Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid DOMINGO 24 4 2005 ABC Una asociación de pacientes denuncia 15 supuestas eutanasias activas en el Severo Ochoa ABC MADRID. La Asociación El Defensor del Paciente (Adepa) anunció ayer que remitirá a la Fiscalía de Madrid un informe propio sobre 42 casos de pacientes atendidos en 2004 en las Urgencias del Severo Ochoa cuya sedación fue supuestamente irregular El documento señala además que 15 de ellos consistieron en posibles eutanasias activas Este informe no se ha realizado tomando como base los historiales clí- nicos completos de los afectados, sino analizando la denuncia anónima que recibió la asociación, así como las informaciones aparecidas en los medios de comunicación, informa Ep. La propia asociación, cuestionada en otras ocasiones por falta de rigor, reconoce que la naturaleza de los medios utilizados (anónimo y prensa) hacen necesario advertir que las conclusiones emitidas se refieren únicamente a lo analizado, lo cual puede llevar a con- clusiones inadecuadas En el informe, cuyo autor es un médico de Zaragoza, se subrayan determinadas asociaciones medicamentosas cocktails utilizadas simultáneamente como es el caso del cloruro mórfico más tranxilium y otra segunda combinación igual a la anterior pero a la que se suma el midazolam En el primer caso no estaba indicada su utilización en trece pacientes y era dudosa en otros cinco, mientras que con respecto a la segunda asociación fue usada también en cinco casos. El estudio considera que está plenamente justificado el cese de los cargos directivos de libre designación decidido por la Consejería de Sanidad en el Hospital de Leganés PECADOS CAPITALES MAYTE ALCARAZ DOSIS DE SERIEDAD acer bandera partidista del caso del hospital de Leganés es una grosería política que demuestra la escasa responsabilidad con que se conducen algunos miembros del PSOE en Madrid. Es muy posible que el Gobierno de Esperanza Aguirre se haya precipitado en algunas de las primeras decisiones tomadas, pero no lo es menos que el esclarecimiento de este asunto requería de una pronta y firme respuesta- -estaba en juego nada menos que la vida de los pacientes de ese centro- -que luego se ha traducido en un buen puñado de denuncias de familiares y asociaciones. Lo que está en juego es la confianza de los ciudadanos en sus servicios sanitarios públicos y a ese objetivo no contribuye precisamente que Rafael Simancas se haya planteado este asunto en términos de beneficio político, lo que le ha llevado a cambiar radicalmente su discurso: fue el primero que habló de doctor muerte y ahora aquel mensaje se ha trocado en un ataque despiadado a la presidenta de la Comunidad, con el objetivo- -quién lo duda- -de socavar su Gobierno y, de paso, llevarse por delante su promesa de acabar con las listas de espera de los hospitales, vinculada a su propia dimisión si no se cumple ese horizonte antes del próximo mes de noviembre. Mal, muy mal por el PSOE en Madrid, cuya estrategia se le ha vuelto en contra a juzgar por las últimas encuestas de popularidad de su candidato y por el fracaso de la manifestación contra el consejero Lamela del pasado martes. Quizá, como se decía en estos pecados capitales la pasada semana, Simancas ha creído morder una buena pieza y se ha encontrado con un hueso entre los dientes. Ahora sólo cabe esperar si la política de cortas miras que han practicado los socialistas en este penoso caso les reportará algún rédito político. Por lo pronto, bien harían en no intentar manipular a los médicos y sus instituciones, que son, junto a los pacientes, los más interesados en que el hospital de Leganés vuelva a ser lo que era antes de que los políticos se intentaran poner la bata blanca. Alguien podría trabajar de manera más constructiva: quizá, para que el hospital de Leganés cuente con una unidad de cuidados paliativos y no tenga que derivar los casos terminales a las urgencias. Todo menos lo que se ha hecho. H