El cansancio y las ojeras se habían esfumado, como si la ceremonia le hubiese rejuvenecido. La tensión de su rostro había dado paso a la dulzura mientras bendecía con gesto sencillo y cariñoso rodeado de un delirio de entusiasmo. Al final de la misa, cuando en lugar de retirarse se subió al jeep blanco, Roma estalló en un aplauso de cuatrocientas mil personas, incluidas las que seguían la ceremonia en otras plazas por falta de aforo en la de San Pedro. Los fieles se arremolinaban para envolverle en cariño, para arroparle en el momento en que emprende el sacrificio de dar su vida por ellos. Era una unión intensa, en la que asombraba el entusiasmo de los polacos como si acabasen de elegir a otro Papa de su país. El esplendor doctrinal y la sencillez del nuevo pontificado salieron ayer a la luz a medida que Benedicto XVI suplicaba ayuda en este momento en que yo, débil servidor de Dios, debo asumir esta tarea inaudita que realmente supera cualquier capacidad humana Cuando confesó que le ayudaba el saber que no estoy solo no pudo seguir leyendo. Un aplauso atronador se desencadenaba para confirmarlo. Alzó la mirada y asintió: Efectivamente, lo vemos y lo escuchamos tual e incluso a los no creyentes con quienes el cardenal Ratzinger siempre se ha sentido a gusto en debates públicos celebrados en un clima compartido de interés por aprender. Como había hecho en el funeral de Juan Pablo II, cuando era sólo Decano del Colegio Cardenalicio, el ahora Papa Joseph Ratzinger reiteró la certeza de Homilía intimista A pesar de los 38 aplausos que subrayaban la unidad espiritual en los puntos clave, la homilía- -pronunciada sólo en italiano por deferencia inicial a su diócesis de Roma- -tuvo un carácter intimista. El Papa llamaba a todos queridos amigos se dirigía a todos los bautizados porque todos formamos la comunión de los santos saludaba a los hermanos del pueblo judío, con quienes nos une un gran patrimonio espiri- El Santo Padre recibe el saludo de una religiosa benedictina EPA