Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad BENEDICTO XVI, NUEVO PAPA ENTREVISTA CON BENEDICTO XV SÁBADO 23 4 2005 ABC ABC realizó una entrevista exclusiva con Benedicto XV en junio de 1915, en plena Guerra Mundial El 6 de junio de 1915, el redactor de ABC José Juan Cadenas fue recibido por Benedicto XV en la residencia del Pontífice en el Vaticano. La entrevista, rica en matices, descripciones detalladas y pinceladas de la personalidad del Papa, ocupó siete páginas del periódico y fue publicada en dos entregas consecutivas, los días 22 y 23 de junio de 1915. El enviado de ABC viajó a Roma en medio de una Europa sumida en el dolor y la tragedia que supuso la Primera Guerra Mundial. ¡La paz ha huido de Europa! Y no se puede hacer nada, nada... Extracto de la entrevista realizada por José Juan Cadenas con Benedicto XV R. BARROSO Penetro en una sala de proporciones enormes, que los rayos del sol inundan de claridad, entrando atropellados por cuatro altísimos ventanales... Me arrodillo y veo acercarse hasta mí una blanca figura bañada de luz... Ante mis ojos aturdidos una ancha esmeralda aplastada... Una mano me ayuda a incorporarme, levantándome del suelo, y una voz suave, cariñosa, familiar, me dice en correcto castellano, arrastrando un poquitín las eses: ¡Buenosss... Así relataba el enviado especial de ABC su encuentro con Benedicto XV el domingo, 6 de junio de 1915. Un hombre menudo, de ojos serenos, grandes, abiertos que miran a través de los redondos cristales de unas gafas bordeadas de concha Un hombre de débil cuerpo pero de gran ánimo, de inteligencia profunda e iluminada y esforzada tenacidad que intentó la paz en un tiempo en el que Europa vivía horas dramáticas en las que el conflicto mundial, lejos de serenarse, se dilataba cada vez más. Una cuestión de la que, con gran pesar, habló el Pontífice durante la entrevista. Benedicto XV fue un gran enamorado de España se combate; lo que no tiene ejemplo es ese procedimiento de destrucción que se emplea en la lucha... Y no se puede hacer nada, nada... Sus ojos se humedecen, hay un sollozo en su garganta, lágrimas en su voz. -Yo confiaba en que todo terminaría pronto- -dice- veía pronto el fin de la lucha; pero este nuevo conflicto que acaba de surgir ha complicado la situación dando mayores proporciones a la tragedia La paz, que parecía avecinarse, ahora se aleja... ¡La paz ha huído de Europa! -El Santo Padre queda inmóvil, silencioso, con la mirada perdida en el vacío... Reza quizá... Pasados unos instantes, cruza las manos con desesperación, y, triste, muy triste repite: -Sí... ¡La paz ha huído de Europa! Trémulo acento ¡La guerra es terrible! -murmura el Pontífice- -Mejor mil veces la neutralidad ¡Ah! ¡Esta guerra... ¡Esta guerra! -suspira el Santo Padre- La fisonomía de Benedicto XV se transforma... Sus facciones adquieren una grave serenidad... Una nube de tristeza empaña sus pupilas, robándolas el brillo... Hasta su voz sufre un cambio rotundo, haciéndose más suave, más dulce, más acariciadora... -No... No es posible hacer nada- -murmura con trémulo acento- -Todo lo que se podía intentar lo hemos intentado... ¡Esta guerra es un horror! Y lo que más espanta es la ferocidad con la que Últimos párrafos de la entrevista de ABC