Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional DOMINGO 24 4 2005 ABC Por el no a la Constitución europea J. P. Q. PARÍS. Entre el 60 y el 65 por ciento de los electores socialistas son partidarios del no al proyecto de Constitución europea. Ante tal dato, los dirigentes del PS sacan consecuencias diametralmente opuestas. François Hollande, primer secretario del PS, afirma: Hay que liberar a los electores de las sirenas de la extrema derecha. Europa es la mejor garantía contra el ultra liberalismo Henri Emmanuelli, ex presidente de la Asamblea Nacional, comenta: Los socialistas debemos recuperar el voto popular hostil a la Europa liberal. Debemos liderar ese rechazo para construir otra Europa François Hollande, líder del PS francés, ayer en París durante las celebraciones del centenario del partido AFP Un siglo de Partido Socialista en Francia Crisis de identidad sin precedentes a cuenta del Tratado constitucional de la izquierda francesa ha mostrado siempre un tradicional antieuropeísmo que puede dar al traste con la unidad socialista en el centenario del PS JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El PS celebra este fin de semana el centenario de su fundación profundamente dividido. La brecha entre partidarios y detractores del proyecto de Constitución europea ha abierto una crisis de identidad sin precedentes y Europa enfrenta a los dirigentes socialistas, aislados del resto de la socialdemocracia continental. Marc Lazar, director de la Ecole doctorale de sciences politiques resume la crisis de este modo: Incapaz de definir lo que es el socialismo, el PS encuentra en Europa una identidad de sustitución. Al mismo tiempo, el PS está aislado en Europa. Ninguna otra formación socialista de la UE se ha desgarrado de manera tan profunda con motivo del proyecto de Constitución El 1 de diciembre pasado, el PS celebró un referéndum interno. El 58 por ciento de sus militantes votaron sí al proyecto constitucional, contra un 42 por ciento de adversarios. Dos semanas más tarde, todos los miembros de la dirección socialista partidarios del no -Laurent Fabius (ex primer ministro) Henri Emmanuelli (ex presidente de la Asamblea Nacional) entre otros- -decidieron hacer campaña contra las directrices del partido, a pesar del voto militante. Tres meses de campaña han puesto al PS al borde del cisma. Numerosos dirigentes participan en mítines del PCF para denunciar agriamente la campaña oficial de su propio partido. François Hollande, primer secretario, b Buena parte ha sido incapaz de imponer disciplina. Liberation afirma que el PS se encuentra al borde de la implosión Le Monde insiste: La izquierda francesa, entre fracturas y cismas Los historiadores del socialismo francés afirman que el PS celebra su primer centenario caído en una crisis de identidad que recuerda los momentos más negros de su historia, víctima de su profunda división sobre Europa. En 1954, la división de la antigua Section Française de l Internationale Ouvrière (SFIO, fundada entre el 23 y el 25 de abril de 1905, hace cien años) precipitó el rechazo en la Asamblea Nacional de la Comunidad Europea de la Defensa (CED) El primer proyecto europeo era rechazado por Francia como consecuencia de la división socialista. En 1972, Francia rechazó el ingreso de Inglaterra en la antigua CEE. François Mitterrand había pedido la abstención en aquel referéndum, para hacer posible su alianza estratégica con el PCF, su aliado en el proyecto de ruptura con el capitalismo En 1983, el mismo François Mitterrand rompió oficialmente con la promesa de ruptura con el capitalismo y decidió la permanencia de Francia en el antiguo Sistema Monetario Europeo (SME) precipitando la ruptura con el PCF y abriendo las primeras grietas en el PS, dividido entre partida- Incapaz de definir lo que es el socialismo, el PS encuentra en Europa una identidad de sustitución rios y adversarios de la disciplina europea. En 1992, Francia terminó aceptando por referéndum el Tratado de Maastricht, pero la división de los socialistas consumó una primera escisión, con la salida del partido de los amigos de Jean- Pierre Chevenement. Trece años más tarde, Europa y su Constitución han instalado al PS en el umbral de un cisma fratricida. Cuando el partido cumple cien años, los viejos enfrentamientos reabren conflictos de identidad. Jean- Jacques Becker, reputado historiador, comenta: Es muy antigua una tradición de hostilidad de una parte de la izquierda hacia Europa. El PCF, la extrema izquierda y una parte del PS han sido siempre hostiles a Europa. Hace muchos años, el PCF era la fuerza más influyente. Hoy es el PS. Pero una cierta mentalidad comunista se ha desplazado al interior del PS. Una parte del electorado comunista se ha pasado a la extrema derecha. Y una parte de la izquierda piensa que el liberalismo es algo muy malo y, en el mejor de los casos, hay que cogerlo con pinzas Il Cavaliere presenta en Italia un gobierno Berlusconi bis ABC ROMA. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, anunció ayer la composición de su nuevo gobierno, en el que apenas hay caras nuevas. Conocido ya como el ejecutivo Berlusconi bis cuya principal novedad es la entrada de su aliado y ex ministro de Economía Giulio Tremonti como vicepresidente del Consejo, cuenta con 24 carteras y dos vicepresidencias, la otra reservada para su principal aliado, Gianfranco Fini. Tremonti, afiliado a Forza Italia (FI) el partido de Berlusconi, fue ministro de Economía entre 2001 y 2004 y salió del gobierno por las presiones del propio Fini, líder de Alianza Nacional, que sigue en Exteriores. Rocco Buttiglione, responsable de Cultura, y Francesco Storace, ministro de Salud, son las otras novedades junto con la creación de una cartera de Desarrollo y Cohesión Territorial, a cargo de Gianfranco Micciché. Sesenta gobiernos en 60 años Muestra de la tradicional inestabilidad de la política italiana, se trata del gobierno número sesenta en otros tantos años de historia reciente de la República. El nuevo ejecutivo será presentado el próximo martes al Parlamento y un día más tarde Berlusco- ni se someterá a la confianza de la Cámara. Con supuesta de largo comienza a amainar la tormenta política registrada en Italia tras la estrepitosa derrota de la coalición gubernamental en las elecciones regionales de los pasados 3 y 4 de abril. ¡Vaya novedad! ironizó ayer el jefe de la oposición de izquierda, Romano Prodi, al considerar que el gobierno era básicamente el mismo. Después de llevar al país al límite de las elecciones anticipadas, Berlusconi, que llegó al poder en 2001, dimitió el miércoles para plegarse a las exigencias de dos partidos de su coalición: los centristas de la UDC y la Alianza Nacional (derecha conservadora) que exigían cambios de rumbo radicales después de la derrota en estos comicios y ante las elecciones generales de mayo de 2006.