Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 DOMINGO 24 4 2005 ABC Madrid El Ayuntamiento estudia levantar 3.000 metros de la Casa de Campo para un lazo subterráneo de la M- 30 Sería una actuación temporal, ya que después se rehabilitaría toda la zona b La superficie que se vería afecta- da, además de la valla, corresponde a la esquina de la avenida de Portugal, junto al ramal de acceso a la nacional de Extremadura MERCEDES CONTRERAS MADRID. El Ayuntamiento está estudiando levantar, de manera temporal, unos 3.000 metros de la Casa de Campo para construir un lazo de unión subterráneo entre la glorieta de la Cuesta de San Vicente y la M- 30 sur, encuadrado en uno de los proyectos de soterramiento del tercer cinturón, cuyas obras empezarán en breve. Se trata de la esquina situada en la avenida de Portugal, junto al ramal de acceso a la carretera de Extremadura. No significa, en realidad- -según afirmó Manuel Arnaiz, director general de Infraestructuras- -ningún cambio básico. Está en la línea del proyecto. Es más, en el período de información pública hubo un trazado que afectaba mucho más a la Casa de Campo y que, tras volver a estudiarlo, se modificó, reduciéndolo a esa zona que no tiene arbolado Además, -añadió- -ha sido una propuesta del contratista adjudicatario de la obra y nosotros la estamos valorando para determinar en qué medida mejora la realización del proyecto y supone también algo positivo para la Casa de Campo Esquina de la avenida de Portugal, junto al ramal de acceso a la A- 5; al fondo, la zona afectada de la Casa de Campo -concluyó el director general de Infraestructuras- -es que se trataría de una afección sólo temporal y ligera Pese a ello, en el Ayuntamiento son conscientes de lo que significaría, ante la oposición y los grupos ecologistas, meter las máquinas en una parte de la Casa de Campo, el gran pulmón de la ciudad Más o menos, la polémica estaría servida. ERNESTO AGUDO Un espacio de recreo Desde que en 1560 Felipe II comprara a los Vargas esta gran finca, como lugar de caza entre el Palacio Real y el Pardo, muchos testimonios madrileños han visto sus rincones. Donada a los vecinos en 1931, las 1.800 hectáreas de la Casa de Campo se convirtieron en un lugar preferente para pasar las jornadas festivas bajo la sombra de sus árboles, pasear o hacer algún que otro deporte. En los últimos años, la prostitución se ha adueñado de parte de su espacio, aunque todavía muchos atletas y aficionados a la bicicleta recorren sus sendas. Este gran espacio natural aún cuenta con zonas de alto valor ecológico que es necesario conservar. Garavitas levantó muchas protestas al pensar que el tráfico se desplazaría a esa zona y afectaría al medio ambiente. Las limitaciones de tráfico realizadas posteriormente también se tomaron entre críticas y protestas. Parques y Jardines De todas formas- -añadió- -todavía no hay nada cerrado. Lo estamos negociando con el departamento de Parques y Jardines, ya que ellos tienen que dar su autorización. Aún así, tenían previsto realizar un acondicionamiento de esos metros que están baldíos y, de llegarse a un acuerdo, seríamos nosotros los que plantaríamos y rehabilitaríamos la zona una vez construido en el subsuelo el lazo de unión Se supone que ese permiso mencionado no debe ser un quebradero de cabeza para los responsables del área de Urbanismo, puesto que el departamento de Parques y Jardines pertenece a la misma Corporación y el acuerdo puede alcanzarse con facilidad. Naturalmente, las obras de ese lazo de unión se realizarían a cielo abierto y obligarían a levantar los 3.000 metros mencionados y a retirar parte de la valle que cierra la Casa de Campo. No hay problema- -dijo Manuel Arnaiz- -porque también se repondría y, en una palabra, luego la Casa de Campo quedaría tal y como está ahora pero mejorada, puesto que arreglaríamos toda la superficie repuesta Lo que hay que tener muy claro La oposición, a la espera Más recientemente, el pasado verano, ya con las obras de soterramiento de la M- 30 anunciadas, los grupos de la oposición ya comenzaron a levantar un muro de protección sobre la Casa de Campo. Izquierda Unida, a través de su portavoz de Medio Ambiente Concepción Denche, denunció que el proyecto de reforma implicaría entre otros destrozos medioambientales la destrucción de 50.000 metros cuadrados del vivero de la Casa de Campo lo que supondría la desaparición de un importante patrimonio vegetal, artístico y arqueológico. El PSOE, por su parte, habló de llevar el mencionado proyecto de reforma de la M- 30, a su paso por la Casa de Campo, a los tribunales ya que consideraba que se podía afectar muy negativamente a más de un centenar de árboles situados entre el Paseo del Marqués de Monistrol y el Puente del Rey. Con estos antecedentes está claro, por tanto, que cualquier roce a la Casa de Campo puede convertirse en un conflicto, aunque la afección sea considerada pequeña. Roces históricos Históricamente cualquier mínimo roce que se ha tratado de hacer en este espacio verde ha levantado los ánimos. No hay más que recordar la polémica, hace más de diez años, entre quien era consejero socialista de Transportes, Julián Revenga y Esperanza Aguirre, por aquellos días responsable municipal de Medio Ambiente. Se trataba de pasar la línea 10 del Metro bajo la zona de los viveros y, tras ríos de tinta, terminó por no hacerse, aunque tampoco se rehabilitó el Jardín de Felipe II que se utilizó como escudo Todo se saldó con la amenaza de Aguirre de encadenarse si empezaban las obras y con el envío de unas flores de Revenga a la entonces concejala para limar asperezas. La prostitución y los cortes de tráfico trajeron, hace unos años, nuevos conflictos. La intención del concejal de Movilidad, Sigfrido Herráez, de desplazar a las meretrices hacia el cerro de Históricamente cualquier mínimo roce en este gran pulmón de la ciudad ha terminado en polémica