Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23 4 2005 Sociedad 55 Salud Profesión nitaria, pediátrica, trabajo y las ya existentes salud mental y obstétrico- ginecológica. Los aspirantes deberán superar una prueba anual estatal. Los programas de formación marcarán los objetivos y competencias profesionales que deberán adquirir los candidatos al título y determinará un tiempo de formación. El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, que pactó la norma con el Ministerio, cree que el decreto es una apuesta por la calidad, asistencia y seguridad clínica de los pacientes Endocrinología Sanidad aprueba siete especialidades de Enfermería El Consejo de Ministros aprobó ayer el Real Decreto por el que los enfermeros podrán optar a siete especialidades. Este sistema de especialización se llevará a cabo con residencias remuneradas en hospitales, similar a las que realizan los médicos internos residentes (MIR) Las especialidades son enfermería geriátrica, cuidados médico- quirúrgicos, familiar y comu- La insulina inhalada podría comercializarse en un año En menos de un año podría estar disponible la insulina inhalada para el tratamiento de la diabetes tipo 1. La nueva forma de dispensación mejorará la calidad de vida de los diabéticos que pueden necesitar hasta seis inyecciones diarias de insulina. Pero se presume que no será eficaz en todos los casos. González Jurado EPIDEMIOLOGÍA CALEIDOSCOPIO JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ- RÚA Las personas con ligero sobrepeso tienen menos riesgo que las más delgadas Mueren más los obesos y quienes están por debajo de su peso ideal b Un amplio estudio considera INFECCIÓN BUCAL Y RIESGO CARDIACO a primera evidencia científica de que existe una asociación directa entre las bacterias periodontales y las enfermedades cardiovasculares, ha sido aportada por un equipo multidisciplinar de investigadores estadounidenses de las Universidades de Minnesota y Columbia, en la reunión de la Asociación internacional para la Investigación Dental. Estos científicos, dirigidos por el Desvarieux, utilizaron la técnica de la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) para analizar muestras bucales de cerca de 700 voluntarios. No obstante, científicos y clínicos de diversos países sospechan esta relación desde hace años, ya que en pacientes cardiacos se han encontrados bacterias como la Porphyromona gingivalis causante aunque no único de la enfermedad periodontal. La relación entre las enfermedades de las encías y la isquemia coronaria se debería, según los especialistas, al efecto que originan las bacterias en las células implicadas en los complejos mecanismos que provocan arteriosclerosis y su consecuencia más grave, la aterotrombosis. Como recuerda la doctora Débora Vilaboa, desde hace unos tres años diversos estudios habían demostrado estas evidencias a nivel microbiológico, ya que la bacteria Porphyromona gingivalis es la más frecuente en la enfermedad periodontal, pero hay muchas más que son las mismas que se han detectado en autopsias de personas con tromboflebitis e infarto de miocardio. Para esta acreditada especialista, es factible que las bacterias que se desarrollan en la cavidad bucal o los productos que se desprenden de ellas durante el desarrollo de la enfermedad periodontal, se desplacen a través de la corriente sanguínea por otras partes del organismo, donde ocasionan daños que pueden ser irreparables. que el riesgo del sobrepeso se ha exagerado en Estados Unidos y que no constituye la segunda causa de muerte, sino la séptima ABC MADRID. Tener un ligero sobrepeso, sin rayar en la obesidad, podría ser un síntoma de mayor longevidad que la delgadez. Un completo estudio que se ha publicado esta semana en JAMA, la revista de la Sociedad Médica Americana, ha demostrado que las personas rellenitas tienen menos riesgo de morir que las que están por debajo de su peso ideal. El mismo trabajo también encontró un mayor peligro en las obesidades extremas, según los epidemiólogos de los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) que han realizado esta investigación. Aunque el peligro por obesidad era mayor en las personas obesas que en las delgadas. Los científicos realizaron este trabajo para estimar las muertes asociadas en personas con bajo peso, sobrepeso y obesidad en los Estados Unidos en el año 2000, utilizando todos los datos accesibles sobre mortalidad procedentes de las encuestas nacionales sobre salud y nutrición. Se trata de una de las investigaciones más rigurosas que se han realizado de los efectos del peso, controlando factores como el tabaco, la edad, el consumo de alcohol y sofisticados análisis como los que se utilizan para predecir el riesgo de cáncer. L Ni gordo ni flaco, el peso ideal es el sinónimo de longevidad dense y la obesidad pasaría de la segunda causa de muerte en el país a la séptima tras los accidentes de automóvil y las armas de fuego. Algunos expertos norteamericanos ya han advertido que este trabajo no mide la discapacidad o la posibilidad de enfermar. No se tiene en cuenta el riesgo de hipertensión arterial o de colesterol o que las personas con sobrepeso tienen muchas posibilidades de convertirse en obesas y extremadamente obesas. En declaraciones al New ABC Menos muertes El trabajo proporciona cierta tranquilidad en los países donde la preocupación por el sobrepeso empieza a rozar la histeria, como sucede en Estados Unidos. Los cálculos realizados estiman que los kilos de más provocan 25.814 muertes al año en Estados Unidos. Sin embargo, otro trabajo de los CDC realizado en enero había obtenido una cifra 14 veces mayor, cifrando en 365.000 las víctimas anuales de la obesidad. Por tanto, el sobrepeso no sería un riesgo tan elevado para la salud como pensaba el Gobierno estadouni- Investigadores de EE. UU creen que el sobrepeso podría ser un riesgo de salud menor de lo que se piensa York Times Joan Manson, responsable de Medicina Preventiva del Hospital Brigham and Women s de Boston recuerda que un estudio realizado con enfermeras encontró más mortalidad en mujeres con sobrepeso y en aquéllas que estaban a punto de convertirse en obesas. No podemos ser complacientes con esta epidemia dijo. Para los autores de la investigación los datos recogidos ofrecen dudas sobre los riesgos reales de la obesidad en la salud. Y quizá, dicen, estar algo más gordo sea un peligro menor de lo que solíamos pensar Incluso mencionan un artículo que también se publica en JAMA donde investigadores de los CDC cuentan que la presión arterial y los niveles de colesterol son menos prevalentes ahora que hace 30 ó 40 años, gracias a los tratamientos farmacológicos que se están utilizando.