Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 4 2005 Deportes 95 TENIS TROFEO CONDE DE GODÓ Catorce meses sin pelear por un título Lo que le ha ocurrido a Ferrero no es inhabitual en el tenis. Un gran campeón entra en crisis por diversas razones, habitualmente por una lesión. Cuando los resultados dejan de acompañarles, los rivales les pierden el respeto y empiezan a despeñarse en el ranking. En el caso del valenciano cayó hasta el puesto 98 hace tres meses. Tocó fondo y su mérito estriba en que en lugar de hundirse siguió trabajando muy duro para salir del hoyo. Hoy, la final del Godó supone un premio gordo para su esfuerzo. Vuelve, después de 14 meses de sequía, a luchar por un título. Su última experiencia se remonta a la final que perdió en Rotterdam ante Hewitt en febrero de 2004. Estoy muy satisfecho de volver a una final después de tanto tiempo. He peleado duro para conseguirlo y lograrlo es el mejor síntoma de mi recuperación. He batallado como nunca y me siento feliz y con ganas de volver a ganar Su último título se remonta al Masters Series de Madrid de octubre de 2003. Sin embargo, pese al tiempo transcurrido, niega sentirse como un novato: Uno ya tiene experiencia en finales y no se asusta de nada Ni siquiera de Nadal: Su juego es muy agresivo y falla poco. Así que ya sé lo que tengo que hacer: fallar menos que él Nadal, a la izquierda, y Ferrero mostraron ayer su fuerza y calidad en las semifinales del Godó FOTOS: EFE Ferrero y Nadal confirman su dominio de la tierra y sellan una final española Derrotaron con autoridad, respectivamente, a Davydenko y Stepanek DOMINGO PÉREZ BARCELONA. No fallaron Nadal ni Ferrero y la final del Godó (esta tarde a partir de las 15.30) será puramente española. Salvaron el torneo porque cualquier otra combinación de finalistas hubiera supuesto un plato escasamente atractivo. Y dejaron en buen lugar el prestigio del tenis nacional sobre la tierra batida. Rafael y Juan Carlos son dos consumados especialistas en polvo de ladrillo y la eliminación de cualquiera de ellos no entraba en los pronósticos. Ferrero se impuso por 7- 6 (7 1) y 6- 1 a un rival con trampa en la persona del ruso Nikolay Davydenko. Tiene poco nombre, pero no es ningún paquete sobre la arcilla. En 2003 ganó Estoril y fue finalista en St. Poelten. En 2004 se adjudicó el torneo de Múnich. Los tres son citas menores en la temporada arcillosa, pero para ganarlos hay que batirse con muchos españoles y argentinos durísimos de pelar. Se maneja bien en la superficie y le puso las cosas difíciles a Ferrero en el primer set. El valenciano sacó para el 6- 4, después de quebrar en el noveno, pero su quinta doble falta (acabó con seis) le llevó al desempate. En el mismo arrolló al ruso (7 1) Necesitó para anotarse al manga inicial una hora y nueve minutos. Fue una batalla cerrada, intensa y muy dura, pero tuvo en Davydenko el mismo efecto que un picador en un toro bravo. Agachó la cabeza y se dejó lidiar. En 25 minutos más, Ferrero sentenciaba y regresaba, después de demasiado tiempo, a una final. Si Davydenko era un semifinalista inesperado, Stepanek lo era atípico en todos los sentidos. Ni sus resultados, ni su estilo de juego hacían presagiar su presencia en un estadio tan avanzado del torneo. Lo suyo son el saque, la volea, las proximidades de la red y la emoción de los tie- breaks Armas inusitadas sobre la tierra, pero que, sin embargo, le habían servido para ajusticiar a un terrícola de la talla de Guillermo Cañas en tres sets que se decidieron cada vez en el desempate. Estuvo claro desde el principio que esa era su baza ante el mallorquín: llevar el partido a la incertidumbre de los tie- breaks Lo fió todo en su saque, en rehuir los intercambios y en negarle a Nadal el más mínimo ritmo. El partido avanzó a bocanadas. Casi sin peloteos. Con los servicios blindados hasta el 5- 5. Diez juegos y una sola bola de break Fue para Nadal en el tercero, un 30- 40 que Radek salvó con un ace Para entonces parecía poco probable que el checo lograra en tierra lo que no pudo conseguir hace ya un año largo en el quinto punto de la Davis 2004 en indoor Más aún porque Stepanek no inquietaba para nada el servicio: sólo pudo robarle dos puntos. COPA FEDERACIÓN Un único antecedente En el undécimo juego flaqueó Stepanek. Un 0- 40, tres bolas de ruptura, que Nadal aprovechó a la primera. El set ya estaba en el bolsillo y con él el partido (7- 5 y 6- 2) su quinta final del año y el ansiado duelo español. Un cruce que promete, aunque sólo tenga un antecedente, hace un mes en la primera ronda de Valencia con triunfo del manacorí por 6- 2 y 6- 1 en menos de una hora. Una batalla por la que hasta Roland Garros se moriría de envidia porque las cosas son ahora distintas, el ex número uno del mundo y español, Juan Carlos Ferrero, vuelve a estar vivo después de un año horrible y está ansioso de medirse al mejor jugador de la temporada en tierra batida (24 victorias y dos derrotas) Rafael Nadal. Precisamente Nadal será, también, protagonista de la final de dobles. Ganó ayer, junto a Feliciano López, a los checos Suk y Vizner por 5- 7, 6- 2 y 6- 4. El dúo español se jugará el título con el indio Paes y el serbio Zimonjic. España, a un paso de eliminar a Argentina ABC JEREZ. Fantástico debú del renovado equipo español en la Copa Federación. En la primera jornada logró un rotundo 2- 0 ante el conjunto argentino y está a un paso de clasificarse para las semifinales. Nuria Llagostera, que jugó su primer partido con el equipo nacional, fue la encargada de abrir la eliminatoria. Lo hizo para derrotar a Gisela Dulko por 6- 4, 4- 6 y 6- 3 en dos horas y 21 minutos. A continuación llegó el turno de Anabel Medina, que superó a María Emilia Salerni por el mismo resultado en dos horas y 39 minutos. La igualdad debía presidir los dos partidos entre jugadoras de muy parecidas características. Y así fue. Ambos respondieron a lo esperado. Ganaron las españolas porque se emplearon con enorme corazón. Hoy se jugarán los otros dos individuales y el doble. Quinta final española 1969 Manuel Orantes, a Manuel Santna, 6- 4, 7- 5 y 6- 4 1991 Emilio Sánchez Vicario, a Sergi Bruguera, 6- 4, 7- 6 y 6- 2 1997 Albert Costa, a Albert Portas, 7- 5, 6- 4 y 6- 4. 2001 Juan Carlos Ferrero, a Carlos Moyá, 4- 6, 7- 5, 6- 3, 3- 6 y 7- 6