Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Cultura SÁBADO 23 4 2005 ABC Mariano Barroso: Los actores nos han salvado la vida en este filme b El cineasta ha presentado, en el Festival de Málaga, la película Hormigas en la boca que dio paso a la nueva edición del certamen andaluz JOSÉ EDUARDO ARENAS MÁLAGA. La ciudad andaluza se ha engalanado para la celebración del Festival de Cine que, ya celebrando su octava edición, está situado en el segundo lugar en cuanto a repercusión en los medios se refiere, justo después del de San Sebastián. Ayer se vivió la primera jornada en torno a la proyección del nuevo trabajo de Mariano Barroso, Hormigas en la boca Barroso es un cineasta respetado y querido, que no sólo ha dado paso a la nueva edición del certamen, sino que, además, ha entrado directamente en la sección oficial a concurso. No es el momento de hacer una crítica del filme en su justa medida, ya que este festival mantiene su impronta de plataforma del cine español. Será al final del encuentro cuando se pueda hacer un balance sabiendo la reacción del público y el criterio del jurado. Eduardo Paolozzi, junto a Cherie Blair, en la inauguración de la escultura de Isaac Newton que el artista realizó para la Biblioteca Nacional en Londres, basada en el dibujo de William Blake EPA Eduardo Paolozzi, uno de los fundadores del pop- art británico, muere a los 81 años El artista escocés llevaba cinco años prácticamente paralizado y dedicado fundamentalmente a la escultura, Paolozzi era el artista con mayor número de obras en espacios públicos de Londres E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Eduardo Paolozzi, uno de los fundadores del pop- art en el Reino Unido, falleció ayer a los 81 años en una clínica de Londres. Desde 2000 estaba en una silla de ruedas debido a una enfermedad que también le había dañado el cerebro. A pesar de su condición, el pasado lunes acudió a una galería londinense donde se exponía una retrospectiva de su obra. Hijo de inmigrantes italianos, Paolozzi nació en 1924 en Leith, cerca de Edimburgo. El hecho de que sus padres regentaran una tienda de chocolates y vendieran también tabaco facilitó que de pequeño se aficionara a colecb Hijo de emigrantes italianos, cionar cromos. Esto le llevó a una fascinación por el grafismo y la relación entre el ser humano y la máquina. Estudió arte en el College of Art de Edimburgo y en la escuela Slade de Londres. Durante una estancia en París se vio influido por el surrealismo y el movimiento Dadá. Sus tempranos collages sobre elementos de la cultura popular norteamericana supusieron un acercamiento al pop- art, que contribuyó a introducir en el Reino Unido en los años cincuenta y sesenta del pasado siglo, como figura dirigente del denominado Grupo Independiente del Instituto de Artes Comtemporáneas de Londres. En los setenta pasó al arte abstracto y luego se consagró como escultor. Es uno de los artistas contemporáneos con más obras en espacios públicos de Londres. Especialmente conocidos son sus mosaicos en las paredes de la estación de Metro de Tottenham Court Road, la estatua de Newton en la plaza de la Biblioteca Británica, la figura de Picator en el acceso a la estación de tren de Euston, así como las esculturas en los patios de acceso a la Royal Academy of Arts, el Museo Británico y el Museo de la Ciencia. En 1979 fue nombrado miembro de la Royal Academy y en 1988 recibió de la Reina Isabel II el título de sir Cuando en 2000 sufrió la enfermedad que le ha mantenido parcialmente paralizado estos cinco años, Paolozzi estaba trabajando en diversos proyectos, como los decorados para una producción de La Flauta Mágica y unas puertas de bronce para la catedral de Edimburgo. Había compaginado su carrera creativa con la docencia en diferentes centros londinenses. Impartió la asignatura de diseño textil en la Central School of Art, escultura en St. Martin s School of Art y cerámica en el Royal College of Art. Paolozzi vivía con su mujer y tenía tres hijas. La Cuba de 1958 Barroso ha recurrido en esta ocasión a una novela escrita en 1999 por su hermano Miguel bajo el título Amanecer con hormigas en la boca aunque el tratamiento no es una adaptación literal. De hecho, el personaje femenino, Julia, interpretado por la hermosa Ariadna Gil, es un hombre en la novela. En el reparto nos encontramos con unos espléndidos Eduard Fernández, a quien el maquillaje en algunas escenas le juega una mala pasada, sin que ese detalle quite ni un ápice a su natural versatilidad; Jorge Perugorría, José Luis Gómez y Samuel Claxton. Al cineasta se le notan en la pantalla sus estudios en Estados Unidos por su manera de contar las historias, dado que nunca se advierte la cámara, en esta ocasión en manos de Javier Aguirresarobe. Se retrata La Habana de 1958 de manera bellísima y mítica, con el tono decadente de los últimos momentos de Batista, lo que da pie a un filme de serie negra según el cineasta- que recreó la ciudad durante once semanas, con lo que supone un rodaje y la situación que se vive en Cuba. La labor de los actores ha sido el empuje para contar la historia de Martín Losada, un hombre que, sin saberlo, es un idealista que se define por sus actos: va detrás de algo que piensa que puede existir. Con una filmación llena de incidentes y en una situación de permanente emergencia, ellos, los actores, nos han salvado la vida dice Barroso.