Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad MATRIMONIOS ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO SÁBADO 23 4 2005 ABC Viene de la página anterior La Iglesia no acepta que los homosexuales sean objeto de burlas, insultos o expresiones inhumanas El Gobierno de Zapatero está llevando las peores cosas de la izquierda y se enfrenta a la tradición López Trujillo también lamentó que la oposición de la Iglesia católica a este tipodemedidas sevea comoalgoretrógrado y recordó que el propio Papa, cuando dirigía la Congregación para la Doctrina de la Fe, ya habló con claridad de lo destructivo que es este tipo de ley, que lleva a la deshumanización Finalmente, el purpurado señaló que la Iglesia no acepta que los homosexuales sean objeto de burlas, insultos o expresiones inhumanas. Son personas que merecen todo nuestro amor, nuestro apoyo y nuestra ayuda El Gobierno advierte que los motivos de conciencia no eximen de cumplir la ley Lanza un mensaje al Vaticano para que no se inmiscuya en su política b El PP no adoptará medidas con- tra Celia Villalobos por romper la disciplina de voto del partido y pronunciarse a favor del matrimonio homosexual en el Congreso MANUEL MARÍN MADRID. El Gobierno respondió ayer con contundencia a las afirmaciones hechas por el presidente del Pontificio Consejo para la Familia del Vaticano, el cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, quien a raíz de la aprobación en España de la ley de matrimonio homosexual ha instado a los católicos, y en especial a los responsables públicos encargados de celebrar esas uniones, a acogerse a la objeción de conciencia para negarse, incluso aunque pierdan su trabajo. La respuesta del Gobierno fue doble: de un lado, respeta el criterio del Vaticano, pero le envía el mensaje de que no debe inmiscuirse en los asuntos de la política nacional de un Gobierno que no hace sino cumplir con el programa electoral que le ha permitido vencer en las urnas; de otro, advirtió de que la ley está para cumplirse y, por tanto, es la propia legislación la que no permite objetores que se nieguen a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. La vergüenza de Zapatero Junto al cardenal Trujillo, otros dirigentes eclesiásticos, tanto en Italia como en España, secundaron las críticas a la iniciativa del Ejecutivo dirigido por José Luis Rodríguez Zapatero. Así, el arzobispo de Cosenza, Salvatore Nunnari, resaltó que la futura legislación ofende al hombre apuntando que el Gobierno de Zapatero está llevando las peores cosas de la izquierda y se está enfrentando contra una tradición que era del pueblo español. Zapatero ha hecho una vergüenza Por su parte, el obispo de Cerdeña, Paolo Atzei, mostró su esperanza de que en Italia no llegue nunca este cáncer, que atenta contra la verdad de la vida y de los seres humanos En nuestro país, algunos prelados se posicionaron en contra del proyecto de ley aprobado por el Congreso. El obispo de Almería, Adolfo González, advirtió de que la decisión del Parlamento traerá indudables y graves consecuencias para la convivencia y para el desarrollo de la persona y recordó la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Constitucional así como que los católicos no deben sentirse determinados por esta norma en su conciencia religiosa y moral Como se recordará, la Conferencia Episcopal emitió el pasado jueves una nota de prensa en la que, sin llamar a la desobediencia civil de los funcionarios católicos, sí recordaba al parlamentario católico su deber moral de expresar clara y públicamente y votar en contra del proyecto de ley que pretenda legalizar las uniones homosexuales Aunque el Episcopado reconocía que sólo la autoridad legítima tiene la potestad de establecer las normas para la regulación de la vida social invitaba a los fieles a hacer todo lo que legítimamente se encuentre en sus manos en nuestro sistema democrático para que las leyes de nuestro país resulten favorables al único verdadero matrimonio Representantes del colectivo homosexual se felicitan por la nueva ley CHEMA BARROSO Respeto hacia la Iglesia Tras la reunión ayer del Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, expresó su absoluto respeto hacia las tesis de la Iglesia en su territorio pero a su vez reivindicó el mismo respeto con quien tiene un compromiso con su electorado, que consiste en ampliar los derechos de los ciudadanos que no interfieren ni perjudican al resto de los ciudadanos y que beneficia a un colectivo que hasta hoy no accedía a determinados derechos Para el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, la objeción de conciencia no se basa en que los funcionarios no cumplan las leyes aprobadas por el Parlamento. Tienen que cumplirlas La objeción de conciencia- -conti- Alfonso Alonso (PP) alcalde de Vitoria: El sexo y la identidad de los contrayentes me es indiferente nuó- -no va referida al incumplimiento por los funcionarios de las normas. Las leyes deben ser cumplidas por todo el mundo, pero sobre todo por los que prestan servicios en la función pública En cualquier caso, el Ejecutivo está convencido de que esta primera fricción con El Vaticano tras la designación de Benedicto XVI no afectará a las relaciones del Estado español con la Santa Sede. El Gobierno ya ha expresado su deseo de seguir manteniendo las relaciones históricas y se podrán llevar a cabo como hasta ahora ha sido, en el ámbito del respeto mutuo y en el cumplimiento de los acuerdos También ayer se conoció que el Par- tido Popular respetará la postura adoptada por su diputada Celia Villalobos, quien votó a favor del matrimonio homosexual en el Pleno del Congreso de los Diputados del pasado jueves, rompiendo así la disciplina de voto de su grupo parlamentario que se pronunció en contra. La secretaria de Política Autonómica y Local del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, justificó la actuación de su compañera explicando que se trata de temas de conciencia en los que dentro de una misma línea en los principios del partido puede haber matices Y al ser preguntada si el PP tomará alguna medida contra Villalobos, señaló que actuará desde ese respeto Otros miembros del PP también manifestaron ayer que no les disgusta la nueva ley, como el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, quien afirmó que casará a parejas homosexuales exactamente igual que a cualquier otro ciudadano. El sexo y la identidad de los contrayentes es igual, y me es indiferente La negativa de un juez podría constituir delito de prevaricación M. J. P- B. MADRID. En España, sólo los jueces encargados del Registro Civil pueden casar a las parejas, ya que ellos son los funcionarios que se ocupan de tramitar el expediente de esa nueva unión. Sin embargo, el acto de celebración del matrimonio puede acontecer ante el juez, un alcalde o un concejal en quien este último delegue, o ante funcionarios consulares y de embajadas en países extranjeros. También el juez del Registro Civil puede delegar en un juez de paz, o en su sustituto, de otra localidad o distrito explican fuentes jurídicas. Pero lo que parece claro es que ninguno de ellos puede negarse a llevar a cabo este acto, ni acoger- se a la objeción de conciencia, pues los funcionarios cuando juran su cargo prometen cumplir con las leyes y una ley obliga siempre y en todo caso. Sólo cuando se ha derogado la norma o es declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional no está en vigor dicen dichas fuentes. Si alguno de estos funcionarios incumple las obliga- ciones propias de su cargo se abriría un expediente disciplinario porque falta a su responsabilidad administrativa. Si un juez no casara a una pareja podría incluso hasta cometer delito de prevaricación, de forma general. Si se niega a resolver se le podrían exigir también responsabilidades penales con sanciones de inhabilitación de su cargo explican.