Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Los domingos DOMINGO 24 4 2005 ABC CUANDO RATZINGER NOS VISITÓ (Viene de la página anterior) conferencias, eucaristías, charlas, visitas turísticas, mesa y mantel. Toledo y El Escorial La Complutense invitó en 1993 al cardenal a su curso de verano sobre el nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, en los primeros días del mes de julio. Ratzinger vivió con intensidad aquellas jornadas y aprovechó el viaje para cumplir un deseo pendiente: visitar Toledo, la diócesis encabezada en aquel momento por su entrañable amigo Marcelo González Martín, fallecido el pasado año. El deán de la catedral toledana, Santiago Calvo, siente no haber acuñado con más detalle los acontecimientos del recorrido, singular entonces, pero más relevante ahora que aquel hombre de exquisita amabilidad y ojos despiertos se ha convertido en Papa, en el sucesor de Juan Pablo el Grande. Llegó en un coche a la Puerta del Arzobispo- -evoca- -acompañado por el padre Martínez Camino, el actual portavoz de la Conferencia Episcopal, por Olegario González de Cardedal y por su secretario, Josef Clemens. Se comportaba con absoluta naturalidad, sin distancias ni aspavientos. El interior de la catedral le impactó. Aquí están la historia de España y la historia de la Iglesia comentó. Escuchaba mucho y preguntaba poco. Recorrió la Sala Capitular, admiró la Custodia, alabó el retablo del Altar Mayor e hizo diversas consideraciones sobre las pinturas, sobre las diferencias entre el Prendimiento de Goya y el Expolio de El Greco. Luego continuamos la visita por la ciudad y la verdad es que acabamos extenuados, porque hacía un calor agobiante. Llegamos hasta el Cristo de la Luz y pasamos también por el convento de Santo Domingo el Antiguo, donde el cardenal agradeció mucho la limonada fresca que nos sirvieron las monjas Fue también testigo de primera línea de aquel día toledano en el más amplio sentido del término Rafael Palmero, entonces obispo auxiliar en la ciudad de las tres culturas y hoy obispo de Palencia. Palmero dibuja cómo se gestó ese viaje: Los pasos que da el nuevo Papa están siempre marcados por su fe y su profundidad teológica. En 1987 fui yo el encargado de solicitarle un prólogo para un volumen donde se recogían diversos escritos pastorales de don Marcelo, el arzobispo de Toledo, con quien mantenía una fecunda amistad. Escribió unas páginas preciosas en las que además de su hondura se traslucía su pasión por la música, pues hablaba de las cartas pastorales como de una sinfonía Además, estaba muy interesado en visitar la Casa de San José, una residencia sacerdotal que está junto al Seminario Mayor y El Papa, con José Luis Mendoza, presidente de la Universidad Católica de Murcia, su esposa y sus catorce hijos Universidad Católica de Murcia Ratzinger visitó Toledo por su amistad con el cardenal González Martín. También sintoniza con Cañizares, el actual arzobispo Joseph Ratzinger visitó en 1993 la catedral de Toledo; a la derecha de la imagen, Martínez Camino y González de Cardedal