Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional DOMINGO 24 4 2005 ABC Trujillo convirtió en su vivienda un edificio remozado por el PP para sede ministerial En la casa, que dividió en dos apartamentos, se habían invertido 540.000 euros PALOMA CERVILLA MADRID. La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, llevó a cabo una profunda remodelación en el edificio anexo a la sede principal de su Ministerio, nada más tomar posesión, para utilizarlo como vivienda particular, según ha podido saber ABC. Se da la circunstancia de que el pabellón, al que dio un uso residencial desdoblándolo en dos apartamentos, uno de los cuales ocupa actualmente, acababa de ser rehabilitado para convertirse en sede del From- -un organismo de gestión de fondos pesqueros dependiente del Ministerio de Agricultura- con una inversión de 540.000 euros. 240 metros cuadrados en tres plantas La remodelación que llevó a cabo el Ministerio de Agricultura y Pesca, cuando estaba en manos del Partido Popular, se debió a la pretensión de ubicar en este pabellón la sede del From, un organismo de gestión pesquera que actualmente se encuentra en la calle Ortega y Gasset de la capital madrileña. El pabellón suma en total tres plantas, dos de altura y una planta baja, y cada una de ellas cuenta con una superficie de alrededor de 80 metros cuadrados. El recinto en que se encuentra ubicado albergaba en el momento que se remodeló como futura sede del From una pequeña piscina. La entrada es independiente de la puerta principal de la sede ministerial, ya que se accede por la puerta trasera del mismo. Obras de adaptación La anterior configuración del edificio- -en la confluencia de las madrileñas calles de Joaquín Costa y Balbina Valverde- con un diseño funcional para trabajar adaptado al modelo de oficinas, era al parecer incompatible con el carácter residencial que quería dar al edificio la ministra del gabinete de Zapatero, por lo que habría hecho necesario algunas obras nuevas en un recinto remodelado hacía tan sólo unos meses. Ahora, según supo este periódico, Trujillo comparte el pabellón con la ministra de Cultura, Carmen Calvo. El Ministerio de Vivienda no quiso ayer confirmar ni desmentir a ABC ninguno de los extremos solicitados Pabellón anexo al Ministerio donde se han realizado obras por este periódico sobre la residencia en Madrid de la ministra María Antonia Trujillo, alegando un portavoz oficial que por cuestiones de seguridad no se hace referencia a la vivienda de la ministra ni sobre las obras que se hacen Estas mismas fuentes tampoco quisieron aclarar qué tipo de servicios ministeriales se ubican en este pabellón anexo al edificio principal del Ministerio, si se han hecho o no obras de adaptación respecto a lo que ya había sin JAVIER PRIETO estrenar y si realmente las ministras de Cultura y Vivienda ocupan parte de este edificio o el recinto completo, de forma permanente o temporal como vivienda. La residencia de la ministra ha sido objeto de críticas desde que planteara la posibilidad de construir viviendas de protección oficial de 30 metros para jóvenes en régimen de alquiler. Ésta es la segunda remodelación que la ministra Trujillo habría llevado a cabo en la primera sede que ha ocupa- do en este Ministerio de nueva creación, que se encuentra en un edificio que fue propiedad del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y que durante el anterior Gobierno del PP fue la sede de la Secretaría General de Pesca Marítima. Precisamente, la primera remodelación que ha llevado a cabo la polémica ministra ha afectado a su actual despacho, que en su día fue ocupado por la hoy eurodiputada popular, Carmen Fraga, hija del presidente de la Xunta. El llanto de Aicha en la despedida de su bebé, muerto en una patera ALGECIRAS. El drama humano de miles y ANDRES C. RAGEL miles de subsaharianos que cada año tratan de alcanzar a bordo de pateras las costas españolas en busca de una oportunidad, por mínima que sea, se torna dramático cuando hay muertes en el mar y ni siquiera llegan a atisbar con la mirada la esperanza que persiguen. Pero más, si cabe, se encoge el corazón cuando quien muere en altamar es un bebé en los brazos de su madre. Fue lo que ocurrió el pasado martes, cuando Aicha hacía cábalas sobre la nueva vida que buscaba a bordo de una pequeña lancha neumática cerca de Algeciras. Llevaba con ella a su hija, de tres meses. Pero el frío y la inhumanidad del viaje pudieron con su recién estrenada vida. Ayer, envuelta en una tremenda conmoción, Tarifa despidió al bebé, que fue enterrado en el cementerio de la localidad. Por deseo de su madre, se celebró una misa funeral en una repleta Iglesia de San Mateo que fue oficiada por el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos. Una amiga de Aicha portó el féretro blanco. Aicha, destrozada (detrás) no pudo. El dolor no le dejó.